martes, 12 de diciembre de 2017

Y menos mal que UP/CatComú no tienen propuestas ni programa intensivo de eficacia decente y plurinacional...Algo que se echa de menos en el sarao derechil:Psc/c's/pp. El trío de la milonga, como em el lado indepen, más ocupado en el banderismo ilusorio que en la realidad del seny social y urgente de Catalunya

Pablo Iglesias huye de la épica y apela a PSC y ERC en su primer mitin en Catalunya






Pablo Iglesias y Xavier Domènech, en el mitin de Tarragona.
Pablo Iglesias y Xavier Domènech, en el mitin de Tarragona. CATCOMÚ



Xavier Domènech ha arrancado la segunda semana de campaña de la mano del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien este lunes participó en su primer mitin junto al candidato de Catalunya en Comú para las elecciones catalanas del 21 de diciembre. En Tarragona, Iglesias ha huido de la épica que caracteriza a toda campaña electoral y ha lamentado que según pasan los días "cada vez hay más actores que echan gasolina al fuego". El líder de Podemos ha defendido "la salida Domènech" como única opción para desbloquear la situación en Catalunya y ha apelado expresamente a ERC y al PSC: "¿El 22 de diciembre, qué?".
"Hay verdades a decir aunque sea doloroso", ha señalado Iglesias, que ha mantenido un tono durante todo el acto alejado de lo que se espera de un mitin. El secretario general de Podemos se ha dirigido directamente al PSC de Miquel Iceta, al que ha criticado que "compita con Ciudadanos y el PP a ver quién es más unionista, quién está más a favor del 155". 



Iglesias ha lamentado que los socialistas no rechacen expresamente un Govern con "Arrimadas de presidenta, Albiol de vicepresidente e Iceta bailando entre los dos". "El problema no es que Iceta baile, que está muy bien. El problema es bailar al son de Ciudadanos y del PP. ¿Se imaginan a Girauta pasando revista a los Mossos o a Toni Cantó dirigiendo TV3?", ha apuntado. Y ha concluido con dos preguntas directas al PSC: "¿Se pueden hacer políticas de izquierdas con PP y Cs? ¿Se pueden hacer políticas para desatascar la situación en Catalunya?". Iglesias se ha respondido con otra pregunta, esta vez retórica: "¿No tendría más sentido buscar una alternativa entre progresistas?".
El líder de Podemos ha tenido también palabras para el bloque independentista: "Prometer lo que no se puede cumplir es estafar a los ciudadanos, ¿cuál va a ser la siguiente promesa? ¿Cuál es el siguiente paso del processisme?". "Ni el 155 ni la unilateraildad traerán soluciones", ha zanjado.

La "salida Domènech"

Entre estas opciones "un gobierno de extrema derecha o lo que ya conocemos", Iglesias ha apostado por Xavier Domènech como president de la Generalitat, una "tercera opción que plantea la reconciliación". Una opción "modesta, que no se expresa a voces, que no se envuelve en banderas, que no se venga ni excluye a la mitad de la población", ha señalado. 
Iglesias ha planteado su solución: "una alianza entre progresistas que pensamos diferente; un Gobierno con Xavi Domènech que blinde la autonomía catalana". Una opción que el líder de Podemos ha reconocido que "no es tan épica" como otras. "Pero las cosas del comer no son épicas", ha concluido en referencia a la agenda social que Catalunya en Comú ha puesto sobre la mesa.
Iglesias se ha dirigido al "casi millón de catalanes que están pensando a quién votar. Les pido que se pregunten si los de la reforma del 135, los de las reformas laborales, los amigos de las eléctricas van a hacer algo por ellos". "Va a ser muy difícil. Van a pedir que uséis el voto para vengaros unos de otros. Pido a la gente que se lo está pensando que reflexiones", ha apuntado. Y ha concluido otra vez con una mención a la épica. O a la falta de ella: "Xavi Domènech tiene una solución que no es épica, no se envuelve en banderas. Pero las cosas de comer no son épicas".

Un " tsunami" contra el bloqueo

Los  comunes afrontan los nueve días de campaña que quedan convencidos de que van a superar los vaticinios de las encuestas. Creen haber dado  con un mensaje que cala entre el electorado que todavía no ha decidido su voto. Un millón de personas, según el CIS. Es lo que Domènech ha calificado durante su intervención como "la Catalunya de los olvidados".
Domènech ha advertido de que "los olvidados tienen memoria". Y a ellos se ha dirigido, "al millón de catalanes y catalanas que puede ser el gran tsunami que acabe de una vez con los bloques". "No jugamos a la ruleta rusa con el país y la gente", ha prometido el candidato. "Tenemos la llave y las llaves abren puertas".
"Asumimos las responsabilidad de transformar este país para salir de la situación en la que estamos con un govern para toda Catalunya, no para una parte", ha concluido.

Inversión social: del 21% al 28%

Los  comunes comienzan a aterrizar las condiciones que pondrán en la negociación a múltiples bandas que se abrirán a partir del 22 de diciembre para un posible Gobierno "transversal" que rompa con los actuales bloques. 
CatComú propone fijar un suelo de inversión social para pasar del 21% al 28% del PIB en ocho años. En el plano fiscal, Domènech ha apostado por recuperar el impuesto de sucesiones y modificar el de patrimonio. Además, plantea la necesidad de un IRPF más progresivo y más justo dirigido a quienes ganen más de 60.000 euros, un 3,8% del total de contribuyentes catalanes según sus cálculos.
Domènech también propone un impuesto nuevo para las grandes entidades financieras poseedoras de viviendas vacías mientras se ampliarían las bonificaciones y deducciones a autónomos y pequeñas y medianas empresas.
Los  comunes también plantean la necesidad de que Catalunya recupere su capacidad de negociar con el Estado. Para ello, Domènech propone superar el actual marco estatutario para avanzar hacia más autogobierno y con la bilateralidad como horizonte.
Una idea que ya propuso ante el Cercle d’Economia, donde el candidato de Catalunya en Comú pidió un  "Nuevo Acuerdo político, social y económico" que permita "superar el marco estatutario actual", permita "blindar los derechos sociales", establecer con claridad las competencias "exclusivas, compartidas y cedidas", establecer "una relación bilateral" con el Estado y apostar por "una Hacienda propia".
Domènech defiende además que España tiene que reconocer a Catalunya como una nación. Una nación soberana, con capacidad para decidir su propio futuro. CatComú plantea una Ley de Claridad que, como la que existe en Canadá, fije las condiciones para hacer un referéndum pactado.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Garzón no descarta un pacto con ERC y PSC en Catalunya: "Si estuvieran a la altura, pondrían como preferencia resolver los problemas sociales"


Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida, no descarta un futuro pacto en Catalunya con ERC y PSC tras las elecciones del 21D: "Si estuvieran a la altura de las circunstancias, pondrían como preferencia resolver los problemas sociales".
En una entrevista en Radio Cable, Garzón ha comentado que "el eje central tiene que ser la cuestión social" a la hora de establecer futuras alianzas para formar gobierno en Catalunya. Dice que "no se trata de un problema de siglas, sino de programa".
Para él, es necesario preguntarse si PSC y ERC "están dispuestos a priorizar los problemas sociales en vez de priorizar las alianzas con PP y Ciudadanos o la independencia de Catalunya".
Garzón ha recordado que IU defiende una "España unida en la diversidad": "No somos un país homogéneo y centralista, como han querido defender las derechas. Somos una España plurinacional, donde existen sentimientos nacionales, los cuales no comparto porque no soy nacionalista".
También ha defendido que hace falta una reforma de la constitución y rechaza que la postura de su partido pueda etiquetarse como "constitucionalista". "Esta constitución esta agotada, no se nos puede poner en el mismo equipo que PP, Ciudadanos o PSOE", ha comentado.
Alberto Garzón, frente al cuadro 'El  abrazo' en el Congreso.

Dos grandes errores

Entrevista a Artur Más ExPresident de la Generalitat de Catalunya
Artur Más expresident de la Generalitat de Catalunya. ©SANDRA LÁZARO
Enric Juliana, el pasado sábado en un artículo en La Vanguardia, calificaba la decisión de Artur Mas de finales de septiembre de 2012 de disolver el Parlament y convocar nuevas elecciones como el “gran error” que había conducido a Catalunya, y por extensión a España, a la situación en que ahora mismo nos encontramos.
Pienso que Juliana no quería decir que en esa decisión estuviera “el origen” del enorme pandemónium (“lugar en que hay mucho ruido y confusión” RAE) en que se han convertido Catalunya y España, pero sí que había sido el “detonante” de la ciclogénesis explosiva que nos ha traído hasta aquí.
Con esta lectura de su artículo coincido plenamente con él. Sin aquella decisión nada de lo que ha ocurrido en el interior del sistema político catalán habría sido lo que ha sido. Por lo pronto, no habría desaparecido CiU, que era, con mucha diferencia, el partido que, dentro de la opción nacionalista, daba estabilidad política a Catalunya y, como consecuencia de ello, a la relación de Catalunya con el Estado.
Con dicha decisión, Artur Mas puso en marcha un proceso hacia la independencia que dividía de manera inmanejable a la sociedad catalana. Alimentaba, por una parte, la “ilusión” de una parte muy numerosa de dicha sociedad, pero provocaba, por otra, una “angustia” extraordinaria en otra parte igual de numerosa. El proceso que una parte viviría como un “sueño”, se convertiría para la otra en una “pesadilla”.
Lo que más me sorprende de esta decisión del President Mas es que él mismo, en el discurso de investidura de 2010, había anticipado este riesgo y, por eso mismo, había excluido la posibilidad de convocar un referéndum. “Es responsabilidad de un Presidente… no cerrar las puertas a los anhelos de un pueblo, así como evitar fracturas internas”, fueron sus significativas palabras. Derecho a decidir sí, pero referéndum, no.
Con esta ambigüedad en su discurso, Artur Mas no conseguiría el apoyo de ningún partido, siendo investido finalmente gracias a la abstención del PSC.
En 2012, con la decisión de convocar elecciones, CiU pasaría de 62 a 50 escaños y, como consecuencia de ello, perdió el control de la situación que tenía en la anterior legislatura. En 2010 ERC se ofreció a apoyar la investidura de Artur Mas sin exigir la convocatoria del referéndum. Mas no aceptó el ofrecimiento temiendo la posible pérdida de autonomía en el curso de la legislatura. En 2012 ERC exigiría el compromiso de la convocatoria del referéndum para apoyar la investidura.
Como Artur Mas se temía, “no cerrar las puertas a los anhelos de un pueblo”, que es lo que la convocatoria del referéndum suponía, entrañaba el riesgo cierto de “fracturas internas” en el seno de dicho pueblo. El salto de la Autonomía a la Independencia conllevaría la división de la sociedad catalana en dos bloques de tamaño similar. Todos los resultados electorales desde entonces lo vienen certificando.
En esas estábamos cuando se ha producido la aplicación del artículo 155 CE. Y la aplicación de dicho artículo de la forma en que se ha hecho, ha dado un paso más en esa dirección. Hacer uso del 155 CE para convocar elecciones podía contribuir a encontrar una salida de esa división en bloques. Pero aprovechar el 155 CE para poner en marcha querellas por delito de rebelión contra los miembros del Govern y de la Mesa del Parlament no ante los órganos judiciales radicados en Catalunya, sino en Madrid, no puede conducir más que a cimentar todavía más la división política de la sociedad catalana. El recurso al 155 CE podría haber abierto una puerta, pero ha conducido a todo lo contrario, a cerrar todavía más cualquier posible salida.
El PSOE no debería haber apoyado el recurso al 155 CE sin garantías previas por el presidente del Gobierno de que ordenaría a la Fiscalía General del Estado la no interposición de querellas en periodo electoral. La formación de un sedicente bloque “constitucionalista” haciendo uso simultáneamente de la fuerza represiva del Estado en su máxima expresión contra sus adversarios electorales, no puede conducir nada más que a lo que está conduciendo.
Con la amenaza del delito de rebelión no hay manera no ya de hacer desaparecer, sino de debilitar siquiera, la consistencia de la línea divisoria que separa políticamente a la sociedad catalana. Con la aplicación que se ha hecho del 155 CE se ha convertido el Código Penal en la Constitución. Y con el Código Penal como Constitución no hay manera de salir de donde estamos.
El 155 CE se ha aplicado de una manera disparatada. Se ha introducido una célula cancerígena en el sistema político español. O se entiende así y se reacciona adecuadamente o se puede llevar por delante no el ejercicio del derecho a la autonomía en Catalunya, sino todo el ordenamiento constitucional en España.
El error de 2012 del nacionalismo catalán me parece indiscutible. Pero el error de los partidos sedicentemente constitucionalistas en 2017 no me lo parece menos.
Ya se han cometido. Ahora hay que buscar la forma de enmendarlos. Todavía hay tiempo.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Patraix solidario y puertas abiertas, invita

Queremos invitaros a la presentación del nuevo Boletín Altaveu el próximo viernes 15 de diciembre de 18:00 a 20:00 horas en Sankofa Espai Intercultural en el barrio de Patraix (C/Beata Inés 10). 

El Boletín ALTAVEU es una publicación en la que se presenta información sobre asilo, así como testimonios de personas refugiadas y solicitantes de Protección Internacional que viven en València.

A través de varios artículos, entrevistas y escritos, se exponen las razones por las que muchas personas tienen que huir de sus países en busca de un lugar más seguro donde vivir.

Desde el proyecto La Nostra Ciutat, el teu refugi, desarrollado por las ONG Accem, CEAR y Cruz Roja, con la financiación del Ayuntamiento de València, queremos hacer llegar el mensaje de quienes han solicitado protección internacional  al resto de la ciudadanía.

Os invitamos a venir a la presentación el próximo 15 de diciembre para formar parte de este movimiento ciudadano en pro de los Derechos Humanos.
Durante el evento se proyectarán los vídeos del proyecto “La nostra ciutat, el teu refugi”, habrá una charla coloquio y picaeta. Además, podréis disfrutar de nuestras dos exposiciones fotográficas: "Un refugio para la libertad" y “Refugiados: relatos de un viaje”. 

postal-altaveu-_redes.jpg
Esperamos veros!

Campaña "Una Nueva Constitución para un nuevo país"

IU informa y aclara

La Izquierda - Boletín electrónico de Izquierda Unida
Boletín de Izquierda Unida. 10 de diciembre 2017 - Número 95, IV época.
IU en Twitter IU en Facebook IU en Instagram IU en Youtube IU en Flickr IU en Flickr


La Semana de IU
Comunicado de IU acerca de la pregunta a la Comisión Europea de la eurodiputada Lidia Senra en la que pone en duda la eficacia de las vacunas Comunicado de IU acerca de la pregunta escrita a la Comisión Europea de la eurodiputada tránsfuga Lidia Senra en la que pone en duda la eficacia de las vacunas
Desde IU nos desmarcamos por completo y consideramos un error y una irresponsabilidad la pregunta escrita a la Comisión Europea de la eurodiputada Lidia Senra en la que pone en duda la eficacia de las vacunas. Además, desde IU recordamos que Lidia Senra no solo no forma parte de nuestra organización, sino que abandonó de manera unilateral hace más de un año la delegación de la Izquierda Plural por la que concurrió y consiguió el acta de eurodiputada en 2014
IU plantea que el Congreso cambie sus contratos de energía “desde las comercializadoras del oligopolio” hacia las que la “suministran cien por cien verde y basadas en la economía social” IU plantea que el Congreso cambie sus contratos de energía “desde las comercializadoras del oligopolio” hacia las que la “suministran cien por cien verde y basadas en la economía social”
Alberto Garzón firma la iniciativa registrada con el objetivo de que la Cámara Baja declare “su compromiso de primar la electricidad ecológica cuando adjudique el contrato de suministro de energía eléctrica para sus edificios”, actuación que se encuadra en la campaña lanzada en noviembre bajo el nombre de ‘Cambia de Bando’
Eva García Sempere remite una carta al ministro Zoido en el 40 aniversario del asesinato de García Caparrós para que haga público un informe policial secreto que arroja luz sobre el crimenEva García Sempere remite una carta al ministro Zoido en el 40 aniversario del asesinato de García Caparrós para que haga público un informe policial secreto que arroja luz sobre el crimen
La parlamentaria malagueña de IU, la única con autorización para consultar la documentación conservada en el Congreso, explica al titular de Interior en su misiva que “el 14 de diciembre de 1977, el Subdirector General de Seguridad, perteneciente al entonces Ministerio de Gobernación, José Sainz, firmaba un informe donde se indicaba que uno de los disparos de la Policía Armada había causado la muerte” del joven de 18 años que asistía a una manifestación por la Autonomía andaluza
#YoApoyoAIU
Izquierda Unida TV
Área
Campaña "Cambia de bando"
Federaciones
IU Federal

El laicismo es el remedio para un estado deforme que convierte la política en novenas y las letanías en política. Así nos va. Para eso celebramos mañana el día internacional del laicismo y la libertad de conciencia.

laicismo.org

Actos en Valencia el día 12 de diciembre

El día 12 de diciembre se celebran en Valencia los actos conmemorativos del día 9 de diciembre, día Internacional por el Laicismo y la Libertad de Conciencia.
Organizado por Valencia Laica, AVALL (Associació Valenciana d’Ateus y Lliurepensadors y la Logia Blasco Ibáñez (GODF), el día 12 de diciembre se celebrarán diferentes actos.
  • A las 19:00 horas. Parlamento de las entidades convocantes en el Centro de Cultural LA NAU. Universitat de Valencia
  • A las 20:00 horas. Homenaje a Gaietà Ripoll (Último asesinado por la Inquisición en Valencia). En las escalinatas del Mercado Central de Valencia, con performance a cargo de la actriz Lola López.

Nosotras, las ciudades, reclamamos el derecho a la vivienda

11 Dic 2017 Público


José Manuel Calvo
Concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid
Josep Maria Montaner
Concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona
María Oliver
Concejala de Vivienda del Ayuntamiento de Valencia
Pablo Híjar
Concejal de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza
Xiao Varela
Concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda del Ayuntamiento de A Coruña
Eva Tubío
Concejala de Vivienda, Cultura, Salud y Protección Animal del Ayuntamiento de Cádiz
Jorge Duarte
Concejal de Espacios Ciudadanos, Derecho a la Vivienda, Movilidad y Relaciones  Vecinales del Ayuntamiento de Santiago de Compostela
Ahora que está a punto de aprobarse el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, A Coruña, Cádiz y Santiago de Compostela reclamamos medidas urgentes e imprescindibles para garantizar el derecho a vivir dignamente en la ciudad.
Para ello es necesario un cambio estructural que potencie, en primer lugar, la dignificación del alquiler. Consideramos imprescindible impulsar reformas legales que protejan a las personas que viven de alquiler. Esto significa modificar la Ley de Arrendamientos Urbanos para alargar la duración de los contratos de 3 a 5 años, e impedir aumentos indiscriminados de los precios entre contrato y contrato. En países como Francia, Holanda y Alemania los municipios disponen de competencias para regular los alquileres. En España también deberíamos disponer de índices de precios de referencia que permitan dirigir las ayudas a la rehabilitación a los propietarios que alquilen a precios asequibles, y penalizar, en cambio, los incrementos abusivos de las rentas. El Plan, sin embargo, pasa de largo de una cuestión tan importante como es dar seguridad al alquiler.
Otro aspecto fundamental para promover el derecho a la vivienda es el impulso de una política fiscal que acabe con la especulación inmobiliaria. Se trataría entre otros aspectos de acabar con los privilegios fiscales de las SOCIMIS, unas empresas cuyas ganancias superan los 5.000 millones de euros, gracias a excepciones de tributos y bonificaciones fiscales y cuyo negocio consiste en convertir viviendas en pisos de lujo expulsando al vecindario  y en contra del derecho a la ciudad.
Esta política es la misma que promueve casas sin gente regalando la tarjeta de residencia a personas extranjeras que compren viviendas de más de 500.000€ y apostando porque la SAREB ceda voluntariamente sus viviendas vacías, cuando sabemos perfectamente que estos convenios voluntarios han sido un fracaso rotundo.
Las ciudades, en cambio, tal y como ya sucede en Austria y Canadá exigimos que se penalice fiscalmente la compra de vivienda habitual por parte de personas o entidades extranjeras no residentes, y que la cesión de viviendas vacías de la SAREB sea obligatoria.
Igualarnos con los países más avanzados también supone converger a nivel presupuestario. Es decir, pasar del 0’059% de inversión actual del PIB a un 1’5%. Y para ello es imprescindible romper con la tendencia actual de recortes de más de 1.000 millones en vivienda en los últimos 8 años. En concreto, para revertir la situación, es preciso que el presupuesto para 2018 se incremente desde los 467 millones actuales hasta los 2.000 millones de euros.
Tan sólo una decidida inversión será capaz de superar el ridículo 2% de vivienda pública disponible en España y acercarnos al promedio de 15% disponible en los países de la Unión Europea.Inversión pública y medidas de tipo financiero, como que el Instituto de Crédito Oficial disponga de líneas de financiación específicas para proyectos de vivienda protegida; que desde el Gobierno se dé apoyo técnico y financiero para solicitar financiación y ayudas europeas; y que se establezca un estudio sobre sistemas de financiación de vivienda pública, social y asequible para conseguir la convergencia europea.
Y es vital reconocer nuevos modelos de tenencia, como el derecho de superficie en cesión de uso que garantiza la propiedad pública del suelo, promoviendo nuevas experiencias como la “co-vivienda”o la “masovería urbana”.
Por último, las ayudas a la rehabilitación han de priorizar a los pequeños propietarios, y han de prever  medidas para que las mejoras que se realizan con fondos públicos no puedan repercutir en un aumento excesivo del alquiler, expulsando a vecinos y vecinas. Una rehabilitación que ha de ser proactiva, para intervenir en los barrios más necesitados, y dirigida al ahorro energético.
Los Ayuntamientos somos las administraciones más próximas a la ciudadanía y, por tanto, las que sufrimos más directamente la falta de recursos y políticas estatales que garanticen realmente el derecho a la vivienda, especialmente para las unidades de convivencia más vulnerables. En la medida que somos las ciudades las que debemos afrontar directamente la emergencia habitacional, somos las que tenemos el derecho y el deber de reclamar un cambio imprescindible.

Cuando la verdad escandaliza mucho más que la mentira como sistema


La bisexualidad de una alcaldesa



eldiario.es



Ada Colau, alcaldesa de Barcelona Ada Colau, alcaldesa de Barcelona EFE / Luca Piergiovanni

Ada Colau  verbalizó en la tele su bisexualidad y ha habido una avalancha de reacciones. Tal avalancha demuestra que, en una sociedad como la nuestra, la diversidad sexual no está normalizada. De ahí la importancia de que lo hiciera. Lo dijo, además, con la misma naturalidad que si hubiera dicho que tuvo un novio en Cuenca. Y esa naturalidad es más importante aún: fue la representación de lo que viven muchas personas en esta sociedad que, sin embargo, reacciona a ello como si hubiera dicho que tuvo una novia extraterrestre.
Ha habido medios que se han referido a sus declaraciones con el término “confesión”, como si fuera algo que Colau hubiera tenido oculto, a pesar de que ella misma ha comentado que su novia estaba, como es lógico, perfectamente integrada en su familia, y que todo su entorno lo supo siempre y lo vivió con naturalidad. La misma naturalidad con la que lo ha contado cuando se ha presentado la ocasión. Hacerlo así supone precisamente desmontar la estructura de homofobia y machismo que considera confesión lo que no es sino visibilidad de lo que no debe estar oculto.


Por supuesto, no han faltado quienes han acusado a Colau de oportunismo electoralista por verbalizar su bisexualidad. Es una acusación manipuladora, dado que lo mismo podría decirse de cualquier cosa que haga o diga cualquier candidato en periodo de campaña o cualquier político, como ella, que apoye a una candidatura. Con la diferencia de que, incluso aceptando que puedan ser electoralistas, hay gestos y gestos: algunos no sirven para nada y otros sirven para mucho. El de Colau sirve para mucho: empodera, da fuerza, seguridad y apoyo a muchas personas, acaso muy jóvenes, que son víctimas de esa homofobia machista. Por tanto, es muy de agradecer, en cualquier caso, que una política aproveche la campaña electoral de su formación para lanzar mensajes de tanta importancia social. Una importancia que es política, por más que haya voces interesadas que insistan en que lo de la novia italiana de Colau pertenece a su vida privada. No: como ya nos dijera el feminismo, máxime cuando está sometido a opresión y discriminación, lo personal es político.
La verbalización de Colau sobre sus intentos de violación y, ahora, sobre su bisexualidad adquiere una profunda dimensión política. De esa verbalización emana la visión de una sociedad más libre y justa, es decir, más avanzada. Una visión que, inevitablemente, marca las políticas de la que fue activista y es alcaldesa de Barcelona. Una visión que entiende que todo proceso político actual ha de ser necesariamente feminista.
Pero es que a Colau hay muchos que no le perdonan que haya llegado a alcaldesa de Barcelona, precisamente por ser la activista a la que conocimos echando un mítico rapapolvo en el Congreso de los Diputados a bancos y patronal (el poder de los desahucios) y por ser una alcaldesa explícitamente feminista. Recordemos al concejal del PP Óscar Bermán, quien se atrevió a escupir que "en una sociedad seria y sana, Ada Colau estaría limpiando suelos y no de alcaldesa de Barcelona". Recordemos los ofensivos términos en los que ha sido calificada por periodistas ultracipotudos como Carlos Herrera, Salvador Sostres o Arcadi Espada (por cierto, fundador y apoyo mediático de Ciudadanos).
Tampoco ha faltado quien ha hecho broma fácil con la “ambigüedad” de Colau, relacionando su bisexualidad (que no tiene nada de ambiguo: te atraen las mujeres y te atraen los hombres) con sus posiciones durante los últimos capítulos de procés. Porque eso tampoco se le perdona. La alcaldesa de Barcelona, que siempre ha dicho que no es independentista, ha tenido el papel más difícil en estos meses: seguir gobernando para todos los ciudadanos, independentistas o no, y recibiendo la presión de unos y otros para que hiciese algo que no debía: decantarse. Al tiempo, ha tenido que seguir trabajando con socios políticos como el PSC, hasta que el apoyo del PSOE a la aplicación del 155 lo hizo inviable. A pesar de condenar con contundencia la brutalidad policial del 1-O, la han acusado de equidistancia, tergiversando la ecuanimidad que exige su cargo y que ella ha logrado, a veces a duras penas, mantener. En otros mandatarios esa responsabilidad se habría considerado altura política. En ella se ha tachado de poltronismo.
A Colau, en fin, se la ataca por todo, incluido lo mejor. Ha dicho que está “radicalmente en contra de la DUI, pero también del abuso de la prisión preventiva, que no queremos ni para independentistas ni para nadie”, pero de nada sirve que demuestre la sensatez que tantos piden, se ve que con la boca pequeña. Ahora también la atacan por haber tenido la naturalidad de verbalizar lo que somos muchas: bisexual. Naturalidad que en esta sociedad homófoba y machista aún hay, lamentablemente, que calificar también de valentía. 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 

Todo el proceso de acoso y derribo de la nueva sociedad española está quedando al descubierto día tras días. Si no es que Unidos Podemos va cuesta abajo, es que Catalunya en Comú es proindepen, oportunista, equidistante o incapaz de definirse por un bando o por otro y de no andar por la vida peagados a las banderas. 
Ahora le toca el turno a Colau, tras los christmas nazis -puros delitos de odio aun sin calificar por "la justicia"- de la policía municipal de Madrid dedicados a Carmena, tras el penoso escrache amenazante de los ultras valencianos en la puerta de la casa de Oltra. Los residuos enquistados del franquismo además de fosilizados en el Pleistoceno en la política más carca e impresentable, están muertos de miedo. 
Ya no es la función de Colau como alcaldesa lo que critican, ahora es también su mundo privado, su forma de entender y vivir su sexualidad.
Qué escándalo, y sobre todo que lo cuente en la tele xd! Porque en privado se puede hacer de todo, para eso somos liberales neocon, desde ser homosexual hacer el paripé y casarse y hasta tener hijos con una mujer (de momento sólo se puede ser padre por esa vía, natural o de alquiler) como tapadera profesional y siempre que no se sepa lo que hay, al mismo tiempo que se va a misa los domingos, se deja morir a los refugiados en el mar, en las vallas o en los CIEs, y se roba al estado a manos llenas, creando una miseria inhumana y en las antípodas de esos  evangelios que el cura lee en la iglesia para que le escuche la arquitectura gótica, las vidrieras  y los retablos barrocos, porque la inmensa mayoría de los fieles está en la inopia y ya hasta se dan la paz por el guasap y comulgan por Amazon, aunque hagan el paripé en el templo. Mientras se reciben los sacramentos de manos sucísimas de curas sexópatas y pederastas, que se van trasladando de parroquia en parroquia desde donde predican que hay que perdonar cualquier cosa y seguir poniendo la otra mejilla para que la violen también. Anoche vi Salvados y me quedé más horrorizada que de costumbre, ante el culto a la hipocresía de esa iglesia, en la que ni siquiera escribir al papa tiene la menor importancia para el llamado derecho canónico, que el papa aprueba in tacendo et de facto, -si no fuese así lo cambiaría que para eso es el chamán supremo y jefe absoluto de su estado, nada menos que el lugarteniente de dios, ¡pordiós!- y suspendería ad divinis a los interfectos, en vez de seguir la estrategia del perro tan ladrador como poco mordedor, del shakespeariano mucho ruido y pocas nueces. Justo, el modus vivendi et operandi de la derecha española. Hipocresía, mucho más parecida a los fariseos que a Jesús de Nazaret. Esta iglesia  mayoritariamente está por Judas, como dejó clarito Ratzinger cuando defendía al colega de las treinta monedas afirmando que sin Judas Jesucristo no se habría revalidado como hijo de Dios (qué manera tan cutre y mísera de entender los recursos de  dios y, en concreto, a Jesús).
Lo mismo que se bendice el pecado porque cuando dices que te arrepientes te da un subidón de energía redentora y por eso es tan normal y tan 'humano' pecar para poder ser perdonados una vez y otra. Ninguna serie de tv te va emocionar tanto como sentir que alguien dio su vida en una cruz infame que adoras para que tú sin reparar en las consecuencias, peques, te confieses, reces padrenuestros y vuelvas a pecar, como beben y vuelven a beber los peces en el río del villancico. Tiene narices a lo que se agarran para ser cada vez peores y más cínicos.

Claro que el perdón es imprescindible en la relaciones humanas, pero para que se active de verdad y valga para algo, hay que cambiar y dejar de jugar al arrepentimiento de sacristía quitaypón, para regenerarse en la práctica consciente. Y no estar enganchados al pecar-arrepentirse-pecar, etc...ad infinitum, porque me da la gana y luego ya si eso se lo cuento al colega que me absuelve, porque él seguramente está como yo: es un santo pecador/un pecador santo, como nuestra querida puta-santamadre iglesia ( lo de puta que conste que no es cosa mía sino del Apocalipsis de Juan evangelista, el de Patmos, que la lama ramera innumerables veces a lo largo de su relato reveladory como se ve no se equivocó ni chispa en el calificativo ni en el relato).
Cuando Jesús perdonaba, añadía una cosa muy importante que a la iglesia le da yuyu: estás perdonado/a, vete en paz y no peques más. El arrepentimiento no es una aspirina social ni espiritual para salir del paso, sino un hecho antropológico de cambio de ruta, de mirada, de entendimiento e iluminación, de madurez de la conciencia, no un numerito masoquista y de farándula ritual. Es el sentido de la conversión -literalmente, en latín, darse la vuelta como un jersey o girar 180º-. Dar un cambio vital, libre y autoconsciente, que en los primeros tiempos del posterior cristianismo, tras un intenso período de introspección personal y de profundización en el mensaje de Jesús y en su ejemplo de vida cotidiana, que se asumía como maestría para sí mismo, se celebraba con una confesión pública de la vida que se había llevado hasta entonces y una  inmersión completa en agua, y un posterior resurgir de ese ahogamiento simbólico del pasado, con una nueva vida.

La iglesia católica, con las prisas y la ambición por propagarse, como un partido político, sustituyó ese largo e intenso camino personal por el apaño del bautismo de los recién nacidos que ya, como nos ha pasado en España con el franquismo, quedan encadenados a lo atado y bien atado, que al parecer le adjudican a Jesús: 'lo que atéis o desatéis en la tierra quedará atado o  desatado en el cielo', entendido a su bola cratófila, claro. Jesús no se refería a atar personas, vidas, ni devociones heredadas al destino del hombre, sino a la responsabilidad transcendente de lo que hacemos, omitimos o deshacemos en nuestra vida. Añadiendo que todo tiene consecuencias cósmicas, como ahora está descubriendo la física cuántica con las sincronicidades o el efecto mariposa. 

Esa peña malformada y por ello deforme, que es la esencia de la hipocresía endógena mediante el miedo, se permite criticar y tirar piedras a quien tiene el valor de no mentir en público cuando le preguntan por sus intimidades. Es cierto que Ada Colau podría no haber contestado a la pregunta, está en su derecho, pero prefirió decir la verdad, una actitud ética y coherente que es la base de todo activismo y comportamiento decente. Si queremos un mundo más humano y mejor, no podemos ni queremos mentir en nada, aunque no tenemos por qué contestar lo que no le importa a nadie más que a una misma. Pero Colau elige explicar el hecho bisexual en primera persona y lo hace como un testimonio activista y pedagógico, no como propaganda electoral, porque al mismo tiempo que supuestamente ese hecho podría capitalizarse para los votos, también le va  quitar muchos votos de los que piensan votarle pero no aceptan la bisexualidad. El argumentario pepero es tan zafio y grotesco que no se entiende que ganen si no es a base de  pucherazo. Esas acusaciones son de la escuela del refrán: piensa el ladrón que todos son de su condición, porque ellos sí usarían algo semejante como propaganda electoral y de partido si tuviesen la seguridad de que les va a dar votos. 

Posiblemente el pp se lavó por primera y única vez las legañas machistas y discriminadoras de su oposición frontal a la Ley de Igualdad, como si nunca hubiesen rechazado,criticado e impedido los derechos de los LGTBI: celebraron su cambio de visión sin reconocerlo jamás en la Ley de Igualdad, y a título póstumo, en la boda de Maroto con una alegría y un jolgorio astracanil que resultó esperpéntico, pero la España sana y normal no le acusó de nada retorcido, falso o estratégico, sino que se alegró mucho y sinceramente de que los torquemadas a piñón fijo de siempre diesen señales de estar entrando en un estado más lúcido, más humano y  menos cafre, dando un salto cualitativo desde el medievo al siglo XXI. Claro, que aún les queda mucho por reconocer en ese sentido y en todos. El pp no conoce todavía el valor ético del arrepentimiento, del pedir perdón con propósito de enmienda social que es mucho más urgente que privado y en confesión que al parecer no cambia nada precisamente porque no es pública y no compromete ni vincula la responsabilidad. Los primeros cristianos sólo se confesaban una vez y era en público, ¿por qué? Para que quedase atado y bien atado su compromiso social de no volver a las andadas porque entonces ya dejarían de ser creíbles y válidos para ellos mismos y para su entorno. El tejemaneje de la confesión ha emppobrecido irremediablemente la capacidad digna de asumir nuestras responsabilidades. Nos ha privado durante casi veinte siglos de la transparencia, de la verdad íntima y compartida y del derecho a ser lo que se parece y parecer lo que se es. 

A Jesús de Nazaret no le habría escandalizado para nada el hecho de que Ada Colau reconociese en público su bisexualidad. Sólo contarían para él su sinceridad, la limpieza de su corazón inteligente y solidario y todos los seres humanos que gracias a su trabajo y a su empreño incansable, salvaron sus casas y sus vidas condenadas a la ruina segura, sin techo y pagando una hipoteca interminable y en demasiadas ocasiones al suicidio. Asuntos enojosos pero 'normales' que a los devotos escandalizados del pp y compañía c's-psoe, les importaron un rábano en su momento tanto como ahora mismo. 

Parece mentira que el pp y sus huestes sean tan católicos y tan poco cristianos. España tiene que liberarse urgentemente de la peor de sus ataduras: la hipocresía farisaica como conducta habitual, casposa, meapilas, miedosa, cegata  y bastante estúpida.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Elecciones bajo sospecha


Cada día que se descuenta hacia las elecciones catalanas aumenta la sensación generalizada de lo turbio. Como una nube de contaminación amañada entre los poderes aposentados en las secuelas del 78, con los medios a sus pies, para que esas elecciones resulten un plebiscito, no por el indenpendentismo sino por el más de lo mismo. Las encuestas no son creíbles, lo de c's como opción irreversible es ya tan descarado para quien conoce Catalunya, que raya en lo esperpéntico. Y está dejando entrever demasiadas maniobras orquestales en la oscuridad. 
La repentina promoción de Iceta como árbitro posible capaz de hacer presidenta a Arrimadas es ya un descaro. Y una solución patética para un país como Catalunya, con una conciencia clarísima de su soberanismo natural, y no por eso separatista. El discurso de c's es anticatalán, desnaturalizado para esa tierra. Es como un santo con dos pistolas. Suena a falso y postizo por todas partes, es como el de Albiol pero con sacarina y leche descremada, cuesta trabajo imaginar que el psoe que Maragall representó pueda dar la presidencia a los naranjitos por más que se maquillen y se disfracen, con tal de que los republicanos, la parte más sensata del Pdcat, lo que quede presentable del Psc y los Comunes no salgan a flote como opciones posibles para gobernar juntos. Al menos el psoe dispuso en su día de un Pascual Maragall, cuyo discurso y sensatez dialogante recuerda mucho más al de Xavi Domènech que al de Iceta. Por otra parte ERC tendría todas las de ganar si los discursos y salidas floklóricas y estrepitosas como las de Rufián no espantasen a  la gente que c's pretende arrastrar. Eso por un lado. 

Por otro lado está el mosqueo del pucherazo flotando sobre las elecciones como una espada de Damocles pro-chanchullo. Es vital que partidos decentes y ciudadanía ídem exijan sin parar tres requisitos imprescindibles en una verdadera democracia:

1) Que además del control in situ de las mesas y las urnas por parte de  los interventores y apoderados delegados de todos los partidos a lo largo de la jornada electoral, se convoque  una representación ciudadana políticamente "laica" para dar fe de la escrupulosa exactitud de los datos , como se hace con las mesas electorales, y que esté presente en todo el proceso: de las mesas, al juzgado, tanto en la emisión, en el traslado de las actas  como en la recepción y comunicación final de los resultados, una vez hecho el recuento de los votos especialmente.

2) Se debe exigir  que se suprima la destrucción de las papeletas una vez hecho el recuento de votos en los colegios electorales  y se posponga la eliminación por lo menos un mes. Porque si hay reclamaciones posteriores  sobre las actas, tras hacer públicos los resultados, tal y como se hace ahora no hay posibilidad material de comprobar que el número de  papeletas de todos los partidos se corresponde con el número de votos que se dan desde los medios.

3) Es imprescindible que la recepción y publicación de los datos como la emisión de los mismos no estén realizadas por empresas privadas que se contratan por el Gobierno a gusto y presupuesto de quienes gobiernen en cada ocasión, sino por funcionarios del estado y controladas por interventores de los partidos, como las votaciones, más un comité ciudadano libre que se cerciore presencialmente de y compruebe que los datos emitidos desde los juzgados son los mismos que constan en las actas y en el comunicado final que aparece en los medios, para que no se modifique ni una coma ni una cifra en ese espacio tan poco claro y de tapadillo, que queda en un limbo misterioso entre el recuento y la comunicación oficial. En las últimas elecciones generales del pasado año, la empresa contratada para recopilar el recuento y dar los resultados fue una que estaba implicada en las tramas corruptas del pp. Y nadie en el Parlamento pidió una explicación cuando esto se hizo público ni hubo intención de reclamar otra votación limpia de sospechas; en España cualquier cosa que venga de "arriba" tiene credibilidad, no porque sea fidedigna comprobada sino porque viene del poder. Esa actitud es la masa madre de la corrupción porque es pura impunidad para todo tipo de mafias políticas y empresariales. Nunca se nos informa en las noticias como cosa normal sobre los criterios que regulan esas contratas de las que dependerán nada menos que cuatro años de legislatura, de ejecutivo y hasta judicial. Nuestros impuestos pagan ese trabajo, luego tenemos el derecho y el deber de exigir claridad y transparencia impecable, especialmente en un asunto del que va a depender que nos gobierne gente decente o un González, un Cotino, un Blasco, un Granados, rematando con un Rajoy como padrino de la familia.

Es muy preocupante que dos horas antes de acabar el recuento de votos, el estado nos comunique tan pancho el resultado "estimado" con una exactitud clavada e idéntica a lo que las encuestas profetizaron previamente y que no haya ni un voto de más o de menos en el supuesto avance...Visto lo visto, se tiene la sensación de un tongo monumental, de que todo sea una farsa protocolaria y de que ya se hayan diseñado previamente los resultados que nos comunican como "avance"y nunca sabremos quienes ganaron o perdieron de verdad. No hay testigos directos con garantías. Del juzgado a las pantallas gigantes del recuento finiquito ¿qué hay en medio? Ordenadores mudos y discos duros amartillables en caso de investigación. Los interventores y apoderados acaban su cometido cuando deberían estar aún más al loro, cuando dejan en manos de un correo anónimo las actas fiándose cándidamente de la escolta de una policía que es en un 90% un refugio de ultras, de un gobierno de filibusteros que venderían a su padre por seguir robando impunemente y además se destruyen las papeletas para que no haya manera de comprobar nada si alguien reclama recontar los votos. Todo ese montaje unido al porcentaje D'Hontd explicaría a las claras por qué en mi barrio que era y es absolutamente anti pp, Rita Barberá sacaba mayoría absoluta con el estupor alucinado de los vecinos que no conocían a nadie en el barrio que la quisiera como alcaldesa y todos estaban super mosqueados por la existencia indemostrable de tanto Judas, excepto por los resultados electorales. Y cómo tras el accidente del Metro de Valencia volvió a ganar el pp inexplicablemente o como es posible que c's gane por goleada el 21D, que es la que están preparando. Las encuestas nos adelantan el tongo. Nada más. Ese contubernio es, además un arma letal anti pueblo, una herramienta insustituíble  para que el propio electorado se desanime y se desentienda de una política donde votes lo que votes nunca cambiará nada porque siempre salen los mismos y la única participación ciudadana se reduce a pagar impuestos y a hacer el ridículo en unos rituales esperpénticos que nos cuestan una millonada y que son un filón para las empresas que hacen papeletas y sobres (¡cómo no!), urnas, cabinas, programas cuenta votos y pasapalabra...y al que protesta, hále, 155 al canto y a la cárcel para que sepa lo que vale un peine con tres por ciento en el sobre. Y véte a buscar papeletas que confirmen las sospechas, que están hechas trizas en la basura de papeles y cartón. 

Parece un guión de cine o un relato disparatado, ¿a que sí?. Pero tiene toda la pinta de ser verdad a poco que se piense, sobre todo cuando has sido varias veces apoderado o interventora en los comicios patrios. Ains!

La verdad del poeta es que hasta su prosa es poesía, querido Don Luis. Mil gracias por ser y estar de Verdad entre sus versos sueltos, que a ratos se le visten de prosa. Eppur sono versi che danzano nelle conscienze...

Explico algunas cosas

Publicada 10/12/2017  
Me gusta pensar en la poesía como una vocación que no rompe su compromiso con la verdad. Es una apuesta meditada que tiene que ver con mi memoria más inocente. Yo nací en Granada, una ciudad muy de provincias, abrazada por la vega al final de los años 50. Soy el hermano mayor de una familia numerosa. Seis hijos, todos varones, criados en las alamedas del río Genil y en la vida callejera de un barrio sin coches en el que todo el mundo se conocía. Ni que decir tiene que los niños traviesos son el mayor peligro de las sillas, las butacas, los cojines y las mesas. Una resignación para mi madre. El estribillo de mi infancia se debe a la voz materna, y mezcla la disculpa con la amenaza: “Es que son seis, todos varones”.

Como era costumbre en la época, mis padres reservaron una habitación para poder recibir con cierta decencia a los amigos y familiares que visitaban la casa. Le llamaban el salón de las visitas. Los muebles estaban allí a salvo de la barbarie infantil. El secreto, la soledad, el silencio y la prohibición nacieron como un acto de defensa propia, una forma de resistencia.

Fue al final de mi infancia cuando entré con sigilo en el territorio sagrado, aprovechando un descuido de la vigilancia materna. En el salón de las visitas estaba también la biblioteca familiar. En ella encontré un tomo de la editorial Aguilar que tenía aspecto de libro sagrado. Su encuadernación en piel, sus letras de oro en la cubierta y su papel biblia le concedían una hermosa solemnidad. Se trataba de las Obras completas de Federico García Lorca, un poeta nacido en mi ciudad y víctima de la Guerra Civil española. De eso me enteré después, algo después. El día del encuentro me limité a sumergirme para siempre en un mundo mágico en el que las cosas eran algo más de lo que parecían ser. La luna significaba algo más que la luna, los jinetes y los caminos parecían algo más que jinetes y caminos, la noche se llenaba de presentimientos y el agua se convertía en oro cuando una mano tiraba su limón en el río. Una verdad legitimaba su existencia. Fue un mundo sagrado, dentro de un libro sagrado que se custodiaba en la habitación sagrada de las visitas.

Como no soy creyente ni me afectan las ideas religiosas, he encontrado en la poesía mi lugar de lo sagrado, el lugar en el que no puedo mentirme, un espacio de la verdad, del respeto a uno mismo, el esfuerzo por hacer que mi mundo interior se armonice con el exterior a través de las palabras. Un buen poema para mí, da igual escribirlo que leerlo, le da una nueva oportunidad a la dignidad del ser humano y a la verdad de la vida. El destino busca una vocación para cumplirse. No es poca recompensa saber que hay un espacio, aunque sea de uso íntimo, en el que la verdad, ese concepto tan maltratado por la historia, resulta no sólo necesario, sino imprescindible. Dice Joan Margarit que un mal poema ensucia el mundo. Tiene razón.

Para un poeta hay mucho de realidad en la famosa afirmación desmesurada con la que Walt Whitman definió sus Hojas de hierba: “Camarada, esto no es un libro; quien toca esto toca a un hombre”. Es la idea que Federico García Lorca recogió y radicalizó en Poeta en Nueva York para unir las palabras con las verdades últimas: “porque yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja, pero sí un pulso herido que sonda las cosas del otro lado”. Jaime Sabines continuó este difícil diálogo con la verdad de la poesía cuando escribió sobre la muerte de su padre: “Me avergüenzo de mí hasta los pelos, / por tratar de escribir estas cosas./ ¡Maldito el que crea que esto es un poema!”.

La ficción literaria, el aprendizaje de la música, las formas, la retórica, los borradores, los pactos, las tachaduras, la papelera con los fracasos o las renuncias, la negociación con la escritura, la elección, lo sustantivo y lo adjetivo, las tradiciones, las novedades y el acuerdo con uno mismo y con los demás, no tienen sentido si no se viven como una búsqueda de la verdad. La ambición de cada momento creativo no exige más que una modestia machadiana, la conciencia de unas cuantas palabras verdaderas. Ni más…, ni menos.