domingo, 19 de diciembre de 2010

De película

Qué bien! Valencia ya es "moderna". Tiene un AVE a su disposición que se llevará a los turistas a Madrid en una horita y media, o menos - lo que tardarían en llegar a Alcoi, por ejemplo, en uno de los trenes-carreta de los ferrocacarriles de tercera regional-. ¿No es emocionante que los turistas - ricos of course- tengan esa posibilidad estupenda, además de ver las sardinas claudicantes y el tiburón dopado en el Oceanografic, las papeleras desvencijadas y las bolsas de mercadona bailando en el aire marino y americascup o tener la posibilidad de freirse al sol veraniego sobre el cemento implacable del circuito de fórmula 1 de la ex capital del Turia? Emocionante es poco. Es otra dimensión. Otro registro. Valencia ha sobrepasado las barreras del imposible. Is't to much. O esto es massa, valencians i valencianes. ¿Qué nos queda ya por alcanzar en estos parámetros de gloria, pompa y circunstancia? A lo mejor, un poco de conciencia. Un buen chute de lucidez y una falla que queme para siempre el ninot estúpido de la resignación y de ese cuerpo jotero que mientras tenga un casal fallero al lado, una paella, orxata y fartons que trasegar, un petardo a mano y una mascletá con la que colocarse, no saldrá jamás del sopor. Y así le venden la cabra cada día. Mientras dos docenas de turistas -con mucha suerte- y otras dos de ejecutivos millonetis, tendrán diariamente un milagro ultrarápido a su disposición, miles de ciudadanos normales, con sueldos modestos y pensiones en la cuerda floja, ya no tendrán trenes de media o larga distancia, a precios y velocidades normales y se verán forzados a viajar en autobús y en coche. A colapsar carreteras y rotondas, a correr el riesgo de los accidentes de tráfico y a aumentar el vertido de CO2 en la atmósfera. ¿No somos líderes mundiales en energías alternativas? ¿Pero no estábamos preocupadísimos por el cambio climático?
Este AVE tendría sentido si la red de ferrocarriles se modernizase de verdad, es decir, tuviese cobertura adecuada, con trenes actualizados que no dejasen sin comunicación regiones y comarcas enteras, porque las personas que las habitan no son rentables para el turismo. Y sin embargo son la verdadera riqueza. El hombre. En función de quien tiene sentido el progreso. ¿Vale de algo el dinero y el prestigio si la base de la sociedad está oprimida, abandonada a su suerte, que no sólo es "suya" sino adjudicada por el trust de la pela? No sé como todavía no vemos lo que ocurre ni a qué estamos esperando para comprender que si no despertamos seguiremos siendo el pienso del corral para alimento de las bestias que manejan lo que no entienden. Con el permiso y la aceptación de casi todos. La mayoría que llena las urnas con el voto del miedo, tal vez con el de la esperanza o con la irresponsabilidad de la abstención. La democracia en paises anestesiados, es la dictadura encubierta. Un pueblo despierto nunca puede ser sometido por ningún sistema. Un pueblo dormido convierte la democracia en dictadura. Estados Unidos es un ejemplo clarísmo. Con ellos empezó el sistema liebraldemócrata a hacer parroquia en el mundo occidental. Y con ellos hemos visto la decadencia en picado de la libertad y de la democracia. Obama es el prisionero utilizado para que todo aparente cambiar y seguir lo mismo, e incluso peor. El sistema del club de mandos, ha sido dejar que la esperanza crezca al máximo para que se frustre por completo y los pueblos se sometan en vista de que nada se puede cambiar. Manejando los dineros se maneja la política y la propaganda mediática. El comercio de los intereses privados que se nutren de exprimir lo público. Se compran voluntades y se domestica la granja y el gallinero. Se adolece de una sanidad indecente, de una escuela inadecuada, de unas instituciones opacas e injustas, de una administración irresponsable y de una pésima gestión de recursos, mientras se ve pasar de lejos un AVE ultraveloz medio vacío, que hemos pagado entre todos y al que quizás nunca podremos subir, porque no podemos pagar el billete. Eso sí, nos podremos unir, con el xiulet y el tabalet, a la fallera mayor, al alcalde y la banda municipal tocando "El postiguet" en el andén del apeadero ya sin más posibilidad que ver la estela del AVE, mientras los juniors de la parroquia saludan con sus pañuelos el paso del cometa ferroviario. Como en una secuencia eterna de un eterno "Bienvenido Mister Marshall". Ay, San Berlanga que estás en los cielos....

martes, 14 de diciembre de 2010

La noticia del día

Y vamos de profecía en profecía o de desdichadas anticipaciones. Ayer mismo viendo las imágenes de Roma tomada por la barbarie, no podía apartar de la memoria una de las últimas películas de Nanni Moretti. IL Caimano. Una visión terrorífica del futuro que le esperaba a Italia si en las últimas elecciones, hace un par de años, creo, salía elegido otra vez este elemento zombie, según Umberto Eco, que maneja el país de la bota, como se maneja un juego de monopoly. Pobre Italia. Ya no puede ni siquiera protestar. Los vándalos de negro se hacen con la fuerza de la bestia y transforman una manifestación multitudinaria y justísima en una batalla campal. Los de negro y la calavera. Qué casualidad, los fascistas de Mussolini y los SS nazis eran adictos al mismo colorido. Y a los mismos modales y obsesiones. La historia se repite. No por mucho tiempo. Los zombies y su barabrie están al final de la carrera hacia el abismo. Pero mientras van cayendo en él procuran hacer el máximo daño al planeta y a los seres vivos que lo habitan.

Berlusconi en realidad es sólo una pancarta. Un ninot de falla. Está vacío y plastificado. Realmente es un muerto viviente, como muy bien afirma Umberto Eco en una de sus entrevistas. Se duerme sin poder evitarlo en medio de las sesiones del parlamento y sus adeptos deben despertarle constantemente. Su satiriasis crónica es uno de los síntomas de degeneración neuronal que presentan quienes han establecido lazos oscuros y han vendido alma y voluntad a los bajos instintos del inconsciente colectivo que las religiones llaman "el mal" o "diablo" a cambio de ganar dinero, tener poder, sexo a capricho y todos los placeres imaginables, excepto el placer de ser de verdad uno mismo y estar vivo. Sano. Lúcido y capaz . Las mentiras en las que ha basado su falsa política, programadas y expandidas desde los medios de comunicación que adquirió como trampolín para lavar el cerebro de los italianos y llegar al poder, han sido y son su único valuarte. Italia está prisionera de esa ceguera y ahora, cuando quiere despertarse y reaclamar un régimen justo y normal, la violencia teledirigida de los falsos anarquistas al servicio de la desestabilización, no se lo permiten. El ejemplo italiano debe abrir los ojos al resto de Europa, donde los mismos elementos están tratando de hacerse con los gobiernos. Aquí tenemos la misma rabia desestabilizadora en el PP, unida a la corrupción y manipulación de los medios. Sólo hay que ver lo que ocurre en Valencia. Poder, intrigas, corrupción absoluta, manipulación de los medios de comunicación, delincuencia política descarada. Mentira a tutiplén. Desgobierno. Negatividad absoluta e incompetencia que todos ven, critican....y siguen votando inexplicablemente. Ver como están actuando Alemania, Francia, Inglaterra y Suecia. Qué está pasando en Estados Unidos, que Obama no consigue realizar el programa social que le llevó a la Casa Blanca, que no puede terminar la guerra de Afganistán por las muchísimas presiones de la "secta" económica-totalitaria que está intentando apoderarse de todo . Apoderados de la tecnología y del dinero, están intentando apoderarse de las conciencias, de las mentes y del subconsciente sobre todo. No estoy descubriendo nada que no se pueda comprobar cada día. Son miles de personas los que ya son conscientes de este fenómeno y llevan tiempo atando cabos y se dan cuenta de todo el tinglado que une crisis y guerras, farmaceúticas y epidemias y enfermedades provocadas,violencia y miedo, xenofobia, racismo y economía, dinero, poder y engaño. Una cadena bien visible a pesar de las máscaras.Tras el deporte de élite, las carreras de motos y coches de fórmula 1, los concursos de vela y demás historias que mueven dinero, riesgo y miseria, también se esconde el mismo lodazal. Y la publicidad es su vanguardia. También los negocios del falso "arte", de la falsa literatura y de la música usada como adormidera y aturdimiento neuronal mediante la estridencia y las secuencias de repetición. Tienen el efecto de un contra-mantra. O de una contra oración vocal. Provocar la catatonía de las neuronas y dejar libre el subconsciente a disposición de los mensajes subliminales que van en los textos. Así poco a poco, mezclando "lo bueno y lo malo" se crea un estado confuso parecido al sopor de las drogas. Y ya es pan comido manipular y teledirigir. La imagen y el sonido son el vehículo perfecto. Los medios de comunicación, el escenario. Después ya da igual quien gobierne, la invasión está en marcha dentro del hombre. Del que gobierna y del gobernado. Todos son víctimas de la misma intoxicación. Juguetes de la inercia que se ha convertido en patético destino que no permite descubrir qué hay detrás del velo oscuro que impide recordar quienes somos y qué estamos haciendo aquí.

Esto es lo que se está desarrollando ante nuestro estupor diario. Nada está aislado. Todo lo que vemos tiene un origen y una consecuencia. Tiene afinidades y similitudes, también diferencias y antagonismos. Cuando hablan de unidad no es desde el divino respeto a la libertad y a la diferencia, que une en profundidad, sino que se refieren a la uniformidad de la sumisión. A un mundo de esclavos descerebrados por el consumismo y las pulsiones. En fin. Los mismos perros con distintos collares. Todos obedientes a la voz de su amo violento. Marionetas de un teatro patético y vergonzoso. Cruel e inútil. Y por eso, estúpido. Mucho más estúpido es seguir esas inercias como un fatalismo incurable. Sólo tenemos que despertar y empezar a ver lo que hay. Lo demás se dará por sí mismo. Cuando se sale de la oscuridad todo es claro y diáfano. No hay barreras.
Es un tiempo difícil y a la vez, estupendo para emprender le regreso a lo que de verdad somos. Ánimo Italia. Ánimo Europa. Entre todos los que vamos despertando podremos. Si puo' fare!

Esto es demasiado

"Líderes progresistas buscan derrotar la política del miedo"
Bill Clinton, Felipe González y Tony Blair, entre otros, debaten en Nueva York cómo superar el difícil momento que atraviesan los partidos de izquierda en todo el mundo"
***************************************+


Primero hacen todo lo posible por crear el caos. Por liar la de San Quintín. Participan en guerras delictivas. Favorecen el envenenamiento colectivo, con becarias y sexomanía, con corrupción e irresponsabilidad a tope. Y ahora buscan derrotar la política del miedo. ¿De qué vais, caraduras? ¿Aun no os habeis dado cuenta de que el mundo después de vuestro paso por sus poderes, se quedó mucho peor de lo que estaba? Por lo menos, callaos, porque cada vez que hablais nos despertais la memoria. Calladitos y en el olvido estais más guapos.

España,¿qué has hecho para merecer esto?

Sólo le quedaba atacar el deporte. Al ranking de la envidia ultratodo. Mientras las sociedades apolilladas se hunden, las sociedades más frescas y vivas se apañan y salen a flote como pueden. Mientras tanto las máquinas de lodo apestoso, dueñas de los medios de comunicación, se esfuerzan cada día en enfangar un poco más a este esforzado colectivo humano que, gracias a ellos, se está convirtiendo en un titán imprevisto. Una red dineraria apuesta en los mercados contra la economía española como si fuese el único objetivo en el punto de mira. Poco importan los chanchullos y los delincuentes financieros demostrados que gobiernen otros paises. España es lo peor, aunque éticamente sea de lo mejor. Eso no importa. O sí, importa mucho porque es quizás, junto a Portugal, el único bastión de Occidente que aún sostiene algún valor que otro. Que sin necesidad de salir en masa gritando a oídos sordos, sino cívicamente en las urnas, ha conseguido un modo de administrarse con la mayor honestidad posible. Sacando las corrupciones a la luz, sufriendo la afrenta de una oposición horrenda que prefiere hundir el pais si ella no lo gobierna. Ha tomado en serio la antorcha de la laicidad. Aquí se puede ser cristiano y homosexual o divorciado o no ir a parar al santo oficio si se ha tenido la desgracia de abortar, ni al infierno, si se quiere morir con dignidad. Aquí se puede ser cristiano sin ser católico ni supersticioso. Hay una ley de igualdad. Una ley que ampara a los dependientes y deficientes. Una ley que pretende educar para la ciudadanía y el respeto a lo diferente. Sin pisar una iglesia ni salir en ninguna procesión, aunque haya otra parte de la sociedad que lo hace con todo su derecho. Y en lo que respecta al civismo y rectitud moral al menos en proyecto, aun no ha tirado la toalla. Se sostiene de milagro por un hilito que el universo apoya descaradamente. Se ha intentado todo. Terrorismo inducido cada vez que al PP le crecían enanos judiciales. Terrorismo económico cuando el mundo reconocía que la banca española era de lo más sólido y limpio. A través de ese matzinger z teutón y etnócrata, esa ángela market teledirigida por la economía talibán de la renacida svastica internacional. Se ha comprado el grupo Prisa, se elimina la CNN plus. Es decir se quita de en medio a Gabilondo, que es un peligro para las entrevistas que ponen de manifiesto la nulidad robótica del PP y se compra El Pais, uno de los periódicos más solventes. Se divide a los socialistas. Se gasta un pastón en comprar voluntades de fácil convencimiento para que hagan la vista gorda en casos judiciales, se chantajea, se aisla al único juez con valor demostrado para denunciar y poner a buen recaudo la desvegüenza politicastra. Se obliga al presidente del Gobierno a aceptar los recortes más vergonzantes de la historia cuando le toca el turno ejecutivo europeo. Se soliviantan camioneros y controladores descontrolados. Secuestro de barco y de voluntarios en África. Se pone el Sahara al rojo vivo para pillar en medio a España, que está en un momento de acoso absoluto. Y cuando todo parece que se va superando, se dan cuenta de que hay aún algo intacto en el prestigio internacional español: el deporte. ¿Campeones tantas veces sin venderse al trust? No puede ser. Hay que hacer algo. La buena pasta deportiva de los atletas, la capacidad espléndida para superarse a sí mismos y el triunfo limpio y sin chanchullos, sin patadas en los bajos fondos o en la cara o en el tórax, sin zancadillas ni agarrones, ni compraventa de árbitros, es el termómetro que indica la salud verdadera de un pueblo. Hay que inventar algo. El dopage. Una investigación que sale de repente de la nada como un Assange inesperado con papeles y pruebas a lo berlusconi. Poco impora que los dolores del cospedal, ese órgano infectado que la involución ha descubierto de repente en el cuerpo social, no se tegan en cuenta. A España no debe afectarle esa cospedalitis idiopática que se lleva un pastón en manejos dinerarios como si fuese el hada madrina o la santa rita de los controladores. No. Hay que hacer que la atención ciudadana se olvide de esos detallitos sin importancia. Mejor inventar un escándalo deportivo internacional. Una calumnia generalizada. Comprar un médico deportivo con un buen paquete de dinero en paraíso fiscal. Invisible e indemostrable. Como el dopping de los atletas. La svastica de Goebbels ondea sobre Europa de periódico en periódico, de telediario en telediario. Los ultratodo se licuan en loor y gloria a la basura. Se rebozan en ella. Se arrodillan ante los altares del monstruo que han creado y que ahora les domina. Ni siquiera ven que es la nada. Las noticias en cascada caen una detrás de otra. "Calumnia, que algo queda", dicen los Dark Veider del videojuego mediático mientras van llenándose los bolsillos de monedas a traición y van dejando el alma deshacerse en las sombras de su propio futuro imposible.

La verdad, gracias a Dios, no es patrimonio de ninguna cuadrilla teledirigida. Tiene fuerza eterna y propia y siempre termina por vencer en su propia evidencia. No tiene prisa. Ya hubo alguien que dijo "Dios ha muerto" y terminó en un manicomio deshecho por su propio ego. Ya hubo otros que soñaron poseer el mundo y ese mundo que creían poseer los destruyó. Y Dios sigue ahí y aquí. En todos. Hasta en esos baratillos medio-humanos que aún están por crecer y despertar.

España, no sé que misión tienes en el mundo, guapa, pero muy importante debe ser cuando todas las fuerzas más negras la han tomado contigo. ¿No será que después de todo aquel himno fervoroso que se cantaba en las iglesias cuando yo era chica, era profético? A mí, entonces me sonaba a exageración y a club de beatos alucinados, pero viendo lo que hay creo que era pura anticipación clarividente. Porque el himno decía: "En estas notas asoman promesas de gran valor y en las estrofas tremolan palabras del corazón : Cristo ha de ser el Señor de la nación española. Y así nos habla su amor: Reinaré en España y más que en todo el resto del mundo. Cristo ha se ser el Señór de la nación española. Escuchalo, escuchalo, satanás, en tu rencor furibundo, jamás lo olvides, jamás, jamás". Pues nada, que parece que aquellos nacionalcatólicos en sus fervores patrio-devotos, un poquito paranoicos, estaban entreviendo el futuro, pero no como se lo imaginaban. En un tiempo de desolación y ausencia de valores, Cristo brillaría por su humanidad y cercanía a los oprimidos, a los inmigrantes, a los marginados, a los sufrientes y olvidados, a los que sufren persecución por causa de buscar la justicia, a los que son maltratados y calumniados por vivir los valores del Reino de Dios enfundados en vestiduras laicas e ideologías no religiosas, que ya no necesitan ir a misas lavaconciencias porque sus conciencias, quizás ahora ya son una misa constante. "No se es bueno por decir "Señor, Señor", sino cuando se cumple la voluntad del Padre" Así lo dijo Jesús. Y así es. No se es hijo de Dios reconocido por firmar un concordato con un estado religioso, sino por cumplir el evangelio escrito en el corazón, en los sentimientos, en la rectitud de conciencia que impide corromper el alma y la vida.
Verdaderamente parece que es cierto: Dios escribe derecho con renglones torcidos. "Los descreídos, los publicanos y las prostitutas os precederán en el reino de los cielos", dice Jesús. Los laicos e izquierdosos que no se corrompen y tienen un alma limpia, también.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Reflexión sobre el puente de la Inmaculada

El "pecado original" es simplemente el atributo limitativo y ancestral que nuestra forma biológica ha heredado del reino animal.Algo que está en evolución constante, que desarrolló una mente y una conciencia, y la palabra como expresión.Un recipiente orgánico y articulado para que el Espíritu encarnado en él vaya haciendo su obra hasta unificar lo denso y lo sutil. A más evolución más capacidades espirituales.
Para ser madre y padre de Jesús, José y María tuvieron que estar
muy avanzados en la vía evolutiva. Muy armonizados en todas sus potencias. Personalmente no creo que Dios les diese concretamente más dones que al resto, es que ellos, seguramente, tenían una genética avanzada y una educación, obviamente, acoplada a su equipaje evolutivo, que supieron aprovechar muy bien. Creo que Dios no "elige" a nadie, que ama a todos por igual, más bien, el mismo caudal de la vida proporciona la base y la conciencia libre toma la decisión personal de seguir un camino ascendente en la horizontalidad diaria, de abrirse y crecer en todos los aspectos, de "gracia", bondad, generosidad, sencillez y alma grande. Eso, en el lenguaje milenario religioso, puede traducirse como "haber hallado gracia delante de Dios". Ahora se sabe y se experimenta que esa gracia está conectada con la libre voluntad del hombre y con su decisión de entrega y olvido de su ego manipulador.Con su simple y determinada opción por el amor trascendente que se refleja en todos los detalles de la vida, de sus costumbres, de sus ideas, de sus vínculos. No se es puro porque no se falla nunca o porque se es asexuado, sino porque se pueden reconocer fallos y solucionarlos e integrar sus consecuencias y por eso ser tan compasivo y paciente con los fallos ajenos como con los propios. Porque en definitiva, todos somos panes de la misma harina. Y si esta especie ha producido seres tan magníficos como un niño que sabe decirles a los doctores de la ley lo que esa ley significa y ellos no entienden y unos padres que sin entenderle le acogen y le quieren por encima de todo, en unos tiempos primitivos y duros, donde no existían los derechos del niño ni la psicopedagogía para niños difíciles...es que esta especie tiene futuro y también "ha hallado gracia a los ojos de Dios" tal vez, porque es el mismo Dios quien la habita y la mantiene, quien se manifiesta hasta en lo menos grato para que la evolución siga siendo el camino imparable de la co-creación diaria.
"Y tú, Señor, bendices y tú ,Señor, prolongas en mis pequeñas manos tus manos poderosas y estamos los dos juntos los dos así creando, los dos
aquí, velando por las cosas"

jueves, 9 de diciembre de 2010

¿Qué hacemos con WikiLeaks?

Cada vez se revela con más fuerza que el planeta Tierra es simplemente el dramático videojuego que se ha inventado a sí mismo para permanecer siempre en la inmadurez de Peter Pan. Un mundo acostumbrado a inventarse cada día un motivo más esperpéntico y atroz, más estúpido y cruel, para no pensar jamás en las verdaderas soluciones a su patético destino, que sólo depende de lo que decide cada día al pairo de las noticias, que a su vez deben renovar el morbo y afilar el filo de la navaja y del riesgo, para mantener despierto el estado de alarma y las conmociones colectivas.
El juego, como siempre que no existe la adultez suficiente para ponerlo en su sitio, acaba convirtiéndose en adicción. Y eso es lo que está ocurriendo en estos momentos planetarios. La sensibilidad hipertrofiada y anestesiada,se ha ajustado a los fuegos de artificio mediático, como se adapta un mando a distancia a la TV dgt. Ya no interesa leer un libro ni ver una buena película ni la información que hace pensar, sino la desinformación en cascada vertiginosa, que altera emociones y confunde mentes, nubla inteligencias e intoxica los jugos energéticos y biológicos del ser humano.
En ese caldo de cultivo aparece un fenómeno más. Dicen que nuevo. Pero no. Es tan viejo como las trampas de caza prehistóricas. Otro tentáculo más del Gran Hermano vigilante, escapado de ese 1984 orwelliano, paseando por las pantallas y las redacciones de los periódicos. Por los corrillos y tertulias, por las peluquerías y los titulares de la prensa gratuita que rebosa en las papeleras o tendida al abandono en los bancos al sol de cualquier parque público.

¿Qué aporta WikiLeaks de nuevo? Solamente la confirmación de las certezas individuales del casi 100% del Planeta. No está contando nada que no se haya "sabido" desde siempre.

1. Que el uso del poder para sustituir el servicio a los ciudadanos, que es la verdadera política, es la enfermedad más grave que padece la sociedad humana.

2. Que el vicio de esa tendencia no es exclusivo de unos "poderosos" determinados, sino que cualquier humano en estado de dormición perenne hace lo mismo que los mandamases a los que insulta y desprecia como si no tuviese idénticas tendencias que le convertirían en juguete del monstruo cocreado entre todos, en cuanto tuviese las mismas prerrogativas y ventajas del poder.

3. Que una posibilidad preciosa como es la vida y sus recursos potenciales, se pierde como el humo de un cigarrillo maléfico, en estupefaciente chismografía insustancial.

4. ¿Quién se ha extrañado de que Putin, Berlusconi y Gadafi sean uña y carne? Nadie. ¿Y de que los USA sean el ojo periscópico que ya lleva casi tres siglos impreso en sus billetes de dólar y el brazo pragmático de la degradación moral del mundo? Nadie. ¿Alguien se ha sorprendido de verdad de que en las embajadas se cuezan habas de todos los colores, de que los militares del imperio torturen a diestro y siniestro, de que los politicantes destructores de la verdadera sinergia del servicio a la Polis, se llenen los bolsillos y pacten con el mismísimo diablo, le vendan armas y le faciliten el plan hege-de-mónico? No. El público en general, después de leer o escuchar esta épica cutre del "más de lo mismo", se encoge de hombros y suelta, como en aquella viejísima canción de los años sesenta que hablaba de un telegrama que llegaba con retraso: "Ya lo sabía".

5. Quizás el verdadero valor de este huracán prefabricado sea la confirmación de que la mente y la conciencia humanas sí evolucionan en capacidad deductiva, detectivesca natural, clarividente e intuitiva. Es un test que revela, quizás, que ya estamos aptos para pasar de la religión y el culto mediáticos y manipuladores. Y hora de entrar en nosotros mismos, donde están encriptados todos los archivos posibles: donde está el foco siempre encendido de la verdad universal. De la iluminación verdadera. Los creyentes le llamarán Dios y los no creyentes Fuerza Interior.

6. Este aluvión de evidencias presentidas y sabidas de antemano puede hacernos el gran servicio de la libertad autónoma. Y de la transparencia personal. De sacudirnos por fin el sueño y la abulia del tiempo. La comodidad de dejar nuestras decisiones en las manos de los traficantes de dinero, de influencias, de poderes, de intereses, de esos santones del enjuague que medran a base de la mezcla y del chanchullo. De la confusión constante y teledirigida. Que no son "malos", sino simplemente niños pervertidos. Nacidos y deseducados sin valores pero llenos de ambición y egocentrismo, para seguir las inercias impuestas. Para ser esclavos y propagadores del miedo y de la sumisión mecánica a las pulsiones personales y colectivas que terminan por degradar y hacer irrespirable cualquier medio.

7. Hace falta que desarrollemos la capacidad de la autodeterminación y del alejamiento respecto a estos miasmas del infundio, en los que lo de menos es qué cuentan, sino el uso de unas técnicas narcóticas sobre la mente y la conciencia. Este "escándalo" informativo es en realidad un experimento para comprobar hasta donde los ciudadanos del mundo pueden ser convencidos y arrastrados a estados catatónicos. Lo mismo que hacen con el invento de las catástrofes, accidentes, epidemias, querras y terrorismo. Y su ampliación mediática que multiplica los efectos reales de las calamidades y con ello manipula el fondo psíquico del inconsciente colectivo.

8. Pensemos un poco. ¿Cómo es posible que una sociedad tan avanzada como para poseer tanta tecnología, tantos recursos, tantos medios, que permiten a un ciudadano cualquiera "aterrorizar" a los gobiernos del mundo entero sólo por contar chismes sobre unos y otros, no tenga el impulso de emplear esa misma fuerza mediática para erradicar hambre, violencia, desigualdad, desempleo, mafias políticas y económicas, fanatismo y racismo religioso o patriótico e inmigración por miseria y carencias?

9. En un planeta informatizado donde todos espían a todos. Donde simplemente un escrito sin relevancia cuyo tono no gusta al imperio hacker se elimina o se eclipsa. En todos los foros y bloggs significativos donde se comenta lo más sustancioso que puede despertar y ayudar, los colaboradores se quejan de ello, ¿cómo es posible que un buen día un indivíduo anónimo de repente ponga el mundo patas arriba por contar lo de siempre y que los espias que controlan hasta lo más mínimo se lo hayan permitido? Porque WikiLeaks no ha añadido nada transcendente a la información habitual, sólo el rocambolesco comic de la persecución de un cibernarciso, y cómo no, con el reclamo de un asunto sexual de fondo, que se ha convertido en el foco de atención mundial. -¿Cómo no recordar "Sexo, mentiras y cintas de vídeo"?- Y de distracción para los ciudadanos que fijos en esta historieta de Tebeo, no se dedican a trabajar y a salir adelante en medio del caos creado por la misma mano que crea los "fenómenos" y se divierte poniendo el mundo al revés. Así la locura de los incapaces cibernetas les hace soñar que gobiernan el mundo y lo arrastran a cualquier cosa para demostrarase su propio poder y combatir el miedo a la muerte, que es el motor aterrorizado de la locura. El impulso que les hace creerse dioses a lo Harry Potter. Y sólo están convirtiendo el Planeta en una guardería de niños locos y autodestructivos. Sobre todo autodestructivos. Pues quienes hacen daño a otros se suicidan sin saberlo. La energía esencial es idéntica, aunque los envases sean distintos. Por eso quien a hierro mata, a hierro muere.
De esa maldición sólo salva el cambio radical. No los pactos engañosos que no pueden engañar al Yo superior del propio delincuente. Sólo es esa parte de la conciencia el juez personal que acaba por poner en su sitio la historia de cada uno. Como se hace con los terroristas en una sociedad justa: Primero se entregan las armas y el arrepentimiento. Después se negocian las condiciones. La justicia y el delito no están en el mismo plano. Mientras el delito se mantiene, la justicia es inaccesible. Y la falsa compasión es igualmente una complicidad. Para que se salve el delincuente, el delito debe ser reconocido por él y abandonado para siempre. Así sí se puede empezar de nuevo a trabajar en el mundo para mejorarlo. Lejos de los escándalos mediáticos que manos oscuras tejen y destejen a capricho y por capricho de una psicopatía cibernética que terminara en cenizas por autoagotamiento.

No nos alegramos de que este estallido de falsa libertad trate de jugar con todos los ciudadanos del mundo. No nos alegramos de la ingenuidad palurda de los medios de comunicación que han perdido el Norte y los otros tres puntos cardinales, con tal de conseguir audiencia y masa crédula que les aumente las ventas y la publicidad. Pero sí podemos confiar en que estas penosas exhibiciones de insensatez y estas bengalas de cortísimo alcance iluminativo, sirvan al menos para hacernos reflexionar acerca de lo que de verdad importa y vale la pena leer y escuchar. Y nos impulsen a pasar página en este diario de sombras cada vez más confusas y cada vez menos creíbles.
Sólo nos salva la conciencia despierta por el tacto real y palpable de la vida plasmado en las decisiones propias y compartidas que colaboran a mejorar el mundo mejorándonos nosotros y viceversa. ¿Esta historia farandulera nos mejora o nos distrae? ¿aporta soluciones a los problemas de alguien, además de los que pueda tener la personalidad megalómana y filoparanoica del señor Asange?
Quizás otro beneficio de esta historia podrá ser el que se lleven los psiquiatras al tratar nuevas patologías sociales y la investigación de nuevas enfermedades producidas por los nuevos mecanismos adictivos y alienantes de un uso destructivo de la cibernética.

Para el resto, quizás, una vacunación masiva contra el virus de la estupidez y del abuso.

martes, 7 de diciembre de 2010

La paz y la noviolencia, un binomio inseparable

Vivimos un tiempo desnortado, donde se ha separado la relación entre causa y consecuencia. Donde se pretende vivir con todas las comodidades a costa de arrasar el planeta. Donde se quiere ser rico a costa de explotar a los más indefensos. Donde se quiere progresar aplastando a los inocentes. Donde se quiere ejercer el poder violento y la opresión para quedar por encima de la desgracia ajena. Se quiere conseguir la paz con amenazas, sin deponer las armas ni cumplir los requisitos de la decencia. Para obtener la paz y poder dialogar para conseguirla, se necesita en primer lugar tener, un idioma común, un código donde las mismas palabras y conceptos tengan significados iguales. Es imposible entenderse cuando para unos la ética significa poner buena cara en la superficie y ser un delincuente en el subterráneo. Donde se quiere conseguir ser respetados mientras se aplasta al prójimo. Donde se quiere una buena imagen viviendo en la más obscena crueldad. Es imposible dialogar sobre algo que ni siquiera se conoce, cuyo significado se ignora, y sólo se utiliza para seguir engañando.
Por ejemplo: si para una tribu afgana la paz significa imponer su credo talibán y para el resto de ciudadanos la paz significa la libertad de elegir entre ser talibán u otras opciones, es evidente que esa paz será imposible, porque una de las partes se niega con sus hechos a dialogar La imposición forzosa de su credo es el obstáculo que impide el derecho fundamental de la libertad al resto de ciudadanos. Eso vale también para Marruecos en el tema del Sahara Occidental. Marruecos tiene muy claro, como China con el Tíbet, que el Sahara Occidental es suyo. Lo ha invadido, lo ha tomado por la fuerza. Ha violado la integridad de otra nación y como los ciudadanos se han negado a someterse a ellos,los masacran. Y además les acusan de sediciosos porque no quieren aceptar la invasión como lo más natural del mundo. Y si estallan disturbios a consecuencia de ametrallar institutos de secundaria, bombardear campamentos, y se prohibe a la prensa internacional que esté presente en El Aioun y en Smara,es culpa de los saharawis que no se pliegan a las "bondades" y ventajas de hacerse marroquíes a golpes y a disparos. La propaganda marroquí quiere hacer creer que los saharawis están en plan guerrero sin motivo, que protestan y viven en el desierto porque quieren, ya que ellos les ofrecen disolverse como identidad en su espléndida oferta de integración. avasalladora. Si viven en el desierto no es porque ellos les han invadido e impuesto sus leyes a la fuerza,es que esos saharawis son cabezotas y obstinados. Y la mayoría de personas poco avisadas o desconocedoras de la historia están de acuerdo con Marruecos. Curiosamente cuando piensan en la situación de Ceuta y Melilla, cambian de parecer y de discurso :"Ceuta y Melilla son españolas", aunque estén ubicadas en otro continente y en otra cultura y en otro país. Y sin embargo Ceuta y Melilla son el vergonzoso resto de un colonialismo ancestral del que todavía esta España, país de Sagitario, amante del poder piramidal y férreo, de la huída hacia delante pero con marcha atrás, sin demasiada reflexión, desubicada y fogosa, amante de las raíces que le convienen a corto plazo y temerosa de los cambios que significan desapego, pais de paises de crecimiento trabajoso e ideas fijas, alma bailona y desajustada, no acaba de comprender.

Es fácil no enteder el problema saharawi si se está de acuerdo con el colonialismo trasnochado en Ceuta y Melilla. Es fácil tener miedo a que se abran más brechas en el tejido de la costumbre y de la cotidianidad de lo arbitrario. Por eso los gobiernos españoles, sean de izquierdas o de derechas, pasan de puntillas el plumero sobre el Sahara. Arreglar esa historia flagrante pasa por corregir la aberración de esos dos enclaves "españoles" en otro continente. Que a estas alturas de la historia no tienen más explicación que una visión garrula y consuetudinaria, que le da fuerza a un sistema de poder obsoleto y ya sin sentido alguno.
Una solución lúcida y justa sería proponer a Marruecos un trueque adecuado. Es decir, que Marruecos abandone el Shara Occidental, que firme un tratado internacional , con España en particular y ante la ONU, de no intervención militar ni adminstrativa en el Sahara, de convivencia pacífica con el pueblo saharawi y le deje en paz. A cambio España cedería las ciudades de Ceuta y Melilla al Estado marroquí, con la condición de que los españoles que quieran seguir viviendo en aquellos enclaves gocen de doble nacionalidad y de libertad de credo y de opinión. Que se respete su diferencia. Además, si deseasen vivir en España podrían hacerlo cuando quisieran sin perder derechos como ciudadanos de los dos paises. Libertad de establecimeinto, en ambos, a cambio de respetar las leyes de los dos. Y doble nacionalidad. Respeto de sus bienes personales, de sus casas o de sus negocios. Libertad para abrir escuelas y colegios privados para quienes deseen educar a sus hijos en la cultura española y abiertas a los niños marroquíes cuyos padres deseasen educar a sus hijos en esta cultura. Como, al contrario, si se desa que los hijos se eduquen en las escuelas marroquíes. Y pagando los impuestos normales y aceptando las leyes y formas de vida del país magrebí.

Eso sería una propuesta bastante justa. Se elegiría el mal menor y el bien más compartido, se perdería lo menos posible para ambas opciones y sería posible que la paz se estableciese al fin sobre una base equilibrada y no violenta, sino razonable. Donde nadie quiere "ganar" a costa de hacer "perder" ni de humillar a los otros. Donde todos quedan a una altura similar en derechos y deberes. Y no hay agravio comparativo para ninguno. Ni más perjuicio del que uno quiera padecer al oponerse y pretender mantener privilegios en una tierra que no es de su propiedad. Ahora me pregunto, ¿están los ciudadanos y los gobiernos de Marruecos y de España, a la altura de una solución así? ¿Podría hacer un esfuerzo por la paz del mundo, esa ciudadanía garrula y zafia que se agarra a las tradiciones absurdas y válidas sólo por la costmbre, como los caníbales mantienen las suyas? ¿qué haría en un caso como ése la armada invencible pepera, invasora de Perejil, representando aquel guión para corto de cine histriónico, como si fuese una obra surrealista de Jardiel Poncela? ¿Qué haría ese PSOE empeñado en nadar en los mares de las alianzas civilizadas y al mismo tiempo en guardar la ropa en las arcas del concordato nacional-católico, de los recortes estilo Merkel y de la colaboración en la guerra afgana?
Esa incógnita no es fácil de despejar. Lo sé. En este planeta falta visión universal y sobra jarabe de ego patrio. Falta verdadera solidaridad, de ésa que va más allá de la limosna parroquial y de la aventura ONGera por los mundos exóticos y sobra marujismo en extensiones capilares, botos y morros de silicona, siglo XXI, (con todos mis respetos por mis muchas amigas Marujas, a las que adoro. Y que están muy por encima del tópico gentilicio y humillante, pero no encuentro otra palabra cuyo valor semántico defina mejor el concepto que colorea esos comportamientos que aplican las recetas del ajoblanco o del bocata de calamares a todos los problemas del mundo mundial)
Quizás yo estoy también marujeando a mi aire en estos momentos. No sé. Pero queden al menos estas reflexiones y propuestas, ahí, en el aire calmo de una mañana de diciembre, de un año difícil para el mundo entero, menos para los enanos morales e intelectuales, privados de claridad y de corazón, ambiciosos y sin escrúpulos escondidos en los bajos fondos de esta sociedad sin puntos cardinales que la orienten. Pero, sin embargo, con todas las posibilidades que lleva consigo el despertar tan deseado de la conciencia integral. Ésa que nos une a pesar de todas las diferencias, mientras nos quede tiempo para verlo y disfrutarlo sin limitaciones a lo Sancho Panza y sin alucinaciones quijotescas. Simplemente con el deseo inagotable de salir adelante entre todos, sin muertos, sin heridos, sin golpes ni disparos. Sin contrario que humillar ni señores a quienes servir. Libres. Responsables. Y, además, si se puede, razonable y apasionadamente, felices.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Dedicado al pueblo saharawi y al continente sufridor que vive la esperanza

En Afrika by night Kheira Fatiha es dolor esencial que me sonríe.
Un rostro iluminado con suras de azahar,
aquel velo de Oujda y de mezquita
hasta que venga el mar a las puertas del mundo para contar su historia.

En Afrika by night se muere lentamente.Cheikh Ahmed ya lo sabe
cada vez que le firman un visado
o desliza sus dedos por el cuerpo de alguien que se deja querer
Los idiomas se aprenden en la escuela dol polvo y de la amnesia ajena;
se almuerza con sintaxis de sabana o con morfología de duna y pedregal.
La muerte baila inglés en sandalias de goma.
La malaria es un rap que mastica en francés las raíces hambrientas
de moscas con ceniza. Un mapa descosido de amarga profecía
y frontera de plástico que olvida en español.
Un Sur para que un Norte queme estrés en algún rally
de orgía fotográfica y amores de ocasión
o se lave las manos en una palangana desconchada
de buenas inteciones en índice Nikei.

En Africa by night se quedó para siempre el alma de Mukendi
y las voces oscuras que lloraban tambores de Annobón a Malabo.

En Afrika by night hay un dios con minúsculas que inventa catedrales
en gótico flamígero, mármol renacentista,
barroco pandeoro, alabastro y marfil;
un dios pálido y triste anatemizador de poligamias
con cara de retablo del trecento y mano limosnera,
cómplice del más fuerte y dueño del más chico.

En Afrika by night ya no sirven los atlas ni la antropología de Bill Gates
ni el desierto mortal de los baremos
ni las selvas de Hollywood -"tócala otra vez, Sam"-
donde salvar gorilas en la niebla,
mientras los hombres mueren si saber casi nunca
si alguna vez llegaron a nacer.

En Afrika by night tiembla la esencia.
Y su voz se trasmonta en los ríos
se desdobla en los ojos de Khadija, en las palomas blancas de Samir,
en la danza bantú de las gacelas, en cárceles de plátano y malanga.

En Afrika by night, por fin será de día
cuando Mogambo y Sam olviden el guión y los focos se apaguen,
cuando escriban goobye en las maletas
y recojan su atrezzo de rifles y metralla, catecismo y commonwealth.



Poema extraido de "Los jardines de Ionia", un libro de Sol Ruiz Lozano. Y leído especialmente en un acto de solidaridad con el pueblo saharawi que tuvo lugar en Valencia, en la jaima de información instalada frente al Gobierno Civil, la tarde del sábado 4 de diciembre de 2010. Un acto compartido por todos los que con amor se sumaron al homenaje a nuestros hermanos del Sahara Occidental y a la protesta cívica en favor de su libertad imprescindible.

Nota de la autora para la SGAE:
No sólo no se prohibe la reproducción, sino que se recomienda su uso, transcripción y difusión por medio de fotocopias, revistas, prensa, radio, televisión, copias de cd, e-mail, scanner o como prefirais.

viernes, 3 de diciembre de 2010

La huelga del pijerío y la estirpe del lagarto

Aprovechando el puente de diciembre los controladores aéreos se han desocontrolado. Es curioso que precisamente quienes más ganan y más días libres tienen, se pongan en huelga cuando más y mejor se puede fastidiar a los viajeros. Con sueldos astronómicos en un momento de crisis mundial, los pijos del control piensan que su estipendio no es lo lucido y contante que merecen, como al parecer también piensan los pilotos de las compañías aéreas reunidos bajo la sigla sindical del SEPLA. No sé en qué punto estará situado el listón ético de la conciencia aeronáutica. No sé que visión del mundo tendrán estos indivíduos del clan aéreo, civil y tan poco cívico pero quizás, más que encerrarles en la cárcel por incumplimiento de sus obligaciones, habría que condenarles a una estancia en Haití durante un par de meses, ayudando en los arrabales de Port au Prince y cediendo la mitad de su sueldo para levantar hospitales, alcantarillar la ciudad maldita, poner centros de asistencia, escuelas decentes con libros y cuadernos, limpiar los campos y organizar una producción básica para empezar a vivir con dignidad. Directamente les pondría a controlar un tractor que arase los campos, un pico y un apala que limpiase caminos y sendas obstruídas por la maleza y el pedregal. A transportar ladrillos y sacos de cemento mientras se construyen viviendas dignas. Y les haría comprobar in situ cuanto cuesta de verdad ganarse el pan dignamente y no haciendo el zángano con sueldos exorbitantes que no están en absoluto de acuerdo ni proporcionados con la dedicación y el esfuerzo empleado. Personalmente he conocido controladores militares que trabajan igual, que tienen idéntica responsabilidad y cobran lo que corresponde a su grado en el ejército. Ni más ni menos. Y lo mismo cuenta para los pilotos. Tanta responsabilidad tiene el piloto de transporte militar como uno civil. Y la diferencia de sueldos es apabullante. ¿Cómo no se van a producir crisis constantes en el mundo con este sistema egoísta y absurdo?

Si no es por dinero, ya que cobran un pastón de escándalo, y trabajan poquísmos días, esta huelga tiene todos los visos de ser un montaje ideológico. Ricos, inconsciente, insolidarios y pijos=PPeros. Si ahora resulta que el banco europeo salva la situación comprando deuda, hay que seguir asfixiando a Zapatero, el Allende español. Se ha intentado una huelga de camioneros cuya convocatoria nunca se supo de donde salió. Fracasó. Se ha intentado salpicar de porquería el ambiente para tapar la porquería propia. No ha habido suerte. Se ha mandado al juez Garzón al exilio judicial para que no siga adelante el escándalo Gurtel que ocupa el mapa completo del PP. Se ha movido la derecha broker internacional, hasta límites grotescos que han descubierto como las tramas especuladoras yankies tienen un interés especial en tirar por tierra la economía y la solvencia de un país que no es insolvente. Piratas que secuestran el Alacrana. Al Qaueda que secuestra voluntarios en Mauritania. Se ha provocado un ataque marroquí a los saharawis para colocar a España en otro ángulo escabroso. Tensión entre Rabat y Madrid. Las víctimas en medio. El Polisario que se reconstruye. Ceuta y Melilla en la palestra. Merkel y Sarkocy exigiendo recortes que ellos no han hecho a ese nivel. Acoso y más acoso al único "enemigo" visible. España. Donde al menos hay libertad y gobierna gente intachable, hasta el momento y teniendo en cuenta como está el patio, choca que el "enemigo" europeo sea el pais que más ética social ha desarrollado en los últimos años.
Pasma absolutamente viajar a Italia y ver el desastre a pie de calle, la basura y los residuos tóxicos enfermando a la gente, que el desempleo se cubre con la venta ambulante ilegal, con dinero negro que se presta, con prostitución como negocio "de alto standing", con ancianos de pensiones miserables que hacen de taxistas sin licencia por la ciudad y te ofrecen el transporte a un precio más barato, porque lo que cobran del Estado es un miseria verdadera, con mafias a tutiplén, con sueldos de ochocientos euros a médicos y enseñantes, que aveces ni se pueden cobrar, con un jefe de gobierno reclamdo por la Justicia, especulador y abusador de menores, que trasnporta a sus fiestas en aviones del estado... y que sea España la que esté al borde del colapso económico. Acoso total de una extrema derecha financiera que emparenta a Aznar con Berlusconi através del yerno comodín.
Primero, fue quitar de enmedio a Gordon Brown, socialista, hasta inventándole leyendas obscenas. Después "rescatar" una Grecia socialista reciente que arrastraba un déficit y una corrupción tras varios años de gobierno de la derecha, en los que nada se denunció de aquel pésimo sistema de gobierno. Portugal, que también ahora es socialista, es la otra diana expuesta al golpe. Y como no, esta España laica e insumisa que no aclama al Papa de Roma porque está harta de pagar impuestos a una iglesia que genera pederastas y es un peso muerto en el desarrollo ético y de la convivencia entre los ciudadanos. Que alimenta el rencor e impide la reconciliación jugando la baza de la guerra civil, canonizando santos de derechas y olvidando cuantos mártires no católicos se sacrificaron en los altares de su falso dios violento y sanguinario. Una iglesia empedrada de homosexuales que rechaza la unión entre ellos a la luz del día. Que prefiere el mal oculto al equilibrio visible, que les niega derechos civiles, que le resulta escandaloso, mientras la pederastia no es escándalo sino enfermedad misteriosa que ataca por sorpresa, según la ha definido su cabeza visible.

Hay demasiados indicios y sincronicidades, como por ejemplo las coincidencias emparejadas entre los problemas judiciales del caso Gurtel y los ataques de esa Eta subterránea que aparece y desaparece como el Guadiana, justo, cuando el PP tiene algún contratiempo con la justicia. Algo que recuerda los casos del terrorismo italiano en los años 90 cuando Berlusconi intentaba crear el caos para llegar al poder como un mago salvador y se produjeron ataques espantosos en Milán y en Bolonia, que luego mafiosos arrepentidos han declarado haber cometido por indicación y pago de Berlusconi.
Mirando la trayectoria de Italia, el "parentesco" entre Aznar y el cavaliere, es muy fácil atar cabos. Ante la metedura de pata al entrar en la guerra de Irak y el desastre del 11M, aliñado con las mentiras y la teoría de la conspiración, Aznar se hunde políticamente, pero no se rinde. Entra, via Berlusconi, en la trama de poder ultraderechista europeo y se va a hacer las Américas. Primero, en el Norte intenta hacerse un currículum de asesor y conferenciante por la universidades y de la mano del inteligentísimo y genial Bush Jr. Antes había abdicado en un personaje gris e incapaz, un hombre torpe, simplicio y embarullado, de palabra suelta e ideas atadas, llamado Rajoy. Aznar tuvo buen cuidado en elegir como sucesor a este pobre señor, que no da la talla y sólo ladra y ladra, sin aportar nada más que confusión y divisiones en su propio partido. El plan Aznar va viento en popa. Rajoy será el mediocre que se cargará todo, para que las bases, con el tiempo y el desgaste, pidan a gritos el regreso de Superjosemari. Porque bajo su égida férrea y bigotuda, las cosas pintaban mejor. Mientras Aznar se pierde por los altiplanos y selvas latinoamericanos envenenando la opinión pública y tramando golpes de estado en los paises donde no gobierna la derecha. Lo cazan y lo echan fuera en algunos de ellos. Al mismo tiempo, la consigna del cerco económico a España crece como la espuma. El veneno en el parlamento intenta frenar cualquier salida digna, no hay ninguna aportación , ningún interés en salvar la crisis, pero Cospedal y Cia. tienen unos sueldos a juego con los controladores. Que ni siquiera tiene el Presidente del Gobierno. La trama Gurtel es un agujero negro. Los dirigentes del PP están en el ojo de la Justicia, pero una mano negra judicial paraliza los procesos judiciales en los casos de Valencia y de Castellón. La sanación que representa la recuperación de nuestra historia reciente por medio de la memoria histórica, se detiene con el cese de Garzón a petición de los descendientes ideológicos de los verdugos. Algo nunca visto. Hasta Jueces para la Democracia se ha volcado al lado de la obstrucción. La Ley de Dependencia no se pone en marcha en las comunidades que dirige el PP. Tampoco la Educación para la Ciudadanía. Se gastan en autonomías como Valencia, los fondos de cohesión europeos, en eventos que llenarán los bolsillos de Don Vito y dejarán agujeros terribles y flagrantes como la falta de reparación en los ferrocarriles de la Generalitat en cuya linea 1 se produce un accidente que mata a 42 personas y deja inválidas a cientos, justo cuando llega de visita el Papa católico, en cuyo evento se despilfarran miles de millones que llenarán, además del sacro bolsillo vaticano, los bolsillos de las empresas que se ocuparán de organizar desde los alojamientos -que se quedaron vacíos- hasta los retretes móviles que invadieron la ciudad durante semanas, las empresas montadoras de plataformas, televisiones gigantes y demás medios faraónicos que acabaron delatando el vacío de público y el gasto pantagruélico de una ciudad que se consume sin poder cambiar de hospital, porque ni siquiera puede trasladar la vieja "FE", a su nueva sede inacabada y ya mohosa de tanto estar cerrada, que ha construído infraestructuras inmensas y ha gastado millones en publicidad, sin más resultados que visitas del Inserso y turismo barato que se apaña con su roulotte o con pensiones de la calle Pelayo o apartamentos para diez en el sitio de cinco. Que se traen de sus paises hasta los bocadillos. Que se conforman con sacar fotos con el móvil porque no tienen ni chapa para pagarse las visitas a las moles y tochos de Calatrava que ha sido recompensado con un palacio precioso en la Plaza da la Virgen sobre cuya puerta ha colocado el escudo de su apellido. Si esta historia no fuese cierta podría ser el guión de un nuevo "Bienvenido Mister Ratzinger".

Ahora tenemos un brote más de ataque pepero: la huelga desestabilizadora de los controladores, que no prosperará porque el ministerio de Interior ha mandado controladores militares a controlar los vuelos y ha prometido colocar en su sitio las ínfulas incomprensibles de un colectivo sin vergüenza ni sentido de la reponsabilidad, teledirigido por la misma mano que teledirigió lo de Milán, lo de Bolonia, lo de Chile y lo de Argentina, lo de Madrid, lo de Valencia. La última cabeza de la bestia del Apocalipsis. Que, sabiendo lo poco que le queda, está haciendo estragos antes de acabar en el lago incandescente de su propio final. Los poderes de un mundo podrido se deshacen con sus mismos instrumentos. Aparentemente cuando parecen querer diálogo, sólo es para ganar tiempo. No quieren absolutamente nada que no sea el poder omnimódo sobre el mundo. Con la complicidad y el silencio de la religión que nada en el mar del chachullo mientras guarda la ropa en el armario del diablo, por si a caso después de todo Jesucristo no existió y Dios es un invento. Pero antes de que eso suceda, su propia burbuja los dejará fuera del futuro. Lejos de la Vida y del verdadero progreso. La luz va a la luz y lo denso y oscuro a la densa ocuridad. Ya es el tiempo y terminó la época en que se podía unificar, porque no hay disposición ni madurez para alcanzar el consenso. Planos distintos y alejados en universos que se ignorarán entre sí. Otro inicio en otro niveles. Esto es lo que llega imparable. Mucho más fuerte que cualquier fenómeno físico.

"Voy a llegar enseguida, llevando mi salario para pagar a cada uno conforme a la calidad de su trabajo.
Dichosos los que lavan su ropa para tener derecho al árbol de la vida y entrar por las puertas de la ciudad. Fuera los hechiceros, los asesinos, los idólatras, y todos los amigos del fraude.
Soy Jesús, envié mi ángel para que os instruyese. Soy el brote y el linaje de David, el lucero brillante de la mañana.
"Dicen el Espíritu y la esposa: "¡Ven!"
Dice el que escucha:"¡Ven!"
Quien tenga sed que se acerque y coja gratis agua viva"

(Apoc.22, 10-17)


Y quien quiera oir que oiga y quien quiera entender, que entienda. Avisados estamos desde hace 20 siglos. Ahora es el tiempo en que palabra por palabra este libro que la iglesia apóstata e infiel nunca quiso entender y mucho menos explicar, está demostrando la realidad anunciada. Que la luz divina guíe la mente y el corazón de cada lector para que el Espíritu le confirme y le quite la venda de la inteligencia y así pueda ver que todo es un canto de esperanza maravilloso y armonizado detrás del tiempo del engaño. Buenos días nos da Dios. ¡A disfrutarlos!



miércoles, 1 de diciembre de 2010

Un regalo para el corazón y un descanso para el alma

Interesantísmo post del Blog "Teología sin censura", de J.Mª Castillo.

Austeridad de vida y plan de educación


En 1988, por motivos que (a estas alturas) desconozco, me comunicaron desde Roma que quedaba destituido de mi cátedra en la Facultad de Teología de Granada. En 1989, asesinaron a seis jesuitas en la Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador. Em 1990, respondiendo a la propuesta que me habían hecho los jesuitas centroamericanos, empecé a enseñar, como profesor invitado, en la UCA de San Salvador. En 1992, terminó la guerra civil de aquel país. Poco después, con ayuda de unas monjas, las Apostólicas del Corazón de Jesús, y con la valiosa colaboración de una mujer excepcional, Margarita Orozco Fernández, empecé a trabajar con un grupo de campesinos y familias desplazadas por la guerra. Algunas mujeres de este grupo habían sido catequistas, en la parroquia de El Paisnal, donde el jesuita Rutilio Grande ejerció de párroco hasta que, en 1977, fue acribillado a tiros por los sicarios de los terratenientes de la zona. Por aquel entonces, El Salvador (todo el país) era propiedad de 12 familias, que actuaban como dueños de vidas y haciendas. Rutilio no era comunista. Era un hombre tímido, que rezaba mucho y leía mucho el Evangelio. Además, era muy amigo del arzobispo de San Salvador. Mons. Romero. La muerte de Rutilio fue lo que le dio un giro nuevo a la vida de Romero, que, en 1980, fue también asesinado por agentes del partido ARENA, de extrema derecha.
Del grupo que Margarita y yo conocimos en los primeros años 90, ahora siguen unidas 42 familias, algo más de 150 personas. Viven en una zona solitaria y apartada, bosque adentro, a unos cinco kms de El Paisnal y a más de 50 kms de la capital. Cuando les conocimos vivían en condiciones de extrema precariedad. Cultivaban huertos de maíz y frijoles, base de la alimentación. Muchos de ellos no tenían casas y ningún otro tipo de equipamiento doméstico. Pero enseguida nos dimos cuenta de que muchos de ellos eran personas de notable calidad humana. Y todos unidos formaban un grupo compacto, caracterizado por una especie de "mística comunitaria". Esta suerte de mística se traduce en dos convicciones capitales: la austeridad de vida y la preocupación por la educación de sus hijos. En etas convicciones se mantienen y son la fuente de su progreso.
El hecho es que, desde que colaboramos con esta "Comunidad de Desarrollo Vecinal" (según la nomenclatura legal de aquel país), con el esfuerzo de ellos y nuestra ayuda, ahora todos tienen casa, con agua corriente y electricidad. Han construido una guardería, una escuela, un comedor y su cocina. Los niños que dejan la educación básica van a continuar sus estudios en el instituto de El Paisnal. Y después, los que son capaces, van a la Universidad Nacional de San Salvador. El próximo año, esperamos que pasarán a la Universidad más de diez jóvenes. Además, con la indispensable ayuda de la Universidad de Granada, se les ha construido un Centro de Capacitación Informática, donde todas las tardes tienen varias horas de clase, en la sala de ordenadores. Clases a las que acuden personas, no sólo de la comunidad, sino de los cantones vecinales. Así, son muchos los que ya han encontrado un trabajo más promocionado en distintas ciudades del país. Es de destacar la organización comunitaria que mantienen: cada año eligen a una junta de gobierno, que controla los gatos y da cuenta a la comunidad de cuanto se compra o se gasta y que interesa a todos.
Impresiona la corriente de humanidad que une a estas personas: atención a enfermos y ancianos, la enseñanza religiosa que les dan a los niños y por medio de la que transmiten su mística de austeridad de vida y de empeño por la educación. Para 2011, tenemos que matricular a 49 niños. Y no podemos dejar de seguir cerca de ellos. Por el futuro de los pequeños y jóvenes, por la unidad de aquellas familias, por lo mucho que se merece aquel sufrido país. Y también por nuestro propio bien, ya que ellos nos humanizan con su enorme humanidad.
Me he permitido contar estos hechos porque, más que las ideas, los hechos son la mejor teología. La "teología narrativa". Eso es lo que hicieron los evangelios. Y hoy, la austeridad de vida y la educación de las nuevas generaciones son el gran reto que nos espera.

martes, 30 de noviembre de 2010

Románticos y trasnochados

Las revelaciones del informe Wikileaks , además de confirmar lo que más o menos barrunta cada hijo de vecino medianamente despierto, han aportado la clave exacta de la fijación neocon con esta España periférica que se resistía a entrar en el club del eurocentrismo capitalicio a costa de crear miseria para todos menos para sí mismo. EEUU tampoco puede consentir que haya una chispa suelta en el Planeta que se salga de su abecedario ecuménico, que dé la nota discordante del bien común, cuando lo común es que el bien sólo sea privado, especialmente privado de ética y sobreabundado de codicia, de carencia de escrúpulos y que se deposite el progreso de los trust y holdings económicos en los paraísos fiscales de la piratería monetaria, aceptada ya con una naturalidad espeluznante. "Es lo que hay", "del sistema no se puede salir", "hay que convivir con la delincuencia económica, con las mafias internacionales, como se convive con las bacterias y los virus"...poco a poco la infiltración de esa pragmática de la legaña social, va ganando terreno. Y vamos mirando hacia la historia y vemos entre la niebla ,los huecos irrellenables de Willy Brand, de Oloff Palme, de Sandro Pertini, de Miterrand,de Gorbachov, del Papa Roncalli,o del Papa Luciani, que se van diluyendo en el gris acerado de esa estética helada como SSuecia, como Alemania, como Rusia o Polonia, Francia o Italia, como China o la Corea del Norte hundida en su miseria grandilocuente en armas y mendicante en justicia y en calidad de vida o la Corea del Sur sierva del consumismo esclavizante, que tiene la misma miseria pero camuflada por la ambición ilusa de que es libre. En este planeta la libertad no existe. Ni siqueira los mentores yankies de la democracia saben lo que significa.
Un mundo esclavo del tener y del poder, poseído por el miedo a todo, desde la enfermedad y la guerra, al desempleo, desde la carencia a la inseguridad y a la amenaza terrorista, desde la neurosis al fármaco, drogada por el dinero, los estupefacientes y el estrés, ¿puede acaso ser libre? Una sociedad que ha basado el estado del bienestar en el mucho tener, mucho acumular, mucho trepar, mucho invadir y controlar , ¿qué clase de mundo puede sostener? Simplemente, el que hay. Obra nuestra. Exclusiva. Ninguna especie ha venido a imponerla. Creación propia, como la moda de diseño. Es cierto que hay una minoría poderosa que tiene la ilusión del control del mundo porque maneja tecnologías punta que todos debemos comprar para estar al día y através de nuestra propia colaboración ser controlados y teledirigidos voluntarios. Pero también es cierto que ese poder escondido acaba por salir del escondrijo precisamente por los medios que él mismo utiliza. Ahí está este Asange con su informe Wikileaks, demostrando como todo el poderío en un momento, como pedrada de un David en la frente de un Goliat, pega el golpe y descubre el pastel. Lo más triste es que, como Primo Levi afirmaba sobre los presos de los campos nazis, esto ya no es el hombre, sino su caricatura petrificada. La alienación es tan fuerte que ha liquidado el poder de la respuesta, de la reacción. Y lo mismo que el mundo se ha acostumbrado al horror como noticia diaria, se ha acostumbrado a la indecencia como modus vivendi. Y nadie se sorprende de que haya espías, mafiosos, inrigantes, ladrones, pedófilos, abusadores y delincuentes al mando de los estados "libres y democráticos". La prueba es el mismo Asange. Que ese hombre pueda libremente acceder a los medios de comunicación sin que nada se lo impida, sólo se debe a que forma parte del mismo entramado del poder. El poder del chantaje, de la tecnología al servicio del espionaje internacional. Del basurero en el montón de inmundicia. Más de lo mismo. Al Capone contra Bonny & Clyde. Ahora el señor del anillo es él y su empresa.

Llegado el punto en que las bolsas, los mercados, los partidos, las iglesias, los países y sus instituciones son un sólo cuerpo dominado por la misma fuerza, quienes disienten de ese entramado demencial, son los anormales. Aquellos que no comparten el estilo de pensamiento y de influencia social, que se alejan del tejido nudoso de la "normalidad", donde sólo quienes llevan impresa la huella de Caín y su código de barras pueden adquirir los poderes necesarios para el "triunfo". Y ahí estamos todos inmersos. Los unos como opresores, los otros, como oprimidos.

Ante tal tesitura y después de haber leído los informes Wikileaks, tal vez sólo nos quede conservar la utopía de la inocencia como escudo protector y estar muy agradecidos y deseosos de que los EEUU lleguen a calificarnos algún día de "románticos y trasnochados". En un mundo donde ganar es morir de "éxito", ser marginales y raritos, es una verdadera gracia del cielo. El fin del tiempo lo confirmará. Y mientras, ¡qué no decaiga, quiyos!

lunes, 29 de noviembre de 2010

Precioso y entrañable, este artículo de Rosa Montero en el País Dominical

DE HÉROES Y BIRRIAS.
(Rosa Montero)

Vi el otro día en EL PAÍS una foto de Berlusconi y Fini, el presidente del Congreso italiano. Berlusconi estaba al fondo, serio, de frente, y mostraba un asombroso e inquietante parecido con una figura de cera. Quiero decir que su rostro no era de naturaleza carnal, sino de materia inerte, puro plástico. Sin duda su aspecto es un resultado de la transfiguración quirúrgica, de los implantes y los recosidos, de los muchos trabajitos de cirugía estética. Parece haberse puesto de moda últimamente entre los dirigentes políticos mundiales el rehacerse la cara en el quirófano. Ahí está la argentina Cristina Fernández, por ejemplo, brutalmente siliconada (probablemente sería guapa sin todo eso), o la presidenta de Brasil, la recién elegida Dilma Rousseff, que ha admitido haberse hecho dos operaciones estéticas, aunque en este caso deben de ser menores, porque hay que reconocer que a Dilma se le nota menos la carnicería. Por no hablar de Vladímir Putin, que hace poco apareció con unos sospechosos moretones en la cara que mismamente parecían las secuelas de un lifting, y de quien además se diría que es un vigoréxico, o sea, una de esas personas excesivamente obsesionadas por la musculatura.

En realidad, no sé por qué me extraño de esta predisposición de los mandatarios a remendarse el físico: la cirugía plástica se está convirtiendo en algo habitual en la gente de la farándula, es decir, en todos aquellos que viven de la cara, y por desgracia la clase política cada día se queda más en la superficie de las cosas, más en la forma de las cejas que en la calidad de las ideas que supuestamente se agolpan detrás. Nuestros políticos son vendedores de apariencias, y las apariencias que hoy se venden mejor son las recauchutadas. Aun así, no deja de sorprenderme que los ciudadanos puedan creer y confiar en un dirigente que engaña hasta en el grosor y la forma de sus labios. Si el pellejo, que es algo tan visible, ya es una mentira, ¿no es de temer que las palabras, que son mucho menos verificables, resulten aún más falsas?

A menudo la gente me pregunta quiénes han sido los individuos más interesantes de los cientos de personajes famosos que he entrevistado, y siempre contesto lo mismo: salvo excepciones, los tipos anónimos son mucho más atractivos que los importantes. Ahí, en la realidad de cada día, es donde surge la veracidad, la intensidad, el talento. Incluso el heroísmo. Es el caso de Manuel González, por ejemplo. Manuel, que tiene hasta un nombre con vocación de anonimato (es tan común que resulta difícilmente memorable), fue el rescatador chileno que descendió el primero en la cápsula Fénix II hasta encontrarse con los 33 hombres atrapados debajo del desierto de Atacama. Tiene 46 años, es un experto en perforación vertical y lleva doce años trabajando como rescatador de mineros. Seguro que en ese tiempo ha pasado por momentos angustiosos y peligrosos. Por trances quizá más duros que este último. Pero, claro, no tenía a medio planeta contemplando su proeza en directo.

En cualquier caso, ese hombre modesto descendió el primero, probó la viabilidad de la cápsula con su propia vida, se quedó ahí abajo durante 25 horas y, lo que todavía me parece más angustioso, salió el último. Héroe es aquel que hace lo que debe en una situación ante la que la mayoría de las personas encontrarían excusas razonables para no hacerlo. Por eso el héroe de verdad ni se da cuenta de que lo es: solo cumple con el papel que le ha tocado. Cuando Manuel González llegó abajo y se reunió por fin con los mineros, el planeta entero esperaba con avidez mitómana sus primeras palabras. Y lo que dijo fue: “Estoy feliz de la vida, pero cagao de calor”. Ah, qué pequeños son los héroes de verdad: y es justamente esa pequeñez lo que los hace grandes. Se preguntarán qué tiene que ver todo esto con los birriosos mofletes de goma de Berlusconi. Pues verán, a mí me parece que bastante. Entre esos dirigentes tan famosos y esos rescatadores usualmente ignorados que se meten en las tripas de las minas, me parece atisbar una línea metafórica que define la condición humana. Arriba, en lo alto, la artificialidad y la impostura. Abajo, en los subterráneos cotidianos, la autenticidad de lo real. Cuando el pomposo fingimiento de los diversos Berlusconis me llena de desaliento, pensar en los Manolos cagaos de calor que hay en el mundo me hace recordar dónde está la vida

sábado, 20 de noviembre de 2010

Un poco más alto, por favor!

La santa paranoia de SS no tiene confines. Ni su filopantocracia tampoco. El laicismo no sólo es una amenaza para la iglesia vaticana, sino también lo es, nada menos, que para la verdad. Como en un despotismo dogmáticamente ilustrado, Yavalisto XVI identifica su negocio religioso con la verdad. Única y monocolor, faltaría más. L'etat c'est moi! Por supuesto, que él es el Estado Vaticano, eso no lo duda nadie. Todos estamos perfectamente de acuerdo en que allí puede hacer de su sotana un sayo o trescientos, si le apetece. Para eso le han nombrado regidor máximo del cotarro. Y sus secuaces no ponen la menor traba. Están en todo su derecho. Sólo parece que tienen una ligera desviación perceptiva de la realidad. Y es que la verdad es mucho más grande que una religión, que un estado, que un país, que un continente y que un planeta. La verdad es la dignidad humana unida a la dignidad de la creación realizando el bien cumún, y es patrimonio de todos, porque todos formamos parte de ella. Y todo lo que percibimos como realidad inmutable y eterna,en medio de lo cambiante, son sus fragmentos referenciales, no su totaldad, que dado nuestro tamaño y grado de desarrollo evolutivo, no podemos percibir aunque se intuya y se sienta tantas veces y de tantos modos. Pero sí sabemos que se manifiesta en el equilibrio de fuerzas psiquicas y mentales, en la realización benéfica sin exclusiones, en la claridad y en la transparencia, en la disposición compasiva y solidaria, en el respeto a los caminos de búsqueda personal, en la honestidad y en la coherencia, en la visión y comprensión de lo universal en lo particular y viceversa. En la generosidad indiscriminada y en la apertura de la conciencia hacia latitudes más altas que el puro imperio impositor y fanático de ideologías, credos y religiones. Que en definitiva en vez de ser caminos hacia la liberación humana se convierten en cárceles atroces para el desarrollo de todos. Esto lo vio muy claro Jesucristo. Por eso lo condenaron a morir en cruz. Había que proteger el sistema del poder frente al despertar humano. Había que combatir el laicismo de Dios, que no era judío, ni es musulmán ni católico. Esta parte de la verdad no se puede admitir en una sociedad cerrada, muerta de miedo, que necesita inventarse cada día una relación con la divinidad diseñada a su medida. Un conjunto de seres no evolucionados, asustados ante la idea del mal, que ellos mismos generan sin darse cuenta, ante la idea de la duda que pone en crisis las inercias heredadas, ante las incógnitas del "más allá" que pormete ser la cara oculta de la felicidad aunque aquí se haya sido un canalla y una víbora rabiosa. Todo se puede arreglar en el último momento con una buena confesión que abrirá las puertas del cielo al más espantoso elemento, siempre que se incline a aceptar el yugo de la iglesia católica. Con ese planteamiento, es lógico que el mundo católico no mejore, que se endurezca, que esté atrofiado , en putrefacción y cada vez más lejos de esa verdad de la que se cree único poseedor y dispensador. La manifestación natural y divina de esa verdad, es la prueba irrefutable de la oscuridad y patetismo en que se mueve esa iglesia, que no es "el pueblo de Dios", sino un fragmento clerical y fósil ,de credos, dogmas y cultos pretéritos, ineficaces y anacrónicos. Basados en las liturgias y parafernalias del antiguo Israel y en los restos de la religión del imperio romano.
Esa es una parte de la verdad universal que la obcecación fanática del Vaticano no quiere ni siquiera considerar. Una parte de la verdad que se les escapa y les denuncia a los ojos del mundo. No necesitan acusadores. ¿Qué mejor muestra que ellos mismos cada vez que hablan para juzgar, condenar, apartar y rechazar todo lo que ellos no han pensado o dicho? Son incapaces de ver la manifestación de ese Dios del que tanto hablan y del que están a millones de años luz, por su afición a las tinieblas del poder. Ese Dios laico. Ateo de sí mismo. Servidor de la vida. Que como Pablo de Tarso lo intuyó : "Siendo Dios quiso manifestarse como esclavo" para liberar la esencia del hombre, que es otra manifestación riquísma de la divinidad materializada y en estado de ascensión hacia su perfección constante. Si esta parte indispensable de la verdad la ven otras opciones de búsqueda que entienden el mensaje del Evangelio mejor que ese extremo duro de la fijación, ¿no será ya el tiempo de avanzar sin lastres en la conciencia y camino del abrazo fraterno entre los hombres de todas las culturas, religiones e ideologías? No es un relativismo -como dice Ratzinger- ni una dejadez desganada lo que vacía los templos. Es que el Espíritu enciende su luz en los corazones, en las mentes y en las almas que están buscándole y no se conforman con la fabricación de barreras de seguridad, porque están detectando que nada en el mundo ni en la vida está separado de ese Dios que es mucho más que un "dios", que está repartido en la esencia de todos como los granos de una granada son parte de ella y ella está constituída por ellos.

Estas experiencias liberadoras que hacen comprender la grandeza de lo creado, no son exclusivas de ningún dogma. Son la herencia espiritual de nuestro destino cósmico. El jugo dulce de la granada. Y cuando los canales que deberían regar el campo de la verdad se obstruyen definitivamente por las piedras inamovibles de la costumbre, del temor y de la inercia, ese agua divina que fluye dentro de nosotros, salta los obstáculos y abre nuevos canales, en donde el camino hacia la verdad se nos revela parte responsable y dinámica de la verdad misma. Entonces comienzan las sincronicidades, los mensajes envueltos en todo que nos llevan al Todo, pasando por el cada uno. Y se empieza a formar un tejido nuevo y reparador que nos dota de una alma más fina,limpia y bella. Mucho más lúcida y clarividente. Mucho más segura, valiente y optimista. Reguladora del estado de indefensión y de primitivos temores ya sin sentido, cuando el miedo a la destrucción y el chantaje del terror, se evaporan ante la fuerza insuperable de otro estado que sube más alto cuanto más encarnado y humano se hace. ¿Tiene acaso el Vaticano explicación para este fenómeno ya felizmente extendido en el mundo o la humildad suficiente para reconocer que no está a la altura en que el Espíritu está colocando el listón de la simplicidad y de la inocencia del hombre capaz de percibir que una nueva creación está emergiendo de las cenizas y de los escombros y que para contenerla no sirven ya los viejos moldes milenarios, sino que una voz intemporal está diciendo "ahora vengo y todo lo hago nuevo"?

La verdad es que las palabras de ese viejito aferrado a lo que murió y está muriendo, dentro de poco dejarán de indignar y de ser noticia, porque la Verdad del hijo de Hombre le dejará sin audiencia. Estamos recibiendo una oleada preciosa de impulsos espirituales renovadores y todo lo viejo se está desmigando como un pan duro que el desgaste del tiempo ralla sin cesar. No pasarán más de dos años y ya habremos comprobado qué es al Verdad y que todo le pertenece. Nosotros, todos, también. Lo mismo que los que ahora se aislan en sus creencias como en una fortaleza amurallada. Compeenderásn de pronto que también ellos y sus valuartes defensivos son perte de la misma Verdad de todos. Y ese día no está tan lejos como parece.
SS lo teme y lo intuye como una catástrofe y un ataque de los descreídos, pero cuando lo vea y lo entienda, se alegrará también y puede que entonces comprenda que no hay diferencia alguna entre "sacro" y"profano", entre "religioso" y "laico", porque Dios es todo eso y nosotros los granos de la divina granada eterna, que no tiene principio ni fin, a pesar de las explosiones de antimateria que según los científicos sorprenden las leyes de la física. Sin ver que ellos mismos son ya una demostración de aquello que no entienden.
Al final, como en las viejas películas bonitas del pasado, el amor triunfa siempre. Porque la Verdad y la Vida, son Amor. Y el Amor, más allá del tiempo y de los espacios, es el único que gana la partida del futuro. Que cuando llega resulta que también es el Presente.


El Papa denuncia la "dictadura" laicista que atenta contra la Iglesia

Benedicto XVI asegura que el "relativismo" amenaza con destruir la verdad

PÚBLICO.ES/ EFE Madrid / Ciudad del Vaticano 19/11/2010 16:51 Actualizado: 19/11/2010 17:30



El papa Benedicto XVI saluda a los devotos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano (Italia). EFE/ETTORE FERRARI ANSA

El papa Benedicto XVI saluda a los devotos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano (Italia). EFE/ETTORE FERRARI ANSA

El papa Benedicto XVI, en la línea de sus últimas intervenciones públicas, ha denunciado la "dictadura del relativismo" que atenta contra la libertad del hombre, que dificulta el anuncio del Evangelio y los grandes logros, dice, de la cultura cristiana.

El Pontífice, que en su reciente visita a Santiago de Compostela y Barcelona criticó el "laicismo agresivo" de España, censura la "oposición" que existe frente al mandato de Jesús de anunciar el Evangelio, donde "está implícita la exigencia de la libertad de hacerlo".

Ratzinger asegura que "hoy se encuentra ante el gran desafío del relativismo, que parece completar el concepto de verdad, pero en realidad amenaza con destruirla, proponiéndose como una verdadera dictadura", aseguró el Papa, según el comunicado.

Según un comunicado del Vaticano, el Pontífice hizo estas manifestaciones ante 150 cardenales de todo el mundo, venidos a Roma para participar este fin de semana en su tercer consistorio para el nombramiento de nuevos purpurados. En la reunión a puerta cerrada se "reflexiona" sobre los casos de sacerdotes pederastas, la situación de la libertad religiosa en el mundo y la apertura de la Iglesia Católica a los anglicanos que quieran volver.

"Proceso de secularización"

Tras su intervención, tomó la palabra el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, que habló de la libertad de la Iglesia en la época actual.

Bertone también arremetió contra los "intentos" de limitar la libertad de los cristianos en diferentes partes del mundo y se refirió también a la situación de la libertad religiosa en Occidente y al "proceso de secularización" que registra y la consiguiente "marginación de los valores espirituales de la vida social".

El "primer ministro" del Vaticano también expuso la situación de la libertad religiosa en los países islámicos y la actividad de la Santa Sede y de los Episcopados locales en defensa de los católicos en Occidente y Oriente.

martes, 16 de noviembre de 2010

La gesta mítica de Alicia Croft

La derecha española tiene un serio problema. En su afán por conseguir votos y recuperar los restos del naufragio y del sufragio, ha incluído ecuménicamente a la extema derecha, racista,xenófoba y montaraz. Ha ido arrinconando las velidades demócratas y moderadas ,a Piqué y a Gallardón. Y se ha echado al monte sin más. Ya no se corta un duro. Ha elevado a los altares a la versión catalana de la lideresa, a la Rita Barberá de la Barceloneta, a la Agustina de Aragón con pinta de payesa del Alto Ampurdán que bambolea la bandera de la patria popular a lomos de la gaviota Pepe. Si yo fuese del club de Pepe y lo viese en plan mitológico, cabalgado por esa Alicia Croft, perseguidora de inmigrantes, me borraría inmediatamente de las listas de apoyo a semejante espectáculo.
Ya no me paro en lo aberrante de la cruzada mágica de Doña Croft, ni en la crueldad de sus manifestaciones inhumanas, ni en su sensibilidad de lija del 5, ni en la frivolidad con que se toma a chacota el dolor de los más desfavorecidos, que han abandonado sus raíces para trabajar donde ningún español lo hace, y así ganarse el pan y poder pagar los estudios a los hijos y regresar con unos ahorros que les permitan vivir en sus paises montando algún modesto taller, negocio o tiendecita, como hicieron tantos españoles en tiempos alucinantemente cutres de dictadura ruinosa, donde la inmigración fue el maná para sobrevivir y para comparar como se vivía fuera del purgatorio, detrás de las rejas del Pireneo; ni siquiera me pararé en la vergüenza ajena que produce la exhibición circense de una jamona volandera, prietas las filas, recias marciales y alegre el ademán. No. ¿Para qué insistir en la suerte taurina de esta sota de bastos de la catalanidad en horas bajas? Ya se encarga ella misma de componer su epitafio cívico, sobre la losa que sepulta la dignidad y la ética de una Catalunya siempre distinguida por el seny y la elegancia de la moderación. Muy catalana , desde luego, no debe ser esta Camacho de pelo en pecho . Aunque haya nacido allí por obra y gracia de la emigración incomunitaria. Lleva inoculado hasta las cachas el yugo de Isabel y Fernando y las flechas de matar el futuro, el sello de la expulsión de judíos y moriscos. Y además, ninguna mujer catalana de verdad perdería los estribos hasta terminar liderando algo así. Y jamás terminaría despatarrada sobre la gaviota en un videojuego que caza inmigrantes sin papeles.
Terrible es la perspectiva que se le viene encima a Catalunya con este panorama, pero es mucho peor aún que la tradicional cultura de los catalanes desemboque entre las piernas cibernéticas de una sota de bastos acaballada encima de una gaviota virtual, que además, en el colmo de la creatividad y del ingenio, se llama Pepe. A veces la falta de imaginación y el pésimo gusto de un surrealismo esperpéntico pueden ser los mejores aliados de la democracia...quién sabe!

Toma nota:Esto es lo que nos espera si se vota a la gaviota

'Alicia Croft', la heroína que 'elimina' inmigrantes ilegales

El PP catalán lanza un videojuego en el que Sánchez-Camacho lucha, a lomos de su gaviota Pepe, contra la inmigración o el independentismo

SERGIO LEÓN Madrid.


El PP de Catalunya ha ido un paso más allá en su campaña para las elecciones catalanas. Las Noves Generacions, la rama juvenil de los conservadores catalanes, han convertido a su candidata a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, en Alicia Croft, la protagonista de un videojuego que hace desaparecer, entre otros, a inmigrantes ilegales o el independentismo.

La heroína del juego viaja por la ciudad condal a lomos de su gaviota Pepe lanzando "ideas resolutivas" en forma de bombillas para "transformar y resolver los problemas de Catalunya", tal y como señalan las instrucciones.

En el videojuego, disponible en la página web del PP catalán, Alicia Croft -en referencia al mítico personaje consolero Lara Croft- puede nutrirse de los "elementos que nos unen", como el toro, el burro, la montera o la barretina, para ganar puntos y poder disparar contra sus verdaderos objetivos: un avión desde el que se lanzan en paracaídas dos "inmigrantes ilegales", un zepelling independentista o una boca que pretende representar la libertad lingüística en Catalunya.

A cada 'bombillazo' de Camacho, los problemas que detaca Rescate, así se llama el videojuego, desaparecen con el fin de conseguir sentirse "orgulloso de ser catalán y español". Una vez acabada la partida, la gaviota Pepe da la enhorabuena e invitar a los catalanes a votar el 28 de noviembre para hacer realidad eso que el PP califica de "todo lo que nos une".

"No queremos rumanos"

Rescate, que incluso tiene también una versión para móviles, es un capítulo más en la lucha de Sánchez-Camacho contra la inmigración en Catalunya. Al margen del siempre recurrente tema de la crisis económica, el partido liderado por la ahora Alicia Croft se ha especializado, de cara a las elecciones, en temas que unen delincuencia con inmigrantes. De hecho, el PP catalán se ha cebado desde el principio con los extranjeros para atraer votantes, y siempre con el beneplácito de Génova.

Camacho ha defendido siempre al edil de Badalona que editó los panfletos xenófobos

Hace unos días, en un acto preelectoral celebrado en Santa Coloma de Gramanet, una población que destaca por su alto número de inmigrantes, la candidata del PP a la Generalitat propuso que los extranjeros en paro regresen a su país, una idea que iba en consonancia con la defensa de Rajoy de la instauración de un "contrato de integración", como el aprendizaje de la lengua o las costumbres, para poder residir en España.

El mes pasado, Camacho tuvo que salir ante la prensa para defender que su política de inmigración no es de "extrema derecha" ante la querella presentada por ICV contra el concejal del PP en Badalona Xavier García Albiol, que editó unos panfletos en los que, entre otras cosas, se podía leer "no queremos rumanos". Lejos de alejarse de la polémica, Camacho ha descartado en todo momento sancionar al edil xenófobo.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Otra vuelta de tuerca en la piedra de molino

21.000 archivos pedófilos en una parroquia de Castellón

El cura ha sido imputado por un delito de distribución de pornografía infantil

EFE Valencia 12/11/2010 18:16 Actualizado: 12/11/2010 19:32


(Diario "Público" de hoy sábado 13 de noviembre de 2010)



***********************

Era un buen párroco muy amante de la cultura y "daba sermones de diez". Muy amable con los vecinos. Así definen en el pueblo al pedófilo que archivaba y distribuía pornografía infantil. Que además era el cura, el pastor del rebaño municipal. Cuando la brigada de la Guardia Civil especialista en la investigación de estos repugnantes delitos se presentó a detenerlo, las ovejas de la majada parroquial se quedaron sin balido. No se lo podían creer. Es lo que suele ocurrir cuando un modo de vida represivo e hipócrita se empeña en llamar sagrado a lo beato y laico a lo profano. Cuando se vive un mundo de definiciones teóricas y rupturas internas. Cuando Dios se la da y San Pedro es un Estado de lesa vaticanidad, una nación del ecosistema imperial, que flota entre la Nada y el armario de los disfraces. Un criadero de patologías tristísmas que se niega a revisar su sistema de ventilación, de limpieza íntima, de nutrición integral.

Una iglesia enferma sólo cultiva enfermedad. Una iglesia rígida y juzgadora, que no asume la realidad del hombre y pretende enmendarle la plana a Dios, es un tristísimo elenco de locura camuflada de falsa moral. Y no es nada extraño que produzca estas cosechas de delincuencia inconsciente e inmadura.

Sería muy perverso meter en el mismo saco a estos desgraciados personajes que a los seres generosos y llenos de bondad, que también los hay, y estan dando su tiempo, su dedicación y su vida, por la causa del hombre. Allí donde la miseria limita con la muerte, allí donde los recursos humanos sólo son las personas, allí donde el olvido de la sociedad ha relegado a lo más sufriente, allí, también, se encuentran cristianos católicos que han renunciado a todo por amor verdadero. Que no distinguen entre sacro y profano,entre religioso y laico, porque son gente de frontera, libres como el soplo del espíritu. Mucho más que creyentes: realizadores de la palabra que da vida en los actos justos. La normalidad del santo, es que es profunda y esencialmente humano. Sin embargo estos delincuentes patológicos no han alcanzado aún esa condición. Flotan en el mar confuso del caos de las reglas impuestas por lo arbitrario y el tirón natural y no asumido de sus pulsiones sexuales. Personas que eligen quizás esa dedicación pastoral para esconder inclinaciones que no consideran naturales, como la homosexualidad, debido a una educación insana. Prefieren esconderse bajo el alzacuellos antes que tener el valor de manifestar lo que sienten y desean en realidad. La iglesia institución lo sabe perfectamente y cultiva a posta esa castración enfermiza con tal de ampliar su recolección de vocaciones cada vez más precarias.

Es muy grave y no es de ahora. Esto ha sido historia desde siempre. Y no sólo en la iglesia católica sino entre los no religiosos también. Padres, hermanos o tíos, o vecinos o amigos de la familia, que durante generaciones han violado y estuprado criaturas inocentes sin el más mínimo escrúpulo, e incluso con la connivencia resignada de madres e hijas indefensas y paralizadas por el horror hasta verlo natural.

Sin embargo dentro del mundo religioso resulta mucho más terrible. La religión debería ser un consuelo, una orientación limpia hacia la salud del alma, de la mente y del cuerpo, de las relaciones y los vínculos humanos. Una salida del primitivismo hacia la realización civilizada y por eso, divina. El camino hacia una espiritualidad integradora y evolutiva. Sana, porque si no lo es no puede ser espiritualidad, sino neurosis. Pero no es así con una frecuencia alarmante y obscena.

Es urgente que esa igesia deje de criticar lo que no le gusta del mundo que la rodea y empiece a hacer limpieza general dentro de sí misma. Humildemente. Sin palios ni justificaciones. Que deje de ser una escuela profesional de devociones teológocas y de dogmas clasificadores de lo inclasficable y simplifique. Allane los caminos en vez de cavar trincheras. Tienda puentes en vez de quitarlos. Y sobre todo, de que se baje del trono de los poderes del dinero y la fuerza de la opresión y se convierta de corazón y de pensamiento en lo que de verdad debería ser: Un toque de salud para el mundo. Un abrazo de bondad para el dolor.