martes, 4 de noviembre de 2008

Democracia Oportunidad y Esperanza

No puede haber mejor modo de comenzar un día nuevo, que con la inauguración de un tiempo nuevo. Felicidades, mundo. Felicidades, humanidad. Porque cuando van apareciendo figuras luminosas como estrellas en un cielo reciente, no significa que ellas van a cambiar las cosas y a comenzar por su cuenta un fenómeno diferente, sino que ellas mismas son el resultado de un renacimiento. De la interacción de una masa crítica equilibrante de fuerzas y energías.
Esta madrugada la belleza y la inteligencia se han puesto en acción. Y no eran sólo la belleza y el resplandor del alma blanca de un joven negro, sino la intensidad lumínica de millones de seres en proceso de despertar, que desde tantos ángulos del planeta han hecho posible este milagro natural como el alba, como el nacimiento de un niño al final de la gestación materna. El dolor, la opresión, las crisis, las injusticias flagrantes, la violencia insensata, la avaricia estúpida, han sido el fértil abono que ha hecho nacer los brotes de una nueva conciencia. No hay mal que por bien no venga. Y al final del túnel siempre nos espera la luz que se ha ido generando dentro de la misma búsqueda.
Barak Hussein Obama, no es una casualidad, sino un resultado, una sintesis, que en el silencio del trabajo y de la lucidez ha ido cobrando forma y conciencia, alimentado por las energías mentales y emotivas de millones de seres humanos que desean un cambio radical noviolento, ni excluyente, un cambio natural de la evolución que ya reclama nuevos aires limpios.
He escuchado algunos comentarios "inteligentes" de la prensa que aún funciona con ideas caducas, pero también he oído la opinión de un joven político del PP y de otro político de PSOE y he visto el contraste. El periodista se fijaba solamente en la dificultad del reto que tiene que afrontar el recién electo, sin embargo los dos políticos estaban entusiasmados con el programa de rehabilitación moral y de valores, con la riqueza y el paso evolutivo que supone esta nueva oportunidad que el mundo necesita. La actitud de los dos políticos era la demostración sincronística de lo que este acontecimiento significa: se les han abierto canales de comprensión porque ellos también desean superar el abismo y avanzar por una vía de encuentro y cooperación colaboradora. El periodista se había detenido en el juicio. Los servidores públicos habían captado la onda renovadora y como formando parte de un sistema de vasos comunicantes, se habían hecho parte disponible del nuevo impulso.

Es un milagro mirar esta bellísima historia de AMOR UNIVERSAL. Occidente, "civilizado", "culto" y depredador se apodera de continentes como América. Destruye a los indígenas extenuados en trabajos durísimos y contagiados por enfermedades importadas. Entonces, para seguir explotando aquel continente, comienza el tráfico y rapiña de africanos y la destrucción de África. Los esclavos mueren a cientos y a miles. Consumen sus vidas trabajando como bestias y sin embrago son capaces de crear algo tan maravilloso como los negros espirituales, el godspel, el jazz, el soul, el swing, el reagy, el rap y una fuerza resistente en medio de la discriminación, la exclusión y el abandono. Pero el AMOR inteligente lleva su curso y va echando raíces en el alma humana a través del horror y de la dificultad. De esas raíces nació el tronco de Luther King, de Mandela, de Desmond Tutu, de Stephen Biko y de tantos y tantos seres extraordinarios que nunca conoceremos pero que han sido básicos y fundamentales para que hoy en la copa del árbol de la generosidad universal, aparezca un fruto capaz de salvar del maleficio a los descendientes de la torpeza y del absurdo, a los enredadores de la especulación ruinosa. En medio de la ingratitud y del desprecio racista, un David decidido y sano, ha derrotado a un Goliat caduco, enfermo y borderline, sin humillarle, sin menospreciarle. La piedra de su honda ha sido la sabiduría, la tenacidad y la superación. La clara compasión convertida en proyecto de servicio comunitario, que es el verdadero sentido de lo político.

Bienvenido, seas hermano Barak Hussein Obama, mezcla perfecta de la interculturalidad. Una abuela en Haway y otra en centroáfrica, unos orígenes humildes y un estudio brillantísimo. Una piel oscura y un alma transparente. Que Dios te bendiga y al mundo, contigo.

viernes, 24 de octubre de 2008

Lluvia de Amor encendido

"Quién puede vislumbrar Tu faz si no es con tus ojos?
¡Oh Tú, origen de todo anhelo y, sin embargo, libre de todo?"

Javad Nurbaksh

*****

"Antes que el cielo y la tierra, ya existía algo completo en sí mismo, quieto y profundo. Único e inagotable".

Lao-Tse

*****

"A quien viaja a través del universo le es muy fácil caminar sobre la tierra".

Rumi

****

"Si depositas en mí tu corazón y tus pensamientos, a mí vendrás. Yo doy el calor, contengo y esparzo la lluvia, soy la muerte y la inmortalidad, el ser y el no ser ¡oh Arjuna!"

"¿Cómo te he de reconocer, oh santo, si procuro continuamente hacerme una idea de Ti?"

"Soy el silencio de los secretos y la ciencia de los sabios. Soy, oh Arjuna, la semilla de todos los seres."

Bhagavad Gita

****

"Tanto he pensado en Ti, que todo mi ser se transformó en Ti.
Paso a paso te acercaste y poco a poco me alejé de mí".

Oración sufí

****

"No te quedes sentado ahí, envuelto en tus pensamientos.
Vuela, vuela, más allá, donde reside el Amado".

"Qué es entonces el Amor?
El océano de la no existencia
donde los pasos de la mente
se diluyen".

Rumi

****

"El Amor es nuestra Divinidad y nuestro Maestro
en todos los instantes".

"El Amor perdura y nunca se olvidan las marcas de sus huellas."

"El hombre está cerca de la perfección cuando siente que es un espacio infinito.
Un mar sin orillas.
Un fuego eterno, una luz inextinguible."

Khalil Gibran

****

"Tu imagen material me reveló el contenido Absoluto del verdadero Amor. El puente necesario
para entrar en Tu Gracia."

"El abrazo de tu Bondad fue la llave de mi corazón".

"El toque excelso de tus ojos, la rosa más delicada
en el jardín de la luz."

"La caricia de tu tierno cuidado, es el perfume que cada mañana
despierta el mundo visible a la inmensidad de lo invisible."

"La melodía de tu silencio, es la música con que mi alma danza en las estrellas".

"El beso de Tu palabra, es la ciencia del conocimiento más allá de la mente
y las ideas. La puerta que lleva al cielo dentro la tierra y la resplandeciente elevación
de la tierra en el cielo. Pues lo que Amor traspasa es Santo para siempre"

Sanai-Ben-Syphaní

viernes, 17 de octubre de 2008

Lo que está llegando

Hay un problema en el mundo que debemos resolver
en el plano de la mente y el modo de proceder.
Con la rutina de siempre heredada del pasado
repetimos los esquemas con mecánica rutina
y una de las letanías que sin duda repetimos
es aquella de que todo se nos presenta mezclado
y si así se nos ofrece, así conviene dejarlo.

Eso fue sabiduría para los siglos pasados
cuando la mente del hombre no veía nada claro
y los sabios intentaban poner calma y comprension
en sociedades primarias de pensamiento muy bajo
que de la supervivencia hicieron única meta
pero en estas nuevas ondas de percepción
y progreso, hemos de hacer un gran cambio
y comenzar una era con el poder de elegir.
Es una necesidad que se impone por sí misma
si la especie ha decidido que quiere sobrevivir.

Con el totum revolutum se vive en la confusión
de la igualdad pretendida. Pero hay una realidad
innegable y perentoria: la noche nunca es el día
y el infierno no es la gloria. La apariencia es el invento
de descafeinar la vida y quedarse en el intento
de la cómoda apatía y justificar inventos
para seguir la rutina.

Las crisis son magistrales pruebas de esta situación
y ponen de manifiesto el tremendo maremagnum
en la que estamos viviendo.
Son ciertas las diferencias que no se pueden obviar
y es cierto que lo más alto en lo bajo debe entrar
para subir los niveles del subterráneo abisal,
pero no para quedarse y aceptar lo inaceptable,
lo injusto y lo detastable;
y para no contagiarse siempre deberá elegir
en qué tono y en qué gama
atravesará este mundo. Y de su elección depende
que una energía diferente se despierte en lo profundo
y no sólo en el sí mismo, sino también en más gente.

En el proceso que mueve cada libre decisión
sube o baja de nivel, nuestra propia evolución.

Así como el viejo tiempo era de resignación,
en el mundo que ahora empieza
la más importante pieza es la libre decisión
responsable y sin temores,
ya que el miedo es la cadena grabada en el ADN
que arrastra la biología y nos da una "educación"
rehén de la esclavitud,
en el campo vibratorio de las nuevas energías
tendremos que abrir camino con lúcida prontitud
hacia diversos aspectos de nueva filosofía

Si lo hacemos "por las buenas" como lo más natural,
sabiendo elegir la vía sin miedo y con decisión,
sin destruir ni humillar a quienes están ligados
a la vieja situación, pero saliendo de ella
con el equilibrio propio de la determinación,
veremos, con gran sorpresa, como los "grandes problemas"
se resuelven por sí mismos, como se curan los males
y nos nace el optimismo. Y hasta se resolverán
las cuestiones de intendencia
que a veces angustian tanto que no dejan disolver
tormentas y turbulencias
perdidos en los detalles se desdibuja el conjunto
y la síntesis completa.

El caos nos cobra el tributo en la falta de elección
dejando libre un "azar" que para el que está despierto
es como un juego de rol inventado por el miedo
que mete en el inconsciente la estrategia del horror
una mentira creciente a la que le damos forma
cuando no desarrollamos el don del discernimiento
y el poder de la elección.

El motor de este gran cambio es la fuerza del Amor
que también está cambiando en el modo de expresarse.
Si en el mundo decadente que ahora está por terminar
se basaba fuertemente en la conquista y la fuerza,
en el juego de apariencias propio de la seducción,
que jugaban torpemente entre sexo y emoción
celos y dominación, humillados y ofendidos,
a vencer o aniquilarse como un fuego artificial
que brilla cinco segundos y muere en la oscuridad,
en la cielidad naciente todo eso se termina
se queda inútil, inerte y con tan poco atractivo
que sin que nadie lo toque se disuelve por sí mismo.

Ahora, el mundo que amanece es un plano bien distinto,
el Amor nos nace dentro, no es producto de consumo
de la oferta de los media ni de la publicidad.
Tampoco arrastra y anula como una necesidad
primaria de compañía que escapa a la soledad.
Al, contrario, allí se cuece y empieza su actividad,
hasta que su nolugar se convierte en la dulzura
de unas bodas infinitas, donde con gracia y ternura
el Amado nos contiene, nos ilumina y nos guía
y reconoce por siempre.
Entonces como un jardín de lúcidos pensamientos
tan ligeros como el viento con perfume de jazmín,
aparece a nuestro lado y con esa suavidad
que en infinita bondad nace de su corazón
nos abraza para siempre en el Reino del Amor.

Esta será la grandeza que traerán los nuevos tiempos
que están llamando a la puerta.
Unos la verán muy pronto, otros tardarán más tiempo,
dependará simplemente de ese poder de elección
que requiere de nosotros ese cambio imprescidible
que marca la evolución.

jueves, 16 de octubre de 2008

La cara oculta de la etniocutricultura...

Unos chinos en you tube han puesto una tienda-video
que es una corsetería. Con la imagen desolada
de una mujer oriental con el perfil pectoral
rozándole la cintura. Se ve que las olimpiadas
han arrastrado tal peso en la conciencia social
y en la popular cultura
que las mujeres oriundas de la extremidad de Oriente
han tenido que orientarse en dirección diferente
y para ordenar volumen y masa tan descendente
han decidido encargarse corazas en wanderbra.

El mundo estalla en la crisis. China es pura exportación
de niñas no deseadas a las Eropas forradas
de astrakan y de visón. Un consumismo salvaje
y un comunismo indecente tiene pillada a la gente
en efecto mariposa, pero las mujeres chinas
no piensan en otra cosa
de mejor disposición que en colocar wandederbrases
en sus partes más pudendas en esa especie de tienda
de un "tou yube" cotillón.

Y digo yo y me pregunto ¿no venderán en la China
wanderbras para cerebros que sujeten la caída
libre de la decadencia?
Con los precios tan baratos
y siempre tan asequibles de su ingente exportación
se podría sujetar toda la imbecilidad
de los cerebros que mandan
en este mundo que aguanta
lo que le quieran echar.

Y digo yo nuevamente
y me sigo preguntando
¿hasta dónde y hasta cuándo
durará esta aberración
de llenar espacios muertos
para llevarnos al huerto
del absurdo y la irrisión?
¿Para cuándo inteligencia,
gracia, lucidez e ingenio
en vez de este contubernio
sin sentido ni razón?

El busto de las mujeres no es un objeto de lucro
ni un modo de abochornarlas si no son
Sharon Stone.
Al revés de Schopenhauer, las mujeres y los hombres
tienen igual condición, aunque diferente imagen:
pelo corto e ideas largas
ha sido la evolución para los dos equipajes
con idéntica misión y funciones diferentes:
Dejar más bonito el mundo
que aquel desastre heredado,
con valores más sencillos, más vivibles
y profundos, donde el cuerpo sea tenido
como instrumento sagrado, atendido y respetado
en su completa extensión. Gozosa y purificada
y no ridícula y tonta en la medida adecuada
a quienes la inteligencia se les quedó tan ausente
que en el hueco resultante de su ausencia racional
han decidido ponerse la coraza wanderbra
igual que una chichonera se pone sobre la frente.

Esperemos que "tou yube" empiece a evolucionar
y tenga un gusto más fino, que sea más elegante,
y cuando quiera mostrarnos una cosa interesante
se fije en otros aspectos de candente actualidad
como la necesidad de reciclar este mundo
buscando el valor del alma en lugar de almacenar
basuras de tres al cuarto que no conducen a nada
sino a consumir un tiempo que es nuestro mayor tesoro,
para gastar en amor, en dulzura y alegría
y no en la patata fría que viene firmada en chino
con mujeres gobernadas por pura necesidad
que buscan felicidad en una imagen vacía
trufada en un wonderbra.

Cambiando de aires

Insisten las religiones en extender el pecado
dándole publicidad. En vez de mirar la gracia
miran la debilidad, la proclaman, la enaltecen
como handicap fatal y recitan letanías
y la suben al altar de las justificaciones,
destrozan las esperanzas que insisten
en mejorar aquello que se padece
como mal existencial.

Y es que lo que consideran como faltas y pecados
son sólo la consecuencia de un error cristalizado
en las conductas humanas:
poner la fe y la conciencia en el sitio equivocado.

La fe es un potencial que puede cambiar el mundo,
el común y el personal,
es movimiento profundo de fuerza sensacional.
La conciencia es el empuje emotivo-racional
que alimenta el intelecto y al amor deja actuar.

Mas, este hermoso Trabajo, divino e imprescindible
la insistencia en el pecado y la fe puesta en el miedo,
con las tasas que pagamos por tanta fragilidad
inducida y activada,
lo han vestido de imposible...

Si ponemos nuestra fe en el lugar conveniente,
y superamos el miedo con más altas dimensiones
si engendramos esperanza en lugar de sofocones
y ponemos la alegría que nos da el conocimiento
de que todo lo que llega beneficia y acrecienta
nuestro propio crecimiento
y sólo son consecuencia de ese mismo experimento
que todos necesitamos,
al instante entenderemos el sentido de la vida
y no serán necesarios la amenaza ni el pecado
la miseria y la opresión
ni tampoco obsesionarse con el afán de control,
de aquello que en realidad jamás el hombre controla,
que es el ciclo de la vida con todos sus derivados.

Sabio y bienaventurado es quien aprende a fiarse
del universo invisible y transforma en pura gracia
sus huellas en lo tangible.

Sabio, el que ha puesto su fe en el sitio que merece
pues verá que su esperanza
en vez de menguar, se crece. Y el Amor vendrá
a su puerta como un jardín que florece.

Sabio, además de feliz, quien con decisión divina
sabe quitar la cortina que aparenta separarle
de la verdad y la luz. Sabio, quien con inocencia
va sembrando en este mundo un cielo claro y azul
donde la lluvia es bendita y la gloria lleva escrita
la bendición regalada. Sabio quien con las espinas
hace perfume de rosas y con puros pensamientos
añade aroma de vida, serena y equilibrada,
a la esencia de las cosas.

Sabio quien sabe poner en el sitio del pecado
la luz del amanecer y en el mundo lacerado
las flores del buenamor y el ritmo del bienhacer.

Sabio y feliz quien descubre que nada es casualidad
ni realidad lo aparente, que todo lo que acontece
es una oportunidad para establecer la vida
en un nivel diferente.
Y lo que el "pecado" llama muerte o castigo feroz
es tan sólo la subida del sótano tenebroso
al ático de la Vida. Pues somos los arquitectos
de la "casa" que habitamos y en ella siempre tendremos
aquello que trabajamos.

Y quien sube la escalera y luego quiere bajar
no encontrará los peldaños. Pues no subió en realidad.
Los que suben de verdad
ya de bajar ni se acuerdan
ni añoran otros estados
de vibración inferior.

Levantemos la mirada, alcemos el corazón,
convirtamos en abrazo de paz y de compasión
cada minuto del día. Dejemos que nuestra mente
descanse, sueñe y despierte,
no exijamos a ninguno cosas que nos apetecen,
no esclavicemos a nadie, respetemos lo pequeño,
no exageremos lo grande, aprendamos en el dar
la gracia del recibir y nutramos de humildad
esa naturalidad que lleva el propio sentir.

Hagamos de la ternura el gran facilitador,
ése básamo dorado que libera del dolor
y elimina el sufrimiento,
ése lúcido aliado que en el reino del Amor
corona de inteligencia la fuerza del sentimiento.

Y luego, llenos de gozo, como los niños que juegan
en el patio del colegio, descubramos ese ángel
que desde la eternidad, para que nos acompañe,
nos regaló el universo. Y cuando al fin le veamos
el alma llena de Dios encendiendo su mirada
y el cielo venga a llamarnos en el timbre de su voz,
no quedará ni un resquicio para que anide el "pecado"
porque el cielo y su pureza nos llevarán de la mano.

Nuestra fe será la fuerza y el ritmo de nuestra danza
y las alas de otro vuelo al reino de la esperanza.

Un viaje pleno de luz y de amada compañía
con un billete de vuelta al País de la Alegría.

martes, 14 de octubre de 2008

La transparencia del signo ( sonetos a mi bola)

Las palabras elegidas son el signo
con que el alma nos revela su sendero
y se intenta describir en tono digno
el sentido del impulso verdadero

En los nombres, en los verbos y adjetivos
injertamos la verdad que mantenemos
el scanner poderoso y objetivo
que define la mirada que tenemos

Es posible que una imagen nos traicione
proclamando a voz en cuello lo escondido
y deshaga las severas condiciones

que engañaban el curso del destino
pintando de amorosas bendiciones
lo que era sólo un sueño desvahído


Por eso las palabras reproducen
lo que siempre en el fondo conservamos
y aunque en fingir quizás nos empeñamos
queriendo en la tiniebla poner luces

un junguiano inconsciente nos reduce
a decir las verdades que ocultamos
y nos deja en la palma de la mano
aquello que guardaba nuestro estuche

Si el amor aprisiona y encadena
en vez de darnos alas y horizontes
donde finge alegría pondrá pena

y en vez de crecimiento en armonía
resultará una especie de condena
que hará noche feroz la luz del día


Y es bueno al escribir soltar el alma
dejar al corazón enamorado
bañarse en el candor de la palabra
para inundar de amor al ser amado

Abrir de nuevo puertas y ventanas
rompiendo las cadenas del pasado
inventar nuevas sendas encantadas
lejos del pensamiento desgastado

El amor y lo viejo se repelen
su aroma con mentira no combina
y su luz sin verdad no se sostiene

amor es deliciosa golondrina
que en el cielo su casa nueva tiene
y su dulce inocencia nos cautiva


La inocencia en amor no tiene tiempo
la edad no contamina la ternura
el alma se conserva limpia y pura
más allá de lo nuevo y de lo viejo

Quien alcanza las cumbres de su beso
con mirada distinta el mundo observa
se olvida de sus planes y reservas
y asciende la atadura al embeleso

Y más libre que nunca se descubre
en medio de una fuerza prodigiosa
que vuelca en tibio sol la negra nube
y cambia las espinas por la rosa

Nada puede callar su dulce canto
nadie falsificar tan gran prodigio
nada puede nublar tan suave encanto

que el misterio revela en lo sencillo
de un abrazo profundo como el cielo
que nos lleva de pronto al infinito

sábado, 11 de octubre de 2008

Ser y no estar, that ist the question...

Hace unos días recordaba la experiencia que tuve aprendiendo de Don Rodolfo Flores. Y esta mañana, recordaba unas palabras suyas, cuando un asistente a aquel curso comentó que la prensa debería dar mas espacio a acontecimientos como el que estábamos compartiendo. A lo que el anciano chamán respondió: "No es necesario. Mejor así. Las semillas, para desarrollarse y crecer, necesitan el reposo, la oscuridad y el silencio, en el fondo de la tierra. La enseñanza espiritual tiene el mismo proceso. Hay que alejarla del ruido de la superficie. Porque si no es así perderá la vida y la capacidad de abrirse para dar fruto. Quien de verdad está buscando, será guiado hasta encontrar lo que necesita. El misterio divino no necesita publicidad. Es un imán que atrae lo semejante. Como ocurre con los gemelos eternos, que se descubren a pesar de cualquier circunstancia y son inseparables. En cuanto a"mis" enseñanzas, recuerden mis hijitos, que este hombre que les habla no es nada, sólo un poco de polvo atómico, que sin el soplo del Espíritu ni siquiera existiría. Y por eso nunca dejo nada escrito y espero que mi nombre se borre con mi cuerpo, cuando me vaya. No seré ni apenas un recuerdo. Y así debe ser si se desea alzar el vuelo de verdad. Ni rastro. Así será si Dios quiere".

Recordando aquello he buscado en Google alguna referencia o alusión a su paso por la Tierra...Y no he encotrado nada. Hay varios personajes con el mismo nombre, pero ninguno corresponde a aquella individualidad que se manifestó humilde y generosa con todos. Y he sentido que es perfecto. Exactamente lo que él eligió como nomemoria de sí mismo. Mientras escribo estas líneas escucho, como un mantra, a Franco Battiato que con Carmen Consoli, cantan el porqué: "Tutto l'universo obbedisce all'Amore". Este es el "programa" que escribe la Luz en quien la busca y la encuentra. Y para eso no hace falta ser un chamán, sino desear profundamente ese encuentro divino e iluminado que nos cambia para siempre y de modo irreversible...Como el aire que respiramos, la luz o las estaciones, el curso de los astros o las leyes armónicas del universo, como el amor, los seres sabios, santos y luminosos, no necesitan ser recordados. Tienen vida propia sin buscar rizar el rizo. Dejar huellas no sirve de nada si no estamos despiertos. Y si lo estamos, dejarlas o no, es indiferente pues sabemos que la vida fluye con acierto, a pesar de nosotros y nuestro afán de supervivencia en lo impermanente. Que cada uno recoja en el cesto de sus chufas lo que necesite para crecer y que, sobre todo, sea feliz. Porque la gente feliz en este mundo es un seguro de belleza y de bondad, de orden y de comprensión, de paz y de alegría, en medio de los absurdos cotidianos.

Gracias a cada ser luminoso que se cruza en mi vida. Y sobre todo al más especial y precioso que se reconoce en el alma desde siempre y para siempre.

martes, 7 de octubre de 2008

Cosas de la vecindad

Si bajas los decibelios, por no querer molestar
el vecino te reprocha la falta de intensidad
pero si atiendes el ruego y subes de entonación
el vecino te suplica que bajes de vibración

Dígame, señor vecino, como puedo graduar
los niveles auditivos sin que llegue a molestar,
dígame, por San Sulpicio, por San Cosme y San Damián,
cómo quiere usted que suene la orquesta del buen callar
o como quiere que calle lo que tiene que sonar

¿será con un sostenido, con becuadros y bemoles?
¿o será con un soplido salpicado de colores?
¿qué será de mi canción, qué será de mi silencio?
¿qué será de las estrellas si hacemos cantar al cielo?
¿o qué será si callase la música en las esferas?

Que mi vecino decida el futuro musical
y ponga el listón de acuerdo
con principio y con final
y cuando haya decidido
como prefiere escuchar
haga el favor de decirme
en qué tono y tesitura
en qué punto digital
puedo dejar que las musas
me vengan a visitar.

Y esté seguro, vecino, que lo que menos deseo
es que mis tonos sonoros, en vez de paz y alegría
le produzcan malestar

jueves, 2 de octubre de 2008

¿Crisis o bendición?

Esta "crisis" provocada e intencionada, no es una desgracia, como se pretende dejar caer en tantos terroríficos titulares. Puede ser realmente una bendición si sabemos entenderla y gestionarla más allá de la escasez intuitiva e inteligente. Es una gran oportunidad para cambiar lo que no funciona. La mentalidad que se ha quedado vieja. Las actitudes vitales, psíquicas, emocionales, sociales, políticas y , por supuesto, económicas. En resumen: el modo de relacionar conciencia con praxis cotidiana. La evolución clarificadora del sistema de valores que hasta ahora ha ido arrastrando a la humanidad sin que ella se haya hecho consciente de ser víctima de su propio desajuste. Por fin, el vaso ha rebosado. A simple vista, nos saltan los fusibles de la indignación y nuestra rabia se vuelca contra un país de obtusos, incapaces de ver más allá de su propia "insularidad" narcisa, paranoica y moneycéntrica. Capaz de montarse guerras sin saber por qué ni para qué, como si jugase con la nintendo que "nontende" absolutamente nada de lo que pasa fuera de su disneylandia hipertrófica e irresponsable. Que en su ignorancia piensa que España es todo lo que se mueve al sur de su frontera meridional y que Madrid es Europa, pero no española. Porque es imposible que "spanish" sea un concepto transoceánico. Pero, después de nuestras furibundas conjeturas, hay que ir al grano de esta espiga punzante que nos pincha la civilización y puede desarticular lo que queda se reflexivo y creador en nosotros.

Dejando a un lado el sobresaliente cum laude en cretinez globalizada a que ya nos hemos acostumbrado e, incluso, estamos incorporando a nuestro modus precariusvivendi, hay que empezar a reconocer que "ellos" también están jugando un papel más importante de lo que parece, justo, para despertarnos.

Sin un imbécil con acólitos y patrocinadores en su mismo nivel, que provoquen una crisis semejante, sería tal vez imposible detectar el grado de desgaste y de enfermedad que nuestra sociedad ostenta y que nuestra "adaptación al medio", acrítica y obediente, sumisa y gregaria en su comodidad, está desarrollando. Igual que el dolor físico o la fiebre nos avisan de una alteración del sistema de defensas. Ahora nos toca aprender. Reflexionar. Corregirnos. Salir de la burbuja artificial. De este showdetruman tan absurdo como disparatado. Romper el cerco de la rebañez y el encantamiento de serpientes virtuales a que nos está reduciendo nuestra escasez voluntaria de fuerza inteligente, de lucidez y de clarividencia.

Dejemos que Wall Street ajuste cuentas consigo mismo, con su avidez y sus engaños. Pero volvamos la vista a nuestros comportamientos. A nuestro colaboracionismo, silencios culpables, hipocresía falsamente "benefactora". Y reconozcamos qué poquito nos interesa lo importante. ¿Cuántas manifestaciones, huelgas o actos públicos, movimientos ciudadanos y clarificadores se promueven entre nosotros para despertar, para entender, para reclamar algo más que libertades recortadas a medida de nuestro egoísmo, de nuestros beneficios particulares, de nuestras fobias varias, de nuestra seguridad en el trabajo o en el bolsillo? Sólo recuerdo en este sentido la campaña de concienciación del 0'7. Nada más. Y me pregunto ¿dónde estará oculta esa fuente de vida, de visión de futuro, de estímulo y de fe en el proyecto humano?
Es posible que esta "crisis", nacida de una realidad injusta y desequilibrada, nos ayude a deshacer los motivos profundos que la han provocado.

Podría caerse en un superficial y maniqueo monólogo condenatorio. En culpar, como siempre, al "dinero" de todos los males del nuestro mundo. Sería inmaduro y estúpido. Simplista. No. El dinero es naturalmente una energía que hemos inventado para dar un valor simbólico a las cosas y facilitar su adquisición. Es como el papel o las bolsas que usamos para envolver la compra y transportarla con comodidad. Pero no es la compra en sí misma. Hasta ahí, nada es condenable. Lo terrible no está en él, sino en el ídolo que hemos creado, en el trasvase de importacia que hemos hecho. Así hemos terminado por valorar el envoltorio más que lo que está envuelto. Y tan vez la "crisis" nos ayude a recuperar la visión real de nuestros intereses. El dinero, usado como fin en sí mismo, es un error tremendo. Da poderes, sí, pero ¿de qué sirven, si realmente lo que consiguen es desquiciar la personalidad humana, vaciar de contenido el alma, deformar la mente y la emoción, enfermar el cuerpo y anular la conciencia que es la base del equilibrio personal y colectivo?
Culpar al dinero, al sector inmobiliario, a la banca, a la política, a la mala gestión numérica de un problema, a tal o cual entelequia abstracta, no es más que echar balones fuera. Simplemente, miremos nuestra vida cotidiana, nuestras costumbres habituales, nuestra preocupación por algo que exceda los límites de intereses particulares. Miremos al OTRO, al que ha sido despojado de materias primas, de tierras riquísimas que se han convertido en basureros, en selvas y bosques arrasados, en ríos y mares reducidos a cloacas, en enfermedades artificiales que se provocan para vender fármacos, en experimentos con seres humanos y animales, en guerras genocidas y demenciales, en mafias sin compasión capaces de todo por conseguir ese "valor" que no vale nada si detrás de él no existe un SER capaz de darle un sentido y una utilidad verdadera de servicio para TODOS y luego miremos con honestidad la indiferencia con que lo contemplamos todo desde un televisor helado y rígido que escupe información manipulada delante de nuestro sofá preferido.

Nos hemos convertido o estamos a punto de conseguirlo, en los animales más tontos y peligrosos de la creación. Por eso, estas "crisis" que nuestra misma torpeza produce, son verdaderas bendiciones. Y debemos aprovecharlas para revisar el micro y el macro mundo que contenemos y que nos contiene. Emprenderla a capones y sopapos con un inepto o con un conjunto de idiotas que lo sobrevaloran y le potencian, no debe ser el objetivo de nuestra atención, aunque sea una reacción catártica de primer impacto, hasta cierto punto explicable y una tentación constante. Pasemos a descubrir, honestamente, la colaboración pasiva e interesada con que "occidente" ha bendecido y aprovechado los tentáculos de su ambición particular e incluso ha intervenido en su "guerra salvadora" para sacar también tajada de ella. Aunque el triste botín se haya reducido peligrosamente a la esterilidad, a la locura desesperada y pérfida de un terrorismo que responde con muertes imprevistas a las muertes programadas y decretadas por quienes adoran el simple envoltorio de las cosas y son capaces de sacrificar al hombre y a la naturaleza para acumular cupones de poder ilusorio sobre el cementerio global.

Ahora es un tiempo de gracia para el cambio. Un momento crucial y estupendo para terminar con la insidia angustiosa de un sistema injusto, cruel y desenfocador de la realidad. Ahora empieza el notiempo, la cuenta atrás cualitativa que despejará el camino del hombre hacia la Nueva Tierra que está a las puertas de un futuro mucho más próximo de lo que se imagina la ciencia-ficción. Y que nada tendrá que ver con lo que hay ahora en este campo de concentración y exterminio llamado Planeta Tierra. El fin de los imperios. El fin del Kali-Yuga. El comienzo de aquello que viene y lo hace todo nuevo.
Y está en relación directa y proporcional a la toma de conciencia personal. La conciencia humana despierta es la verdadera riqueza inexpugnable e invencible. Un campo de energía siempre intocable y elevado. La verdadera Arca de Noé de la civilización. Las medidas están inscritas en nuestro interior. Y el modo y los planos para construirla, también. La crisis es simplemente el parte meteorológico del diluvio que viene. A nosotros nos corresponde tomar las decisiones oportunas para que el Arca consiga navegar en él y para que, incluso, se reduzcan los días de tempestad y sus daños colaterales. Por fortuna este "diluvio que viene", es regulable con algo que en su primera versión no existía como fuerza y poder: la intencionalidad humana potenciada hacia el bien común, por encima de intereses pequeños y viciados, como factor determinante de fenómenos físicos y psíquicos. Cósmicos. Y es que solamente el Hombre Nuevo podrá habitar y valorar la Tierra Nueva.

jueves, 25 de septiembre de 2008

el llanto del bushodrilo

Se pregunta don Bush meditabundo
cómo aliviar las penas del bolsillo
de un Wall Street que yace moribundo
entre las hecatombes del ladrillo

Y clama en el congreso, knoqueado
por el golpe previsto y consecuente,
que resulta el sumario desgraciado
de un gobernar cretino y prepotente

La solución más simple y más certera
la ve hasta el más obtuso de su barrio:
es termirar la bélica carrera
que ha vaciado las arcas del erario

Invertir en cultura e intelecto
en vez de hacerlo en armas y destrozos
dejar de ser gendarmes y sustento
de todo descalabro global y peligroso

Invertir en ayudas gratuítas
que son deudas de peso obligatorias
que levanten la vida que han matado
y son sólo vergüenza de esta historia

Pedir perdón a quienes han hundido
a quienes han mentido y engañado
a quienes sepultados en olvido
son parte de un botín tan desgraciado

Ni Obama ni Mc Cain ni la del rifle
podrán salvar a Bush de este desastre
porque la solución es imposible
si primero no cambian de paisaje

Un pueblo que refrenda doblemente
los crímenes de un tonto genocida
merece recibir las consecuencias
de sus mismos criterios fratricidas

No arrastrán al mundo en su caída,
no son tan decisivos ni importantes,
son más bien una plaga de ignorantes
que confunden el dólar con la vida

El llanto de este triste bushodrilo
no va a solucionar los estropicios
que al mundo han puesto en vilo
con sus beligerantes maleficios

Si tuviese una pizca de vergüenza
y un mínimo resquicio de cordura
no abusaría más de la paciencia
con esa estrafalaria caradura

Váyase, señor Bush, váyase pronto,
deje ya de infectar con su estulticia
que tiene dimensión catedralicia,
aquello que a su paso ha empobrecido
dejándolo arruinado, loco y tonto...

miércoles, 24 de septiembre de 2008

La vía iniciática de Massaxufes

Son cuatro luces en corro. Como una corola de flor con acento de la Ribera. Cuando te acercas despacito a su mirador del suroeste te tropiezas con un pentagrama cosido a cualquier puesta de sol personalizado y un bucle de campanas se encarama a la tapia de tu jardín interior. Quizás te asalte, inesperado, un susurro de berenjenas gratinadas o la sombra inquietante de un tendedero cargado de sudaderas de duende y pijamas élficos recién bañados entre un pinto-pinto de buganvillas y jazmines prestados. Cronopios chiquitillos que Cortázar ni se imaginaba en los tiempos de Solentiname, cuando lanzarse con la poesía a las cataratas de una certidumbre solidaria no estaba tan mal visto como en estos días de poco vino y rosas contadas, teñidas de anilina honkongesa, a euro el par. Llegar hasta allí es como acercarse a la trastienda de Shambala. El tiempo se vuelve perezoso y no te deja marchar; se va estirando, estirando, como un sueño elástico, como la diadema de las nubes que lo mismo se alarga a lo ancho que a lo hondo, que a lo alto, que a lo bajo...Son las dimensiones de una genialidad en zapatillas. De la naturaleza y sus alfombras tibias, suaves, con textura de hierbas desconocidas, de poco fiar, que empiezan a hacerse querer sólo porque brotan pegaditas al muro de la confianza y dejan el prejuicio y las distancias a la altura del betún.
Así comienza el acorde mágico donde Massaxufes adquiere en propiedad su nombre patronímico y gentilicio. Es, simplemente, un cuarteto de soules y de bluses, de jazzes y baladas nada baladíes, donde te puedes encontrar a Don Jaime Sastre y su calva venerable planchando una pantalla con saltitos de niño contagiado de ritmos y acrobacias sonoras.
Y la noche se desnocha la botonadura del silencio. Y en sus ojales va colocando, con primor, estrellas que sonríen divertidas con guiños de naranjo y contoneo de palmera reivindicativa.
Queridos massaxuferos del alma y de sus alrededores, sólo quiero deciros que sois un pellizco de cielo con raíces terráqueas, que sois como un refresco oportuno en medio del agosto sofocante de un desierto. O como un anorak calentito en medio del círculo polar. Gracias por estar. Y sobre todo, por ser.

martes, 23 de septiembre de 2008

Sugerencia...

Si poneis a tención en las presentaciones adjuntas al texto vereis en secuencia un ciclo de luces en el cielo y en la tierra. Es el ciclo de la luz. Su dinámica sobre la vida. Un comienzo y un declinar, un declinar para volver a comenzar. Una respiración completa que en su trayecto permite la vida activa y en reposo. Así reparte orden y belleza en todo. Así es nuestro camino en este estadío vital. La luz y la sombra unidas forman un conjunto que permite el fluir del cielo a la tierra y de la tierra al cielo. Nuestro crecimiento es el néctar que mana en lo profundo del ser, nutre y perfuma el trabajo de la luz y el reposo de la sombra. Llena de sentido el curso del tiempo y los cambios naturales de los elementos. Todo está tan bien hecho que sólo debemos pararnos a contemplar un momento en el silencio, para comprender más allá de la "razón" el maravilloso secreto de lo que ES.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Acabo de llegar del teatro. Ha sido una experiencia total. Por cuarta o quinta vez he asistido a la representación de "Jesucristo Superstar" y como sempre me ha conmocionado. No sé que fuerzas se despiertan en mi interior cada vez que entro en contacto con esa historia. Desde el principio al fin estoy en constante escalofrío. La música es espléndida, honda y contundente. Los personajes totalmente creibles. Los textos muy bien traducidos, se han cambiado a un vocabulario menos retórico y más coloquial pero no han perdido ni su significado ni su valor poético, simplemente se han aligerado, comprimido, para dar más paso a los símbolos del entorno coreográfico que es un acierto al pleno. Un montaje sobrio,con pocos elementos. Con una simplicidad que recuerda a los cuadros de Zurbarán. Los contrastes escénicos entre luz y sombra, entre el lleno y el vacío. El diseño del vestuario. Tan simple como elegante y variado. La danza y las coreografías de diferentes tonalidades y sobre todo la interpretación y las voces que han sido ejemplares. Gente jovencísima capaz de una disciplina y de un esfuerzo increíbles. Se nota el estudio, el conocimiento que da el trabajo constante y que permite aparecer en escena con una total naturalidad, con flexibilidad y destreza, con inteligencia, con frescura y al mismo tiempo con verdadera maestría. Y luego la calidad de la obra, el acierto de los autores que han conseguido calar en la médula intemporal de la historia. Consiguen el retrato y el perfil aproximativo a la figura de Cristo, colocándole como el gran interrogante que la humanidad aun no ha sido capaz de responder. La cruz supendida en el aire con el cuerpo del hombre divinizado y escarnecido, queda con su misterio balanceando su enigma sobre un mundo que no ha cambiado en estos 2000 años de andadura. El miedo, la violencia, el totalitarismo, la maldad, el interés, la superficialidad, la avaricia, la iconsciencia y el fanatismo, siguen ahora como rasgos habituales, igual que entonces. Y Cristo sigue resultando una anomalía igualmente. Si apareciese ahora, le volverian a crucificar de mil maneras.
Estoy muy agradecida por esta oportunidad de disfrutar algo hermoso, bienhecho y conmovedor. El teatro estaba a tope. Todo ha sido perfecto hasta que en el silencio impactante de la muerte de Cristo, ha comenzado a rascar el aire el telefonillo de una buena señora en la fila de delante. Y encima no lo encontraba. Así que haciendo caso omiso a los requerimeintos que siempre se dan antes de los conciertos, no ha apagado el artefacto. Así funciona una ciudadanía qu está tan falta de esa educación hipernecesaria y que nunca se toma en serio. Será porque al estudiarla en inglés, nuestras reclacitrantes abuelas no han entendido ni pruna.

sábado, 20 de septiembre de 2008

septiembre

Me pregunto a la luz de una tarde presuntamente otoñal
que encierra primavera en la solapa, invierno en la trastienda
y un verano florido en la mirada.
Y la música azul de los enigmas desciende tibia como un cisne
dormido en el reloj sin cuerda de un parque cercanísimo
bordado entre luces y piedras viejas salpicadas de liquen
y suspiros.

No hay respuestas. O es que no las encuentro
cuando escarbo en el fondo verde descolorido
de una maleta sin tiempo, de un vaso sin flores,
de una rueda sin aire en la bici de ayer.

Tal vez no hay nada que responda.
Y solamente el eco de esta tarde
rellena de partículas solares, de iones
con sabor a manzana y caramelo
este hueco analógico de sonidos
y silencios alternos, tranquilos...

Ahora me despregunto. Me libero.
Y entonces te descubro aquí. Conmigo
o con lo que queda de mí
después de recorrerte tan despacio.
A ritmo de campanada lenta
bajo el arco de la magia, con el olor
de la fuente y los azulejos tristes
de Caltagirone y sus escaleras anfibias
entre tiempo y eternidades superpuestas.

Es fácil como entonces
encontrar el lugar en que se aparca
la nostalgia camuflada de saludos
siempre tan reverentes y corteses.
Como de cartón y tintas planas.
Estereotipo de pactos recurrentes
y viciados
como el aire de los cafés espesos
y ligeramente alicaídos
en las jaulas ahumadas del segundero implacable
que arrastra tras de sí la soledad .

Entre Mozart y Mahler se va este gato al agua
de una sonrisa alada y sumergida
en el rastro que deja tu mirada entre los folios
en decúbito adagio e riposante assai.
Cosa del ritmo, será. O tal vez del compás
o del salto mortal de cada nota
en el trapecio de este circo vespertino
que cambia la frecuencia luminiscente
del preotoño.

Indiferente a todo, la música discurre
como arroyo fresco entre los juncos virtuales
de la orilla imaginaria.

Son las cuatro. Y sólo tu presencia clarifica
la eclíptica terrestre de las tardes más cortas
y los soles oblicuos de este septiembre
a medio terminar.

Saludo inicial

Os doy la bienvenida a este rinconcillo generoso que ciberlandia pone a disposición de la peña. La intención previa ha sido un consejo de Tere, siempre tan acuarianamente lanzada a los descubrimientos avanzados. Es lo que tiene ser nativa de Acuario y ascendente en Libra para rematar la faena. Gracias, Canufito, desde hoy quedas nombrada responsable remota y próxima de las cosas bonitas que discurran por este pizarrín, desde el que estamos dispuestos a la apertura, al diálogo, a la escucha, a la magia de la palabra que es ese aroma imperceptible que se queda flotando detrás del signo ortográfico o sonoro, si es vis a vis. En fin, a la creación del instante,ésa que pone en remojo las lentejas del conocimiento y deja que el tiempo, el espacio y las circunstancias adoben el guiso. Amigos y amigas, familia humana, aquí dejo la invitación al vals de la comunicación. A ver qué pasa...

Sol