miércoles, 31 de diciembre de 2008

meditación en estereo y ¡Feliz 2009!

Ha empezado este año tejido entre las fibras de la Luz.
Dejándose gozar Tu compañía en esta soledad
que jamás está sola ni lejana.
En mitad de la noche en cúpula de estrellas repartida
tu ternura y la mía son como un pentagrama
de armónica alegría. Un dulce crucigrama
donde la paz del mundo comienza a dibujar
una sonrisa de esperanza y un abrazo
que sabe celebrar noticias con sabor a membrillo
y almendras confitadas, de cariño y cariña,
de sonrisa que crece entre las manos
de un niño y una niña
con cabellos de plata troquelada
por un amor del cielo amanecido
que corren por la playa soleada
de un verano sin fin
en una primavera anticipada...
Un juego de escondite que atravesaba el tiempo
en los bancos de un parque florecido en abril
y luego en el otoño dorado, tibio y claro,
y los dos mil inviernos de dulce chimenea
de castañas asadas, mazapán y frutas escarchadas,
un mapa intemporal
que nos ha diseñado las jornadas. Con un lápiz de amor
y un folio de serena fantasía
en la tierra que sueña el arcoiris.

Una canción ya convertida en eco
se extiende por el mundo y por el año
que acaba de empezar.
Mientas la voz de un ángel sonriente
con las alas abiertas al viento marinero,
con las notas despiertas
en suave "tequiero",
está tarareando en las aguas del mar.

Y desde aquel confín hasta la playa
van llegando sus notas en cascada
que hacen salir el sol
en medio de esta noche piadosa
cargada de bondad y de seda bordada
mecida en el velero de la calma.

Así la voz del niño y la del ángel
hacen coro al amor
con la creciente luna y los luceros
mientras la niña mira las estrellas
y viaja por el cielo en un barco a vapor.

viernes, 26 de diciembre de 2008

al alba

Está llegando el alba y pregunta por ti.
No sé qué contestarle.
Y me quedo en silencio
para que tu presencia le responda
desde mi corazón, que es tu morada.

Es tu presencia amada quien tiene la palabra
quien tiene las razones que la razón no entiende
y el corazón transforma en pura gracia.
Y dejo que la aurora te busque en los rincones
ocultos en la luz de tu mirada
donde suelo esconderme
para que ningún trazo del mundo
me distraiga
y nunca me disperse ni me aleje del Mi
que es tu morada
y yo, mientras te encuentro
y en tu centro descanso,
disfruto en esta nada
que un día pensó ser"yo"
hasta que descubrió que al ser amada
el "yo" dejó de ser una coartada
para entrar en el TÚ de la bondad sagrada.

"Ya no guardo ganado
ni tengo ya otro oficio
que tan sólo el amar
es mi ejercicio"

Y el alba al escuchar esos versillos
de nuestro amigo Juan, el pequeñito,
ha dejado su luz en la ventana
y andando con sosiego, despacito,
volando en rosa suave
y con el garbo dulce de las aves
sin decirme ni cuando ni por donde
reviste de mañana el horizonte

Mientras la claridad de tu presencia
me regala las rosas de mi esencia

Y la unidad completa tan gozosa
en los dedos de un cielo
empapado de estrellas matutinas
pinta felicidad
en cada pincelada vigorosa
que define la senda de la vida.

Con la luz de este amor hecho presencia
se perfuman las rosas de mi esencia.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Oración a mi ángel custodio

Ay Señor, qué difícil es camuflar a un ángel...
Tiene tanta luz y tal claridad
que es trabajo inútil tratar de ocultarlo
en la oscuridad

Por donde se mueve, se mueve a gracia.
Por donde camina, florecen los campos,
se ordenan las calles, rebosa la magia

Y cuando le obligan a bajar del cielo
para someterle con artes torcidas
su santa inocencia levanta ese vuelo
que esparce en el mundo chispitas de vida

Aunque sus palabras cubran de silencio
hablan en el alma con tanta bondad
que todo malo se convierte en bueno
y hasta las mentiras se vuelven verdad

Pero él no se entera, igual que una flor
perfuma y alegra con esa manera
de hacer que un invierno crudo y despiadado
suene a primavera

Es como un perfume de rosas silvestres
que vuelca en el aire ondas de fragancia
y donde brotaba dolor y tristeza
él pone un aroma de fe y esperanza

Ángel de mi guarda, dulce compañía
gracias por quererme de noche y de día
pues sin el cobijo de tus dulces alas
yo me perdería...

jueves, 4 de diciembre de 2008

versos milagrosos

He escuchado su canto
a pesar del grosor del doble cristal.
Ha venido volando en un rayo de sol
y se ha puesto a jugar con los aloes
de la terraza.

Era un mirlo. Menudito.
Saltarín.
Con plumaje tornasolado
de irisaciones azul-verdosas
y una rayita amarilla muy fina
señalando el corte oblicuo de sus ojos.

Picoteaba la carnalidad de las hojas
se deleitaba con la gelatina
del jugo vegetal.

Ha sido como un soplo. De pronto
me ha mirado y su trino dulcísimo
ha compuesto en al aire
la estrofa más hermosa.

En una coincidencia inesperada,
en vertical, y atravesando el cielo
dos nubes impolutas
de un blanco transparente
han formado unas alas
de impresionante simetría.

Cantaba sin parar y me miraba.

Y he llorado de puro amor
y de pura belleza incontenible.




Sanai-Ben-Syphanì. "El vuelo del mirlo"

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Cuento sufi

Dicen que un día estando el Santo Omar Ibn Qhasim rodeado de sus discípulos uno de ellos le hizo una pregunta acerca de un extraño caso que al parecer estaba escandalizando a toda la ciudad biempensante. "Maestro, se oyen comentarios muy duros sobre la amistad que teneis tú y tu esposa con Hannan, la bailarina del vientre que vive de la prostitución y recibe en su casa a los poderosos y notables de la ciudad, además, ella no se recata en ir diciendo por todas partes que está locamente enamorada de ti y que no parará hasta que te lleve a su casa y delante de toda la ciudad te haga reconcer que la prefieres a tu esposa y que incluso, sería capaz de hacerte abandonarla. Que te consulta cada día lo que tiene que hacer y obedece tus indicaciones y atiende cualquier sugerencia con tal fervor que deja pasmados a quienes la ven y la escuchan. Sin embargo sigue con la prostitución y las intrigas con los poderosos y crueles esbirros del Visir que te odian y te persiguen, es más, se dice que todo ese vergonzoso espectáculo no es porque te ama, sino que los esbirros del Visir le pagan desde hace años para despretigiarte y confundirte delante de la gente y que te quedes sin discípulos. Nadie comprende como la seguís recibiendo en casa, cómo no veis de donde proviene su obsesión que dura ya tanto tiempo y que crece en vez de disminuir. Está clarísimo que Satán la empuja a hacer lo que hace para confundiros, calumniaros, y sembrar la cizaña en vuestro matrimonio. Y ni siquiera nosotros, tus discípulos, comprendemos por qué no la alejáis de vuestra presencia."
"Mi buen Alí -respodió el Santo con una sonrisa- ¿crees que las hortalizas que cultivas en tu huerto del valle, crecerían tan sanas y frescas si no le añadieses de cuando en cuando un buen montón de estiércol? Pues esto es lo que hacemos mi esposa y yo, abonar nuestra tierra para que se haga fértil y para eso contamos con el especial servicio de Hannan, la danzarina obsesa. No es ella el estiércol que necesitamos, el estiércol lo tenemos dentro nosotros sin saber su valor y su poder hasta que alguien como Hannan nos hace el inmenso favor de removerlo. No sólo no la envía Satán, la envía Allah para hacernos el gran favor de conocernos a nosotros mismos. Y si acaso la enviase Satán seguiríamos pensando que lo hace con el permiso de Allah, el más Grande, Sabio y Santo, bendito sea Su nombre! Gracias a esa mujer que despreciais sin saber la finalidad de su "trabajo", mi esposa y yo hemos podido descubrir que el verdadero Amor está por encima de cualquier trampa y que la fuerza que lo alimenta sólo depende del ferviente deseo de amarnos en la presencia divina, de llenarnos con Su luz y vivir en Su paz. Encuanto a los esbirros que dicen odiarme y que ella frecuenta, también obedecen a Allah sin saberlo. Mi esposa y yo sabemos muy bien de Quién dependen nuestras vidas. Seguramente los esbirros y Hannan estarán cumpliendo su función en el mundo como todo ser viviente. En cuanto a vosotros, discípulos, si estais aquí por voluntad divina, no os importarán estas historietas, y si sólo estais aquí para gozar del buen nombre del Maestro, tal vez os habeis equivocado de camino. Y nosotros, dejemos esos detalles sin importancia en manos más altas. Hay mucho trabajo y estamos perdiendo el tiempo en bagatelas. ¡Música, inshallah! "-dijo el Santo elevando los brazos y los ojos al cielo.
Y haciéndo un círculo al son de las flautas y tambores, los danzarines se olvidaron de las cadenas del pensamiento y del juicio para zambullirse como gotas de conciencia rítmica en el Mar del Amor.
Un perfume de rosas delicadísmo se extendió por la sala mientras las lámparas de aceite parpadeaban dibujando etéreas siluetas en el muro blanco.
Parecían ángeles celebrando el don de la bondad.


Sanai-Ben-Syphanì "Cuentos noctívagos"

martes, 2 de diciembre de 2008

Más vueltas a la crisis

La crisis es una catarsis. Una purificación. En la pareja humana la crisis es el indicador del crecimiento. A lo largo de los años los modos de convivencia experimentan cambios, porque los seres humanos maduran más o menos, pero siempre hay variaciones en su visión del mundo, a tenor de las experiencias que van modelando el carácter y la sensibilidad, evolucionan, reflexionan, comparan, eligen y deciden. Y las épocas de crisis son la ocasión para comprobar el estado en que estamos, cuánto se ha aprendido y cuánto hay que corregir y modificar.

Las dificultades pueden aparecer de pronto, por un accidente, una enfermedad, un problema en el trabajo, una separación o una muerte, una traición, un conflicto sin resolver, un problema económico o jurídico, una injusticia sufrida, etc...En esos momentos la luz se eclipsa y la oscuridad crece en el alma y en la mente. El halo mágico que nos protege se debilita y a veces se evapora, perdemos la orientación se entra en el terreno de la incomprensión, de la exigencia, de la agresividad y del victimismo, de esa autocompasión que no nos deja ver qué parte de responsabilidad tenemos en el problema que subjetivamente le achacamos al otro. Y es entonces cuando la solución sólo puede venir del AMOR. Pues sólo él tiene poder y fuerza de convicción para hacernos cambiar de óptica. Para ponernos en el lugar del otro y comprenderle de verdad.
Por ejemplo, en una pareja que es feliz y se quiere aparentemente, la crisis pone en evidencia los estados carenciales, la inmadurez, la desconfianza, la falta de profundidad en los sentimientos y el descontrol de las emociones. Y hasta qué punto se está dispuesto al sacrificio por amor. La crisis barre, como si fuese un viento huracanado, las construcciones precarias, las ilusiones vanas, las ideas programadas y preconcebidas y nos hace crear de la nada nuevos sistemas flexibles de comprensión y entendimiento. Y sobre todo, nos hace descubrir cuánto vale el ser amado para nosotros o tal vez, simplemente, que tal "ser amado" era sólo el producto de un circunstancia, de una necesidad, pero nada que ver con el AMOR. Es decir, fue bonito mientras duró el encantamiento, pero ante la realidad de la vida, de sus problemas y urgencias, ante los fallos del carácter, el interés y el cariño mutuos de desvanecen, en este caso, es un proceso de desgaste compartido y causa pocos daños. Lo peor es cuando una parte abandona y la otra continúa amando. Ahí el dolor puede llegar a ser terrible y devastador. El que ama, superado el shock traumático de la ruptura, deberá hacer una poda emocional, un desaferrarse, en un clima de soledad y de lucidez, un corte necesario, pero siempre conservará ese amor en el corazón, jamás podrá sustituir a ese ser por otro, de tal modo que si algún día el otro le necesitase, no dudaría en correr a su lado para acompañarle, cuidarle y ayudarle. El que no ama en cambio sentirá que tampoco es tan grave, que la vida sigue, que esos amores de poca monta van y vienen como las estaciones y las navidades,los cumpleaños y las ferias. A rey muerto, rey puesto,dice el refrán que lo resume perfectamente. Es decir, no se amó nunca. se deseaban estados sensuales, compañía, alegría, estímulo, dineros, favores, apoyo, pero en realidad quién lo proporcione da igual. Por eso se rompe el vínculo: "amo" lo que saco de ti, si dejas de dármelo porque estás enfermo, cansado, deprimido, agotado, ya no me interesas, aunque la causa de tu agotamiento haya sido yo y mi egoísmo, mi abuso hacia ti, exigiéndote atención constante, estar pendiente demis caprichos y de mis humores volubles. Aunque tú hayas tenido que pagar mis deudas con tu esfuerzo. Cuando esto ocurre la relación se rompe en cuanto el que no ama encuentra un tercer elemento que le proporciona todo lo que el supuesto "amado" en ese momento no puede proporcionarle. Eso es el origen del concubinato, de la poligamia y de las infidelidades. Generalmente ni siquiera se atreven a romper si no tienen algo mejor a lo que agarrarse, porque quien no ama sólo permanece junto a alguien por necesidad y adicción. El Amor le queda lejísimos. Y el Amor da una libertad generosa y noble que sólo disfruta quien es capaz de amar sin contrapartidas. ¿Amarías a esa persona si no te diera lo que te gusta de ella? ¿La querrías igual si la vieses enferma y cansada? ¿herida? ¿torpe? Imagina que sufriese una enfermedad incurable, lenta y dolorosa ¿estarías a su lado con la misma fuerza y entusiasmo que ahora que la ves sana, joven, graciosa y sin dificultades? ¿podrías soportar su desilusión y su tristeza, animándola y queriéndola como siempre? Hay hombres que no soportan ver llorar a su mujer, porque se sienten impotentes y culpables ante la dignidad del dolor. Y no son capaces de consolarla, solo farfullan "No llores, María, que me pongo fatal!". Es decir, yo, mi, me, conmigo. En vez de tú, ti, te,contigo. No mepreocupa que llores, ni la causa de tu llanto, me fastidia verte llorar porque me privas de disfrutar de lo que me hace sentir bien . Esos dos pronombres indican la falta o la presencia del Amor. La sutileza amorosa o su ausencia.

La crisis es un master verdaderamente, que nos enseña a conocernos y a no fantasear con el amor; nos muestra que no es oro todo lo que reluce, tanto en uno mismo como en los demás. Que le llamamos amor a cualquier cosa, pero cualquier cosa no es AMOR. Eso es algo tan grande y hermoso, tan completo y tierno, que sólo poca gente consigue conocer y disfrutar en esta vida, donde todo tiene un precio, un toma y daca y en vez de un intercambio desinteresado se convierte en puro tráfico de divisas emocionales. Una pena.

Sin embargo quienes consiguen ese estado maravilloso, han entrado en el Paraíso aunque no se hayan muerto físicamente, han transmutado su naturaleza egoísta en naturaleza angélica, llena de gozo independiente del estado en que la vida se manifieste. Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos podrán amar....(y eso es justamente, ver a Dios)

viernes, 28 de noviembre de 2008

2009 flores con ingertos y el permiso del "El Consorcio"

Había olvidado lo que era gozar
hasta que en tus brazos
llenos de ternura
me hiciste llorar.

Había olvidado lo que era vivir
hasta que en el alba de una noche oscura
fundida contigo, me quise morir.

Había olvidado la fuerza del mar
hasta que en tus olas
me llenó de golpe la felicidad.

Había olvidado como era la luna
hasta que en tu cuerpo
la he visto desnuda

Había olvidado como quema el sol
y lo he recordado, ardiendo en tu amor.

Creía saber lo que era sentir,
hasta que contigo comencé a VIVIR.

Había olvidado lo que era llover
hasta que has llovido dentro de mi ser.

Y no imaginaba lo que era el dolor
hasta que te has ido con alguien mejor.

*****************

Hubiera querido que tú me quisieras
y ser la viajera que alegra tu vida

Hubiera querido anidar en tu pecho
y ser el compendio de tus fantasías

Hubiera querido beberme tus penas
bucear en tus venas y amarte sin prisas

Hubiera querido ser ese silencio
que nos hace Uno
y amarte a escondidas

Hubiera querido poder contagiarte
las ganas que tengo
y el hambre de amarte

Me hubiese gustado sentirme querida
compartir tu herida
y tus doloridas lágrimas de sangre

Hubiera querido que tú me pidieras
el sol y la luna, todo lo que tengo,
pero no me queda nada más que darte

Somos, según dices, dos formas de amar,
la noche y el día. Pero aquí hay dos almas
sedientas de amor. La tuya y la mía.

Hubiera querido recorrer tu cuerpo
desde arriba a bajo, desde abajo a arriba,
incluso morirme después de vivirte
no me importaría

Quisera, quisiera,
irme de este mundo cuando Dios disponga,
per siempre, siempre, estando a tu vera

****************
Esas manos que me llevan
por las calles de la vida.
Esos ojos que me obligan
a mirarlos de rodillas.

Esa voz que me acaricia
y el perfume de su risa.
Ese cuerpo que me cubre
con ternura extremecida.

Sólo hay uno, sólo hay uno.
O tú o ninguno.

O tú o ninguno
no me queda otra salida.
Detrás de ti, mi amor,
tan sólo hay humo.

Si ni existieras
yo te inventaría
como el sol al día.
O tú o ninguno.

Ése que de ouro honesto
casi llega a ser molesto.
Ése que me cree una santa,
que me cuida y que me aguanta.
Sólo hay uni, sólo hay uno.
O tú o ninguno.

Confidente de mis sueños
de mis pasos cada día,
su mirada mi camino
y su vida, ya mi vida...

Y si no existieras, yo te inventaría.
Detrás de de ti, mi amor,
sólo queda humo.
Si tú no existieras, yo te inventaría.
Y sin duda alguna,
o tú o ninguno.

***************

Se me fue con el sol
sin mirarme a los ojos
para decirme adios.
Se olvidó de mi cara
y de mi voz.

Se me fue con timidez
no le pude acompañar
a su cita con la oscuridad.

No sé si me extrañó
si al fin me perdonó.
Sólo sé que no está.

Se me fue tan normal
una tarde de estío
en un beso fugaz
y un coche que arrancó
hacia ningún lugar.

Me miró y sonreía
cómo iba yo a saber
que su hermosa sonrisa
era un adiós.

Se fue sin avisar
no pude compañarle
a su cita con la oscuridad.

Se me fue de acelerando
como el río al mar se va.
Se me fue hasta una estrella
de suave eternidad

No sé si me extrañó
si al fin me perdonó
lo que yo sin saber
pude hacerle pasar

Sólo sé que se fue.
Que no me quiso hablar.
Que sola me dejó.
Sólo sé que no está.

Y lo que es aún peor:
que ya no volverá.

**************

Tómame o déjame
pero no me pidas que te crea más.
Cuando vuelves tarde a casa
no tienes por qué inventar
pues tu ropa huele a leña de otro hogar.

Tómame o déjame
si no estoy despierta
déjame soñar.
No me beses por costumbre
sabes que te oí llegar
y tu beso sabe a culpabilidad.

Te preguntas por qué callo
y miro al cielo,
por qué no me ves llorar
y te sientes cada día más lejano
y esquivas mi mirada en tu mirar

Tómame o déjame
ni te espío ni te quito libertad,
pero si vas a marcharte
si me vas a abandonar,
hazlo antes de que empiece a clarear.

Tómame o déjame
y si vuelves trae contigo la verdad.
Trae erguida la mirada
preséntame a mi rival,
si es peor que yo,
podré entonces, llorar.

********************

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Galileo Galilei

Te escribo aunque sé que no leerás nunca mis mensajes,
que con racional cálculo aceptas lo que llega
y sales en busca de lo que no ha llegado todavía
esperando nuevas noches y diversos jardines.
Ese liviano peso de las lágrimas te cansa y te incomoda
y su sabor salino te recuerda los mares de la inercia.

Te escribo porque sé que está impreso en tu alma
lo que digo. Porque tú me lo dictas en silencio
y en los largos espacios solitarios sabes reconocerlo
cuando baja la niebla y el corazón suplica
un corazón igual que haga duetto
en idéntica escala y calidez de abrazo irrepetible.

No se puede obligar el sentimiento.
Y si el amor se acaba es que no fue.
Si es que es así, termina, por favor.
No alargues la agonía.
Una eutanasia clara es la mejor manera
de liquidar asuntos espinosos.
Tal vez no haya valor para cerrar el libro
de los sueños fingidos. No quieres hacer daño.
Lo sé. Y sin embargo
duele.

Quien no amó tiene fácil salida e imposible retorno.
Mas quien ama, goza del mejor lote en el reparto,
se lleva la riqueza del don que supo dar
y todos los canales abiertos de la gracia.
No, nunca te retuve. Y nunca te seduje.
Nunca te conquisté. No va conmigo
ese pobre sistema dilatorio de muertes anunciadas
de ilusiones maltrechas y venganzas prematuras.

Contigo sólo el cielo ha dicho la última palabra.
Hay quien aprende de los insectos
y hay quien recibe clases particulares
de confiada ternura y gozo transparente
que ni siquiera un adiós tan sentido
consigue arrebatar.
No se ha desperdiciado ni una sola lágrima,
todas han florecido en el nuevo jardín
de la conciencia. Noches nuevas nos llegan
pobladas de dulzura y de seda preciosa.

Vuelo contigo, aunque tú no lo sepas.
Respeto esa distancia necesaria
para saborear otro menú más exquisto.
Del túnel a la estrella hay un camino
que sólo el buen Amor ha diseñado.
Allí mi abraza siempre
eso que desconoces de ti mismo.
Y allí me encontrarás cuando el Amor despierte.

Adios es la propuesta de la nada.
Y si la nada tiene ese capricho,
se lo concederé del mil amores.
El AMOR es así, nunca se niega
a complacer un ruego necesario,
a quitar el gotero a un moribundo
que pide por favor, la piedad
de un final sin estridencias.

Eppur si muove!

Cuando el dedo que apunta a la luna, se cree la Luna...

Lo dice la Biblia, Hay un tiempo para cada cosa. Un tiempo para nacer y otro para morir, un tiempo para crecer y otro para menguar. Hasta el mismo Jesucristo hizo honor a ello en su propia vida: "Conviene que yo me vaya para que venga el Espíritu", dijo a sus segidores, porque sabía que si seguía en su función liberadora visible, sólo conseguiría apegos y adherencias a su persona física, no el crecimiento de la conciencia de la humanidad que era el motivo fundamental de su trabajo en la historia. Y por eso se ofreció voluntario en manos del rebaño, no para que le liquidasen, cosa que no consiguieron desde luego, ni para que le conviertiesen en acerico, que es lo que hicieron. El "sacrificio" no fue un absurdo ataque de masoquismo destarifado de una especie de Che Guevara rupestre y fanático versus los poderes terrenales del momento. Su misión era tender el tramo de puente evolutivo que necesitaba el hemisferio occidental. Ya habían comenzado Krishna, Buda y Lao-Tsè en oriente. Faltaba el lado más salvaje y agreste por civlizar. El lado más "práctico", funcional y bestia de la familia humana. El más rápido racionalmente mecánico y el más lento en inteligencia global. El gran pervertidor de lo que cae en sus manos. El contaminador por antonomasia. El "todovale" y el "detodomelucro". Y así consiguió el rebaño apoderarse de la fuerza externa del pastor para montarse el quiosco de la manipulación. Y para eso, la religión es una perita en dulce. Ya se lo olió Constantino en su momento. Y acertó de pleno. ¿Qué mejor credencial para acreditar los turbios manejos, las ambiciones, los vicios ocultos y la tontuna como adormidera, que una buena estructura de poder montada en lo "divino" y en la manipulación de conciencias en ciernes? La base del Apocalipsis, esa bellísima y nunca entendida metáfora de Juan, estaba servida: el contubernio equiescente entre la bella y la bestia se puso en marcha, y no para que, como en el cuento , la bestia renaciese a una condición más elevada junto a la bella, sino para que la bella acabase como la Fiona de Srek, en el puritito fango, y encantada por ello. Tan simpática, bonachona y torrezna. La contra evolución en bandeja. Adiós, Dante y Beatriz, demodès y obsoletos, que no os comísteis ni una puñetera rosca en vuestra vida. Adiós, sabiduría del espíritu del renacimiento, Sandro Botticelli, realmente era un pornógrafo reprimido y Pico de la Mirandola, un obtuso, Da Vinci, un gay que disfrazaba a sus amantes de Gioconda y conspiraba en cenáculos turbios enredando con los códigos secretos del priorato de sión. Jesucristo, realmente era como todo el mundo sabe, un príncipe mesías que desposó en secreto -siempre todo en secretísimo- a la "pecadora" Magdalena mientras la mafia paleocristiana, capitaneada por los primeros papas al servicio del tardoimpoerio, arrasaban a cristazo limpio y blandiendo bautismos a gó-gó se hicieron con los plenos poderes terrenales y pseudoespirituales, mientras la esencia de una tradición real, quedaba sepultada en el silencio tras la ejecución de templarios y cátaros. Y una vez reducido todo a las cenizas y al polvo de la nada, ya le queda a las religiones el terreno libre para agarrarse al miedo y autoafirmarse en la sociedad.
"El diálogo entre religiones es imposible", ha dicho lúcidamente en estos días Su Superfilialidad B.16 (qué casualidad, coincide con el nombre de un bombardero yankie usado en las guerras del SXX) Y tiene mucha más razón de lo que él mismo se imagina. ¿Cómo podrían dialogar y entenderse la cerrazón contra la cerrazón? Una aporía idiopática compartida. Un imposible, desde luego, don Ratzi. El estatus del homo religiosus es ya en sí mismo un handicap para cualquier tipo de entendimiento con el prójimo, si ese prójimo tiene un mínimo de capacidad reflexiva y de autonomía de conciencia y no se deja arrastrar por el panicus ad postrimerias. Y ha descubierto que las leyes divinas están grabadas eternamente en el mismísimo aire que le mantiene vivo y que son, precisamente, las leyes religiosas con sus "buenas", soberbias, miopes y deficientes intenciones las que bloquean el crecimiento y la liberación de las mentes y espíritus humanos. Lutero lo entrevió, pero estaba en el fondo tan contaminado religiosamente, que terminó entrando al trapo de la guerra religiosa y fanatizando su descubrimento brillante de la adultez en la fe, en la esperanza y en amor. Uffffff....Señor, esto sí que es una cruz! Muchísimo peor y más pesada que la que aguantó Jesús el Ungido. Porque aquella acabó en tres horas, terribles, sí, pero sólo en tres horas. Y ésta ya dura casi 2700 años. Y el número de crucificados, sacrificados, torturados, maltratados, asados a la plancha o la barbacoa, lapidados, silenciados, secuestrados, marginados, violados y olvidados, es infinito. Esos asesinos de mujeres, teledirigidos por la locura planetaria, han sido bautizados, han hecho la primera comunión, la confirmación, se han casado "por la iglesia" porque seguramente les encantaba el rito y el espectáculo. Los violadores de niños, los abusadores enfermos de soledad y vicios reprimidos externos, los célibes obligados, los homosexuales en la sombra, inconfesos y mártires, la virginidad no madura, sino inoculada y neurótica controlada desde coinfesionarios inconfesables, la pobreza ficticia que acumula bienes inmensos mientras deja tirado a quienes ya mayores deciden dejar los votos y lavida en común. Al menos en la sociedad civil, existe la obligación de pasar una pensión a quien ha dedicado su vida y sus mejores años a la convivencia, pero la religión es implacable. No perdona.
¿Quién puede valorar un entramado de ideas treóricamente basadas en el "amor fraterno" que poseen medios de comunicación en los que se calumnia, se miente y se incita a la rebelión civil para defender la presencia en los muros de un crucifijo, cuando ellos mismos son la cruz en que cada día clavan y taicionan lo que ese crucificado, que han conseguido malversar, les dejó como legado espiritual, ético y práctico?
La religión en relidad es un camino que nos debe conducir a la liberación de la misma idea gregaria de la mediación de un sistema prefijado que "conecte" al hombre con "dios". Sin darse cuenta están intentando anular el poder de Dios para comunicarse con el hombre, en el que habita desde el primer momento en que el hombre vive y respira.
Para que la religión termine de ser un criadero de fanáticos y de ateos prácticos, una marginadora del Espítu Santo y una blasfemia diaria, lo primero que necesita es desaparecer humildemente y refundarse, después, como sistema de ayuda al desarrollo. Pedir perdón a la memoria histórica de la humanidad por los mártires que ha sacrificado en el altar de su convieniencia, de su selectiva xenofobia "santificadora" capaz de altarizar a los megalómanos que fomentan el negocio de la "salvación" y la multiancional vaticana y olvidar quienes predicndo con el ejemplo de vida y coherencia, han dejado este mundo bajo la garra del terror y de la injusticia.
¿Dónde queda el valor "santificable" de un Escrivá, frente a un Oscar Romero, un Ellacuría, un Segundo Montes, un Luis Espinal, un Pedro Arrupe, un Elder Cámara, un Carlo Carretto, Tony de Mello , Angelo Roncalli , Albino Luciani y tantos y tantos santos de Dios anónimos, gracias a los cuales, el mundo aún sigue en pie? No porque estén predicándose a sí mismos y al negocio imperial, sino porque sus vidas han dejado en la energía universal una huella tan viva e imborrable, que poco a poco va transformando la conciencia humana desde dentro, justo, adonde ellos, los ritualistas del materialismo inerte, camuflado de "fe" no tienen acceso. " Es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios".
La religión debe dejar de ser un obstáculo entre el hombre y su filiación divina. Para eso es necesario que muera como sistema carcelario de conciencias dormidas y se CONVIERTA de verdad en una servidora de TODOS y no sólo de aquellos que le pagan el impuesto revolucionario del miedo que se camufla en la falsa seguridad de unos valores prostituídos e inútiles, que hacen más daño que otra cosa.
El despertar del hombre como ángel ya está en marcha y el final del estadio religioso, tal y como lo conocemos y lo sufrimos, también. La confusión del lenguaje, que usando los mismos términos tiene el matiz semántico en las antípodas, también está terminando. Un tribunal USA ha sido autorizado a pedir responsabilidades penales al Vaticano por los casos de abusos sexuales. En España la Iglesia entierra en el olvido a los mártires de un lado y exalta a los de la otra banda, porque son"suyos". Rechaza y juzga los matrimonios entre homosexuales y admite la pederastia como "una debilidad" que hay que pasar de lejos. Un pecadillo de nada. Recomienda a las mujeres matratadas que " perdonen" y sigan como esposas ejemplares en el potro de tortura porque el matrimonio es "sagrado", aunque esté negando a gritos el Amor, que según, su Biblia, es Dios y convirtiendo a los "amantes esposos" en asesinos.

La religión cuando pierde su función de medio, para convertirse en fin, es simplemente, la prostituta del Apocalipsis, que habita la ciudad de las siete colinas, y vestida de oro y púrpura, se vende a los poderes de la bestia, biendo con ella, en la copa de las mentiras y traiciones, la sangre de los mártires. No me lo estoy inventando. Está escrito. Y también está escrito su final. Paralelo al avance de la conciencia divina en el hombre. Es inevitable. Solo se puede arreglar un poco si se hace un cambio intenso. Pero esa oportunidad parece que se borró con la marcha de San Angelo Roncalli y la precipitada salida de San Albino Luciani.
Rotos los frascos de la medicina. Al enfermo no le queda esperanza. Tampoco se la merece, puesto que él mismo rompió los frascos porque tenía miedo a sno saber cómo gestionar su salud en caso de curarse. La enferfmedad se le volvió rentable y toda enfermedad que no se cura, acaba en extinción.
Compondríamos un requiem por Babilonia, pero no es necesario: Lleva escrito dos mil años. Era una invitación a cambiar el futuro, pero la ceguera lo ha convertido en sentencia definitiva.
Laus Deo!

lunes, 24 de noviembre de 2008

Sin título

"He aquí mi secreto que confío a la noche
mientras se deshojan las flores del frío,
y Tú aquí escondido en mis pensamientos
pero sobre todo, en mi corazón.

Se me hace difícil comprender las cosas
que pasan tan lejos de nosotros dos
no sé que discursos, qué trampas mortales,
qué sendas oscuras agitan el tiempo

Viene a sorprenderme un golpe cruel
nunca yo esperaba escuchar tu voz
rasgándome el alma sin otro motivo
que haberte querido con lo más hermoso
que tiene el AMOR

Sin hacer un gesto, sin decir palabra,
sin parar un poco, sin mirar al lado,
sin una pregunta, sin una respuesta,
sin una mirada, sin una esperanza,
a los delincuentes y a los esesinos
se les interroga, se les da justicia
y tienen defensas y hasta comprensión
y la helada cárcel es más compasiva
que el negro fantasma que apaga tu voz

Me quitas el aire que ya no respiro
escondes la llave de una vida nueva
que nunca será. En la levedad
de un triste suspiro
cierras esa puerta que mi paso incierto
nunca cruzará.

Debiera decirte que me decepcionas
que me has ofendido y que me traicionas
y quisiera odiarte, pero no es verdad.
Vives desde siempre en el sentimiento
más bello y profundo que me ha dado el cielo
y nada en el mundo lo puede matar.

Si ya no me amas es que no me amaste
pero si se ama se ama para siempre.
Y lo que de ti se muere y se marcha
no es la pura esencia que habita en mi alma
y tiene tus ojos, tu risa y tu gracia.

Lo que me ha vendido, lo que me ha olvidado
es sólo la sombra de lo que yo AMO
la parte inconsciente del ser adorado
que no reconoce el sello sagrado,
y prefiere un mundo turbio y desgraciado
donde la mentira tiene su reinado
y los intereses fingen amistad

Lo que vino a herirme y a llenar de sombras
el limpio horizonte donde te encontré
quiere que te ofenda y que me arrepienta
de amarte también. Pero no es posible.
Demasiado tarde, el AMOR no puede
dañar lo que ama.
Si quieres marcharte, no te detendré,
si tú no me quieres inútil sería
que yo te exigiera esa tontería.

Véte y sé feliz. Descubre esa vida
que buscas y aspiras
que en duros momentos de dificultad
prisionero y lejos, este AMOR tan grande
no te pudo dar.
Pero no me pidas que deje de amarte.
El AMOR eterno, aún en el infierno,
no deja de AMAR.

Ayer justamente casi estuve a punto
de encontrar billetes para poder verte
mas quiso el destino que antes de comprarlos
viera algunas fotos que hablaban sin más
de la nueva ruta y el nuevo camino;
volar junto alguien que ya no nos quiere
y busca otros planes, no tiene sentido.
Y aún así insití en el aeropuerto.
Pero el mismo cielo, cómplice y milagro
de historias de Amor, hizo que tampoco
billetes hubiese. Y entendí de pronto
que nada es azar y que en el designio
que un día lejano me llevó a tus brazos,
en estos momentos debo confiar.
Y si no se puede volar a tu lado,
motivos muy serios el AMOR tendrá".


Rosa María Saavedra "La sonrisa del dolor"

reflexiones

El falso amor no es siempre producto de una mentira voluntaria. La mayoría de las veces responde a una incapacidad de espejo. Que consiste en culpar del fracaso siempre al otro cuando realmente uno mismo ni siquiera es consciente de su participación en el desastre. Entonces proyecta su ira inmisericorde y sus peores pensamientos sobre la imagen escondida de sí mismo, en el otro. Y machacando al otro lo que hace es vudú consigo mismo. Se golpea y se hiere más profundamente de lo que sospecha. Su amargura no tendrá límites y seguirá culpando al otro por ella, sin saber que su autor real es él mismo.
¿Cómo distinguir con claridad un amor sólido y verdadero de un amor fatuo y superficial? El amor superficial habla y piensa mucho a cerca de sí mismo, se estudia, se recrea y lo cuenta a todo el mundo mientras que al ser teóricamente amado le hace poco caso, prefiere intrigarle, tenerle lejos, no tener demasadas confidencias para que en caso de una posible ruptura ( que el verdadero amor ni siquiera podría concebir) no haya daños demasiado importantes, cuanto menos le conozca y menos se aficione a su compañía, mejor. Alterna la amabilidad condescendiente con la indiferencia para tener siempre la atención y la energía mental de otro a su disposición. Le usa como referencia para aliviar su soledad y si no tiene algo mejor a mano. Pero tampoco quiere desprenderse de él porque siempre está bien tener alguien de fondo incondicional. Los mejores momentos realmente los pasa con amigos hablando sobre ese amor, de sus proezas amatorias, de sus habilidades para la conquista, les hace leer cartas y postales de sus enamorados/as para sorprenderles o dar celos a antiguos amantes y decirles sin palabras por qué dejaron de interesarle y como el sustituto/a reune todo lo que el/ella no consiguió darle nunca. Es simplemete un juego egoico. Nada que ver con el amor. Cuando acaba, porque siempre termina, está claro, carece de lo fundamental: entrega de uno mismo sin condiciones, sólo deja vacío y rencor, si se es abandonado o sentido de culpa y malestar si se abandona. Y siempre reproches, críticas y exigencias no cumplidas. Es simplemente un contrato de intereses egocéntricos que dura lo que dura el sueño de la ilusión. No hay un trabajo a dúo, no comunicación real. Realmente no hay nada.

En cambio el amor verdadero es el opuesto al juego superficial. Se cultiva en el silencio de cara a los otros. Se tiene guardado como el secreto más preciado y valioso. Como un tesoro íntimo que sólo se quiere compartir con el amado/a. Nada más. Se crea un universo para dos y se construye una vida en donde el mundo está en el círculo más externo. Y nadie sabe nada de la intimidad, que como semilla en tierra fructifica y se hace más fuerte. Profundiza y se riega con la ternura infinita entre los dos. Es un mundo creador, nada se repite en él, la cotidianidad es una bendición que se aprovecha como un don y un privilegio que nos permite contemplar el rostro amado, escuchar su voz, acariciar su cuerpo, su pelo, tomar sus manos, trabajar a su lado, servirle en todo, cuidarle y dejarse cuidar, acompañarse y establecer un vínculo de sincronicidades mágicas que sólo nace cuando el amor invade las almas,los cuerpos y las mentes. Sólo entonces se crece se evoluciona juntos. No hay "roles" establecidos. Cada día uno para el otro puede ser mil rostros del amor: amigo, amante, confidente, cómplice, enamorado, compañero, esposo/a, novio/a, maestro, alumno, médico, paciente, madre/padre, niño/niña...Todo en uno. Y sobre todo, el rostro divino del AMOR eterno que el verdadero amante/amado canaliza siempre para su pareja a que le adora y a la que él adora con idéntico fervor y total dedicación. Hagan lo que hagan, estén donde estén, ese cable etérico nunca está desconectado. Ni en el dolor ni en la alegría hay distracciones. Nunca hay sensación de abandono y si algún día hubiese cualquier crisis, ese cable restablece el fluído de la luz compartida en forma de ternura. Los defectos personales se van limando con esa fuerza sacrificial que supone tener siempre al otro delante de uno mismo. Y como no se pierde tiempo ni energía en compromisos para publicitar el amor ni discutir sobre él, éste crece y crece sin parar. Se hace cada día más profundo e indestructible hasta la total identificación con ÉL. Realmente ese estado es el cielo en la tierra. Y no es imposible si nosotros lo deseamos y lo cultivamos, incluso aunque la pareja durante un tiempo no esté igual que uno mismo, pero siempre que su corazón esté limpio y disponible. Que no se centre en el ego y sus réditos, sino en construir felicidad junto al amado/a. Trabajando con ganas y entusiasmo, creando un depósito de confianza y de generosa entrega de sí. Sin cálculos ni desconfianza ni juegos sucios, que la gente llama seducción, pero que simplemente es un conjunto de rituales y mentiras que se aceptan como normalidad en la época del cortejo sexual de las especies animales con vistas a la reproducción y a la continuidad de la especie y en los humanos, además,cin vistas a la transacción sexual desconectada del amor. La comunicación fluye como un río espléndido, se les ocurren las mismas cosas al mismo tiempo, se adivinan el pensamiento con una sola mirada. No se esconden nada el uno al otro. No existe el miedo porque en esa unión no hay nunca lucha no vencedor ni vencido. La victoria es de ambos y el premio, su felicidad.
Y esto existe. Lo he visto en mis abuelos y en algunas parejas nobles de corazón y mente sana. En mucha gente joven que son parejas ejemplares, de igual a igual, y de las que me honro en ser amiga y alumna observadora. Siempre aprendiz. En las generaciones mayores no es tan fácil. Porque hay daños y prejuicios. Rarezas y heridas sin curar de mil años atrás. Si la gente no se trabaja mucho y muy sinceramente, el éxito en la pareja es practicamente imposible. Pero si hay ganas y empeño porque se ama al otro más que a uno mismo, entonces, sí, se puede. Pero no es nada fácil porque las personalidades se camuflan de tantos modos que si no hay una disposición inquebrantable... aunque si se cree en el otro completamente y se le dan oportunidades y estímulo, sí, se puede, también. Nada es imposible cuando hay motivos reales y esperanzas razonables.
En fin, el AMOR además de un misterio cósmico es un trabajo de titanes. Y no todos pueden alcanzarlo en una sola vida. Pero si se llega a poder amar, aunque no haya correspondencia, ya se ha tocado el cielo y se ha abierto la puerta del infinito, verdaderamente.
Es curioso que para cualquier aprendizaje o habilidad adquirida el hombre dedique años al estudio y a la práctica y sin embargo al cultivo y trabajo del AMOR que es la clave del equilibrio y del estado más venturoso e inteligente y creador al que podemos aspirar, no se le dedique nada y se deje todo en manos del azar, del destino, de la suerte, de los consejos y sugerencias de los "expertos" que suelen ser los que han fracasado en el empeño y por eso saben tanto de prudencias y amarguras, de engaños, celos y precariedades.

Lo mejor es dejarse en manos del Cielo y permitir que él nos guíe con bondad y confianza, con inocencia y apertura, sin fijaciones ni aferramientos a nuestras ideas y prejuicios acerca de como queremos acoplar el AMOR a nuestras manías y programas viejos, porque el AMOR si es que llega, lo hace todo nuevo. No se puede nunca repetir lo que se sintió por otros cuando ÉL establece su reino entre dos. Nace de una fuente original y única, que jamás se puede aplicar a otro/a que no sea Él/Ella.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Buenas y dominicales noches.

Se callaron las fuentes de la tarde
para que en el silencio se grabase la VOZ
y lentamente el aire se estiraba
dejando transcribir tus pensamientos.
Todos están completos y han cumplido
su hermosa vocación angélica:
Trajeron el mensaje de la calma.
La majestad de lo realmente realizable.

Descansa, hermoso lirio de los valles
en el corazón fuerte de a tierra.
Ahora tu leve sueño se ha hecho carne y visión
profético ensamblaje en el muelle de la mañana
y en el malecón de la noche.

Tenemos la bonanza entre las manos
sólo la inspiración surca los mares
de las ondas inquietas. Nosotros
conocemos ese léxico intacto y purísimo
donde se codifica la alegría,
donde la claridad nos pertenece
y al mirar a los cielos fijamente
se va la tempestad hacia la nada.

Cuando suena la VOZ y Tú traduces
el mundo se organiza de repente
y siento que contigo es más fácil
hacer del horizonte un templo
y de las amenazas, un altar elevado
repleto de oraciones como lotos en flor,
como nimbos de espuma transparente
en el mar delicioso de la paz.

Sanai -Ben-Syphanì

"¿Por qué será? Donde la sombra empuja hasta agotarse,
la luz se extiende sin esfuerzo o
Dios instruye a sus amigos mientras duermen"

El sueño de una noche de otoño

"Ojalá comprendieras con el corazón -dijo el AMANTE
a su amada sumida en el sueño-
qué sustancia da forma a tu apariencia,
qué grandeza reflejas a tanta distancia,
qué claridad y altura te sustentan,
amadísima flor tumbada sobre el prado
de las visiones planas y opacas;
el día que despiertes entenderás
de qué me maravillo cuando en éxtasis puro
te contemplo. Ah, si supieras
qué fuente inagotable mana en ti,
delicioso canto que de la eternidad
llegas al alma, que traspasas los cuerpos
y conviertes en rocío luminoso
el paso helado de las noches oscuras.
El fuego que nos une no se extingue
es de naturaleza inagotable
y tiene intensidades adecuadas
a cada exhalación de vida.
Mi dulce y suave amada, que dudas de mi amor
y te dejas golpear
por el fantasma enfermo de los celos...
No has comprendido aún hasta donde el AMOR
concentra sus bondades en el único y posible
encantamiento, cuando aparece el SER
y todo empalidece para siempre a su lado.
¿Cres que después de Verte
podría seguir vivo si apartase los ojos
de tu adorado rostro?
¿Quién podría jamás sustituirte
dentro y fuera de mí?
Mi dulce y tierno amor,
¿qué palabra podría derramar en tu mente
y en tu alma, en tus sonrosados oídos,
la caricia de la verdad para hacerse creìble?
¿qué milagro haría falta para que se ilumine
cada rincón de tus dudas eternas
si cierras con indiferencia la puerta del corazón
a todo lo que no puede controlar tu mente inquieta,
tu deseo temeroso y voraz?

Si despiertas, Amor, sabrás de qué te hablo.
El verdadero AMANTE no podría exigir nunca
que le seduzca el AMADO, pues ya está seducido
desde el mismo momento del Encuentro Único.
El Amante Real nunca puede pedir que el AMOR le retenga
pues él mismo es AMOR. Esclavo voluntario y delicadísmo.
Servidor constante, por encima de humores mutables,
sombras y caprichos. Caídas y quebrantos.
No te engañes, amada mía, hablando a tus amigas
de lo que sientes por mí. Son palabras solamente,
distracciones banales,
que la brisa se lleva veloz y regresan cargadas de vacío.

Si desvías la corriente del curso natural,
sólo conseguirás dejar el campo yermo. Inerte.
A merced de la hierbas inútiles y estériles.
Y tendrás que regarlo con tu llanto
cuando intentes sembrar.

Si áun te duele pensar que no te AMO
como deseas y te place comprobar
para asegurarte la cadena
de un poder irrisorio,
es que aún no has abierto los ojos del corazón
ni lees todavía la realidad única de nuestro TÚ
infinito.

No hay prisa, amada mía. Duerme si lo deseas,
pues si duermes aún, talmvez lo necesitas
y así me das más tiempo
para que este jardín se ordene y crezca
y los árboles se hagan frondosos
y te den sombra en los días del verano,
para que las rosas, los jazmines, las lilas,
las violetas y los crisantemos, los lirios
y las madreselvas se entrelacen
y se fundan en el aire
con sus colores y aromas
y tejan entre todos un collar
que adorne tu figura en primavera...

Y vosotros, cantores de los campos y colinas,
pajarillos inquietos,
golondrinas alegres y palomas torcaces,
ruiseñores, cóndores y halcones,
águilas reales, gorriones y jilgueros,
cogujadas, cuclillos y milanos, sisones,
tordos y mirlos...cantad despacito, levemente,
como acariciando y mientras la miro
sumida en el sueño...No desperteis al AMOR
hasta que él quiera..."



Sanai-Ben -Syphanì "La canción del amor eterno"

El abrazo dominical

No estoy pidiendo la Luna. Ni que llueva hacia arriba.
Ni que se cambien trajes y abalorios
de moda en modo.
No quiero que la tierra pisada sea otra.
Y no quiero un perro de lunares ni un gato a cuadros.
Ni un jilguero capaz de conocer los logaritmos
y las diferenciales.
Sólo creo en la disolución númerica y geométrica,
en el vaciado de todo lo que no lleva grabado
el sello de Su ternura
en una única y constante mirada de AMOR.

Guardaos lo que sobra. Os lo podeis quedar
para siempre. No os lo reclamaré
ni me interesa.
Cálculos. Líneas y ángulos. Tablas periódicas.
Pentáculos y demás distracciones.
Qué calculen ellos, como eternas Martas de Betania.
Yo he elegido la mejor parte:
Vivir a Sus pies amadísimos. Sintiendo su respiración,
sus latidos. Su VOZ. El toque germinador de su Luz.
El rostro delicado de Su verdad profunda
que supera y desborda los cauces sobados
que lo denso transita. Y lo precario olvida.

En sus brazos crezco hasta el cielo.
Metida en su cuerpo soy oxígeno
transcurro por sus canales internos
como un río de abandono.
Su piel es la autopista de mi alma.
Y su alma, mi pista de despegue
hacia la gloria del encuentro.

Sólo el roce inocente de Su mano
y la intacta pureza de Sus ojos
tienen poder y encanto suficiente
para sembrar luceros en cada pensamiento
que me cruza

Sólo la miel de pétalos de rosa que destila su silencio
sólo el perfume virgen de su profundidad
son mi alimento.
Lo que emana del Sabio Hombre de Luz
tiene esa fuerza y ese humildísimo
y completo poder.

Quedaos en vuestras ferias y festejos.
Rifad la distracción en la verbena
de farolillos rojos que siempre termina
donde empieza.

Que ya tengo bastante con AMAR
cada gesto, cada punto y seguido
de ese discurso intenso, eterno
y siempre nuevo, con que Él
pronuncia mi existencia
y me regala vida en cada instante.

Que me basta y me sobra
con saber que me habita
y me sostiene.
Que su dolor es mío y es suya mi alegría.
Que el cielo es más celeste
si aparece y me mira.
Y que no habrá jamás,
ni ha habido en otras vidas,
un AMOR semejante
que pudiese acercarse
a tales maravillas.

Si no tengo su tiempo ni sus cosas
nada importa. Poco vale lo que acaba.
Y el tiempo y el espacio son arena que el viento
desmenuza, sólo porque Él está.
No necesito la luna. Ni que llueva marcha atrás.
Y no quiero un perro verde saltando en paracaídas
ni un gato que dé discursos en intereconomía.
Ni un gorrión domesticado que me cante La Bohème
en las tardes aburridas de no se saba qué mes.
Con Él el aburrimiento es ya mission imposible...
Y con ÉL ya todo es TODO.

Cuando me dice:"VEN"
con su precioso gesto acostumbrado
es sólo una metáfora para poner en marcha la alegría
y el moviento del don.
Sabe muy bien que no puede llegar
lo que está siempre
y no se puede ir lo que no necesita desplazarse
para ESTAR. Mas le gusta jugar a lo pequeño.
Para hacer los caminos terrenales
como si no fuese de Luz. Tal es su humildad.
Como Cristo pidió el bautismo a Juan,
siendo Él Quien Era...

¿Para qué querría yo pedir la Luna
y demás abalorios de luz prestada
si un SOL de Gracia inmensa
ilumina la senda de mi Vida
y tomando mis manos en las suyas
me invita a bailar por los jardines
del mundo?

sábado, 22 de noviembre de 2008

Noche de sábado.

Te escucho a lo largo del tiempo.
Te he visto cruzar los arenales,
las montañas y el mar. Los valles
de la experiencia. Los pentagramas
y los versos encandilados con la forma
encantados con el jugo de los sentidos.
Te he contemplado mientras curioseabas
por la feria de las vanidades
y buscabas en el fondo del baúl
las piezas combinadas del disfraz.
Salías satisfecho
del bar de la seducción.
Suspirabas una plenitud efímera
hasta aquel día de invierno
en que por vez primera
se te confirmó el eco
en la cara oculta del destino.

No te lo creíste al pricipio.
Era mejor jugar y divertirse
en el contraste de sombras y luces
entrelazadas. Vivir de incógnito
el salto definitivo
por si acaso no fuese un salto
verdadero, sino un amago solamente...
Estabas tan acostumbrado a protegerte,
a cruzar el damero en tantas direcciones,
mientras tu alma doliente alternaba estados
para hacerte participar en la vida
casi a la fuerza.

Los archivos del tiempo
son pesados cuando intentan repetir
y empujar lo que llega
hasta las lindes de lo ya conocido.
Pero esta vez la vida
tenía reservado un programa de actos
diferente. Y te trajo de lejos
el perfume de existencias remotas
que reconociste de repente
la noche en que Oberón
convertía las notas en un ramo de flores
en el zénit dorado del ocaso.

Un instante bastó. Como sucede siempre
en las cosas que perduran.
Los milagros son eso: pellizcos luminosos y eternos
que el tiempo no puede deshacer.
Tuviste miedo. Y era lógico.
¿Quién no lo tendría en un caso así?

Y luego te agarraste a todo lo que había
alrededor
para desmentirte a ti mismo
aquel estado indescriptible
que se terminaría como siempre se acaba
en la rutina de la monotonía
colocando lo inenerrable
en los estantes del sentido común
y volviendo las aguas indómitas
de la iluminación
al cauce habitual del "buen consejo"
siempre dipuesto a la aniquilación
de la felicidad, cuando a aparece.
A la veneración del frigorífico
como objeto de culto
y de las aceras transeuntes
como referencia adecuada
a los ardores fatuos
que se adiheren a la necesidad
para asfixiar el alma
y ponerle sordina al corazón.

Pero las águilas no se suelen quedar
demasiado conformes en las jaulas
de un zoológico. Ni en la cárcel del cemento emocional.
Están hechas para la libertad
del AMOR verdadero, para encontrar la cima
de todas las montañas. Las águilas son fieles
de por vida y las guía
un particular sentido de la orientación.
Las águilas no le temen al sol
saben mirarlo sin complejos
y él siempre les responde con la amabilidad
de un rayo cálido y envolvente.
Las águilas son soles voladores
y el sol es un águila de fuego constructor
que ha cambiado el plumaje sedoso
por el desnudo de la luz.

¿A quién se le ocurriría comparar
el tristre congelador vial
con el dulce y transmutador encuentro
entre el águila-sol y el sol-águila?
A quienes jamás fueron tocados por la gracia
de la fusión eterna.
¿Podrán saber acaso las gallinas
hacer un pastel de naranja con chocolate?
¿Con qué cara nos miraría un camello
si le explicásemos el teorema de Pitágoras?
¿O tal vez Pitágoras podría poner un huevo
y una tarta de chocolate y naranja
atravesar un desierto caminando
cargada de dátiles y leche de camella?
Así de absurdo es intentar que el milagro
sea comprendido en el territorio hostil
de la ignorancia.

Te he contemplado libre. Crecido y fuerte.
Avanzando en las llanuras limpias
de otros horizontes. Lejos del gallinero
y de las caravanas que trafican con esclavos.
He visto tu esplendor.
La maravilla clara de tus ojos.
El apacible don de tu sonrisa.
La ruta de la seda de tu cuerpo.
El valle tibio de tu alma.
He degustado el roce encantador de tu piel.
Me he reconocido en el espejo de tu dulzura.

Cuando pasó la tempestad de arena
y lavaste mis ojos con la lluvia
de tus lágrimas, te vi aún más hermoso.
Más sabio y más eterno.
Y el destino nos miraba asombrado.
El cielo de la noche floreció
como un jardín de estrellas
en la tierra fresca del amanecer.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Los ángeles del agua

Han venido los ángeles del agua a contarme una historia
mientras el sol atraviesa cada gota de transparencia pura.
Moviéndose con precisión y girando las alas
interdimensionales, luminosas,
navegan en los vasos y botellas,
en los lagos, los mares y en los ríos,
en las lágrimas y en las babas de los enfermos
y los niños, en los mocos y fluídos menos elegantes.
En el sudor de los obreros que sostienen el mundo
en el torrente rojo de la sangre
que transporta la fuerza del AMOR
y en los flujos de las patologías.
"Y no hay de qué asombrarse -han dicho suavemente
los alados y candorosos sanadores-
¿pensais que hay algo sucio en la Naturaleza
que sea ajeno al AMOR?
Nada. Nada le escapa. Ni un solo pensamiento,
ni una sola emoción,
ni el mal más virulento es independiente,
pues ni siquiera es "mal", tan sólo
insuficiencia, incompletez...Destiempo
y desespacio. Desorden, nada más,
dentro del ORDEN.
Si el AMOR no les diese permiso
ni siquiera estarían.
Hasta lo más horrendo
se nutre de las migas del AMOR.
Hasta las máquinas ciegas
que el cerebro alterado intenta programar
terminan por devolverle la pelota
y dejársela a la medida de su necesidad
de aprendizaje.
Nuestro vuelo atraviesa las conciencias
las intenciones y la testarudez más enconada.
Las soberbias más absurdas y estúpidas.
Los orgullos inquisidores y altivos.
Los desprecios y los abandonos aparentes.
Las adicciones y las anomalías.
Nada es ajeno al AMOR
pues ÉL es único que osa y consigue
con su inocencia
deshacer las barreras de la muerte,
esa creación humana de límites pervertidos
y de biofobias,
tan extensa y nunca comprendida.
El agua que aquí ves es la LUZ
en estado líquido. Nada se le resiste
el AMOR la completa y la hacer fértil
con su toque de mago extradivino.
(Debereis revisar los conceptos tan viejos
de la magia y el número.
Desprovistos de AMOR son tan sólo robots
que siempre acaban autodestruidos
como en los comics infantiles.
Y no porque el AMOR les destruya,
sino porque en el fondo ellos mismos
son parte del AMOR
y se autoliquidan
antes de seguir el camino imposible
del daño universal)
De nada sirve que las palabras y pensamientos
se carguen desde fuera con ira reversible
y rencor de ida y vuelta,
pues todo permanece en su origen
parmenidianamente prefijado
por eso quienes siembran los vientos
recogen, inexorablemente,
las peores tempestades.
Pero todo a su tiempo.
No al capricho presuroso de nadie.

El AMOR es la clave".

Y sol ha saludado sonriendo
desde su cúpula azul inalterable.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Nada como el AMOR para explicar los sueños

¡POR FIN, ABRIÓ LOS OJOS!
Y una lluvia de estrellas la empapó
por completo.
El nombre de aquel tren era su "miedo"
los pasajeros, fantasmas inconscientes
escondidos. La pérdida del bolso y de las llaves
era su desconcierto y la dirección falsa,
su incerteza.
Si despertó al saber que era un sueño
y desde dentro se podía cambiar la dirección
también puede elegirse de otro modo
y borró los avisos de las vallas,
menos el que indicaba comprensión.

Si el zapato hace daño, se puede andar descalza
si se camina al lado del AMOR
hasta que ÉL nos regale el modelo
adecuado. Ése que sólo cabe en nuestro pie.
Si el precipicio avisa, habrá que revisar
el rumbo de la marcha,
pero no inmovilizarse.
Y aún mejor, el sueño te permite
recuperar las llaves, el bolso y la maleta
y dar en un instante la vuelta al mismo tren
cambiándole la marcha de sentido,
cuando el AMOR te espera en la vigilia
y con ojos de niño te reclama
y te dice: "Cariño, estoy contigo
y nunca me marché"

Bendito sea el AMOR que nos sostiene
que nos cambia la luz y el corazón,
y bendito el abrazo que mantiene
el bello palpitar de una canción.

Y feliz para siempre quien descubre
al ángel compañero enamorado
que le quita las piedras del sendero
y sabe caminar siempre a su lado.

Al buen soñador le sobran interpretaciones

En la curva de entrada a la autopista
el sueño de una noche de verano
entró en la dimensión de las certezas.
El coche, era de pronto un tren de mercancías,
el tren era una casa que rodaba
por las vías del viento del Oeste.

No sale el sol a gusto de todos:
hay quien ama la luz y odia el calor,
hay quien quiere calor y rechaza la luz
pero a Dios gracias,
hay quien disfruta de calor y de luz
sin más prejuicio. Y suele ser el sabio
que nunca sube al tren
sin el convencimiento de su mapa,
sin la brújula intacta de la bondad
y el equilibrio.

De repente un cartel avisador
con letras color siena y fondo blanco:
"¡Atención! El precipicio es un "por ahí no"
muy llamativo"
y en las vallas publicitarias del camino
hay otro toque de lesa claridad:
"Si el zapato te aprieta
no es el que te corresponde"
El pasajero onírico toma nota
y sigue sorprendido la ruta del porqué.

Dentro de quel vagón sin divisiones
pasajeros ignotos le miran extrañados
y entonces se da cuenta
de que su tren no es éste
y comprueba espantado que le han robado el bolso
la maleta y las llaves de casa.
Nadie sabe decirle donde parará el viaje
y él intenta salir por una puerta espontánea
que surge en la pared
y entonces fue la luz.
La puerta se abría en dos direcciones imposibles
puro Escher de diseño,
Y vio el tercer mensaje dedicado:
"La comprensión verdadera
produce un cambio inmediato"
y en ese instante VIO
"¡Pero estoy en un sueño
que se puede acabar cuando yo diga
¡Basta!"

Y sin más complacencias, por fin,
abrió los ojos.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

ÉL está aquí. Tan cierto como el aire que respiro

Lo que acaba no fue. Y es un consuelo
que acabe lo que nunca hemos vivido.
Lo que existe en verdad nunca termina
y pase lo que pase, sobrevive.
Igual que hace la vida en primavera
cuando acaban los hielos y los fríos
o cuando en los boquetes del asfalto
de una ciudad sin alma
brota esa flor risueña, indiferente,
a los negros vapores y a la prisa.

Lo que te dice "adiós" siempre lo dijo
y aquello a lo que en firme perteneces
no lo dirá jamás. No puede ni quiere
insinuarlo. No es capaz.

Sólo el hielo que guarda quien no ama
puede habitar la nevera sin notarlo.
Porque está congelado de por sí.

Mas lo que siempre ha sido, ES y será.
Y el "adios" no conoce su aposento.

En el tren de los sueños encuentro la respuesta.
No dejaré otra vez los mandos de la nave
ni el mapa de mi viaje
en manos del azar enredado
de horizontes perdidos.
El fallo está muy claro. No aprendí a especular.
Nunca quise medir. Pertenezco a otra cosa.
No es mejor ni peor, sino distinta
y debo asimilar esta evidencia.

No es fácil separar los planos
de aquello que concibes como UNO.
Sin embargo es preciso
que hoy decidas.
Tú pasaste la prueba de la muerte
en llanuras de fango abandonadas.
En turbios pecipicios sin fondo
y caída libre.
Equivocaste el tren que ahora te dice "adios"
pues no es el tuyo. Álegrate, María,
el Espíritu te cubre con su sombra
y si te protegió en tan negras jornadas
te sigue acompañando con su luz y su fuerza.
Mira, mira, aquí adentro, como brilla
su gozo bajo el velo del vacío.
Bajo la cicatriz de cada herida
que se va disolviendo en el silencio.

No será la esperanza siempre vana
quien diseñe tu nuevo itinerario
sino aquella Esperanza renovada
que nace de un AMOR incandescente
hijo de las estrellas y de alma.
Extenso, ilimitado y generoso.
El AMOR verdadero que mereces.
Ése que llevas dentro y que refleja
el Rostro del Amado que te cuida
que siempre está contigo
y te protege. Que no borra tu nombre
de su canto ni lo cuelga en la percha
del olvido que ni te sustituye por un pacto
ni por cualquier bocado conveniente.

Tu AMADO siempre fiel y diligente.
Que te regala el sol cada mañana
la frescura del aire y el ritmo sosegado
de una felicidad enamorada.
Aquí está, sostenido por el milagro claro
del eterno. Él es tu casa, tu refugio y tu nido
coronado de pétalos y ramas
perfumadas de sauce y de naranjo
en la copa del árbol infinito.

Él es fuente de la luz verdadera,
no espejismo de tiempo sin sentido.
Te conoce y acepta como eres
y jamás te echaría de su lado
pues es sustancia tuya
y tú parte de él eternamente.

Álegrate María, y ponte guapa
que ÉL merece mirarse en unos ojos
que el llantó embelleció
y el silencio hizo hermosos.
Que Su inmensa belleza
pintará de colores tu sonrisa
y en sus brazos serás como una niña.

Has viso las palomas que anuncian su Presencia
cruzando el cielo azul del mediodía.
Está Su luz brillando en la ventana
interpretando el "Himno a la alegría"

Sperma tou Zeú

No. No morirá jamás. La música
no muere. Lo que acaba es el estruendo.
El caótico rugido de los vientos que aúllan
sonoridades perecederas. Fonorrea insustancial.
Confusiones compulsivas
de exterminio y neuroagotamiento
emotivo. Pero la música, no. Jamás.
Es el Origen. El divino óvulo materno
y el esperma de Dios. Que reposan
fundidos en las octavas de cada
universo visible o no.

Morirá el porno disonante.
La dodecafonía genital.
Pero nunca la música.
Ella es sencillamente
el huevo primigenio de la VIDA.
La mórula del alma.
El embrión activo del Espíritu.
La dulce piedra y el suave fundamento
de todo lo existente. El verdadero orgasmo
de la Creación. Capaz de parir ángeles
y de engendrar la entera santidad de la Belleza.

Todo el universo obedece a la música
porque el AMOR sin ella no es posible.
Se queda sordo y triste si se calla.
Se deshacen de pena las glaxias,
si no está. Tiembla de soledad oscura
la Ley universal de la armonía
si ella da media vuelta y abandona.

Música sin AMOR tampoco es nada
el silencio es la música de un beso
la balada de la mejor caricia
el abrazo de la inmortalidad
el sinfónico trazo de una mirada
única, infinita. Pura luz.

El poeta es la voz de un Cyrano
que interpreta en palabra
ese tacto inefable y sutil:
la danza enamorada de la vida
un Iguazú o un Niágara de rosas
imprevistas , perennes. Únicas
en milagrosa secuencia.

Música es sacrificio. Ritual de esplendores.
Cambian los instrumentos y las voces.
Pero nunca , la VOZ.

Los adioses y muertes son los frutos del tiempo.
Pero la eternidad modula otro lenguaje
en el conservatorio del Absoluto.
En el útero suave de un leve pentagrama
en el lazo perfecto de esa clave de Ti
donde reposa el fruto de toda la hermosura
surge la melodía que expande la creación.

En manos de la música la muerte se evapora
y aparecen las alas que llevan al AMOR.

Ya no somos del tiempo. No le pertenecemos.
Nos hemos escapado por la puerta secreta
de una limpia sonrisa en 4x4
y nos hemos colado en el sueño de Dios.

Vísperas completas y maitines

En este monasterio los horarios son raros.
No siempre son los mismos.
Aunque siempre contienen la misma devoción.
Cuando la luz decrece en las vidrieras
comienza el crecimiento de la llama divina.
En lo profundo.
Y basta.

martes, 18 de noviembre de 2008

Para Ti

Hoy quisiera decirte tantas cosas.
Quisiera que el silencio tradujese en tu alma
este elenco de estrellas que tengo para Ti.

Y es que ya nada valen las palabras
si Tú no las escuchas
si no puedes leer mi corazón.

Aunque no sé por qué
un soplo misterioso me confirma
que Tú sabes leer mi ser completo
que cuando me pronuncias
toma su identidad la esencia que ya soy
si estás conmigo

Si yo soy tu raiz, Tú eres la mía.
Y al respirar, lo sé, Tú eres el aire.

Perdona que repita el mismo tema.
Que no alcance a inventar mejores versos,
que tu dulce figura llene todo
y ya no quede espacio suficiente
para inventar más galana hermosura.
Después de contemplarte, ya no hay nada
que se acerque ni roce ese milagro
que descubro en el núcleo
del átomo infinito del AMOR

bis bis

Siempre el cielo es el mismo.
El planeta sigue siendo redondo cada día.
El agua se empeña en mezclar H2O
constantemente.
Los significados de las palabras
son los de siempre
aunque se hablen lenguas diversas.
Los reinos de la naturaleza no se amplían
ni se reducen ni cambian.
Siempre, cinco sentidos.
Siempre, un cuerpo con igual diseño.
Y siempre los enamorados
usando tópicos similares
en cualquier época.
La música con esas aburridas siete notas
y la octava añadida como repetición
más alta o más baja...Los colores
un horror de monotonía,
los alimentos pueden variar su aspecto
pero no dejan de ser siempre
los mismos componentes
combinados
La gente se repite como un plato
de fabada asturiana, qué manía
de hacer SIEMPRE lo mismo:
nacen, crecen, se reproducen, si pueden, o no,
envejecen y se mueren. Qué poca imaginación
y qué pocos recursos...
¿Y qué decir de la manifestación
del lleno y el vacío? Ese damero infinito
multiplicado ad infinitum
¿Y de las estaciones y de los elementos?

Menos mal que al menos las cepas de virus
tienen el detalle de cambiar constantemente
y los humanos, tan aplicados ellos,
están haciendo lo posible por cambiar el clima
y que así nos entretenga con sus ciclones, tornados,
olas de calor o frío, inundaciones...O las ruinas
económicas o las guerras
que siempre terminan
cayendo sobre los mismos
Aunque eso también está empezando a ser monótono.
Va a ser cosa de frecuencias demasiado frecuentes.
Y la inmadurez del hombre
no permite la degustación diversa
de la idéntica realidad.

Uffff! qué aburrimiento de mundo
y de creación.
Se ve que el día D
Dios no estaba muy inspirado,
aunque a lo mejor como Él es inmutable
puede que no le dé demasiada importancia
a las variaciones drásticas. Y por eso
lo haya hecho todo tan ordenado y rutinariamente
perfecto. A su imagen y semejanza, claro.

Hasta el genio se repite. Porque siempre
es espléndido.
Menos la imbecilidad
que es siempre personal, inconsistente
e intransferible. Aislante.
Tan inerte que ni siquiera puede repetirse;
para poder hacerlo, primero
habría que haber producido
algo que repetir.
Lo contrario es la copia
de la repetición ajena.
Pero eso, ya es otra historia...

Lo único siempre nuevo
es el descanso del silencio.
Los silencios no se parecen nunca
unos a otros.
Cada silencio, al contrario que cada imbecilidad
que es originalmente idiota,
tiene vida propia, brilla por sí mismo.

Lo irrepetible del silencio,
como lo irrepetible de las palabras
que salen de los amados labios,
es el encanto de su magia.
Por más que el AMADO diga
TE AMO, jamás satura.
Le escucharías mil años
repetidos como un mantra
y entrarías en los siete cielos
ligera como un soplo de suave
viento del Este. Con la idéntica
nomenclatura de su dulcísima rutina.

Qué más quisiera yo
que una rutina eterna junto a Ti...!

sábado, 15 de noviembre de 2008

La Sagrada Familia

La Sagrada Familia canta al pleno.
El AMOR infinito impone sus reglas
y allana los caminos.

Los años del dolor han florecido.
No hay riego más rico que las lágrimas
del hombre y de la mujer capaces de amar
más allá de trampas y de oscuridades.
Más allá de la vida y de la muerte.
Pues quien AMA ha muerto a la falacia
de los espejismos.
Son precisamente ellas -las dificultades-
la prueba fundamental
del sentimiento verdadero.

¿Cómo no serán amados los amantes
por aquellos seres que a su alrededor se benefician
de su bondad inigualable?
Habría que ser de piedra
para no amar a quienes AMAN,
benéficas criaturas que limpian la Tierra
y purifican el mar con sus pensamientos de luz
y sus almas unificadas en lo más alto. Sanadoras
por contacto lumínico y santo.

Qué hermosas son las palabras agradecidas
y llenas de devoción y respeto
propias de espíritus puros y generosos.
Sin disfraces, sin rincones oscuros,
sonriendo dulcemente y reconociendo
la grandeza del ser capaz de AMAR
hasta vaciarse de sí mismo,
hasta sufrir injustamente
persecuciones, agresión, acosos,
aislamiento y tortura,
en un gulag ignorado y distante
de todo apoyo humano
donde sólo el AMOR ha conseguido
mantener en alto el valor y la serena
aceptación de lo que jamás se ha deseado
ni buscado...La Sagrada Familia
sabe de lo que habla y de lo que compone
y los que la rodean no se imaginan
qué sólidas raices sostienen ese dulce entramado
de la ternura que fluye como un río
y baña lo que encuentra a su paso
con la bendición de una vida más alta
y esplendorosa. Mucho más bella
que cualquier belleza al uso.

Lo que Existe no puede dejar de existir
por el mero empeño absorbente
de la noexistencia.
El SER es indiscutible. Su Reino
modifica todo lo que toca.
Es celestial por naturaleza
como la mirada purísma
del amante que sacrifica todo
y ha podido encontrar el TÚ eterno
en medio de la materia
acrisolado en la Renuncia y el AMOR perfecto
que ya no aferra ni ata ni encadena...penetra
cala, permeabiliza, fecunda y genera VIDA
de tal clase y calidad que puede abrir las puertas
al regalo constante de la providencia.

¿Cómo no AMAR a quien ama al AMADO?
¿Cómo impedir que Su Luz llegue tan lejos
que pueda despertar AMOR
en otros SERES sensibles y exquisitos?
Es algo tan precioso y de tal calidad
que los ojos del mundo jamás entenderán
si antes no mueren a las cadenas perpetuas
de lo elemental.
"MI amado ES yo. Y lo que queda de ese "yo"
ES parte de mi AMADO. Un TÚ lleno de gracia
y de hermosura que vuela por los prados
y los bosques y perfuma la brisa
con su dulce armonía"

Tal vez hoy el AMADO necesita explorar
y confortarse en otros valles,
experimentar como en otras vidas
ya ocurrió...Pero cuando sus ojos se cierren
encontrará de nuevo la ternura de siempre,
la VOZ y los abrazos que unieron en lo eterno
la esencia sin fisuras. Antes que el tiempo fuese.
Y el silencio hecho carne le explicará
despacio y beso a beso,
lo que siempre ha sabido
guardar en el secreto.

Solamente la sagrada mitad resiste lejanías
y desprecios, incomprensión y daños,
la cárcel, el escarnio y la burla, las heridas
que sólo curará Quien puede hacerlo.
Y lo peor de todo: No poder verle NUNCA.
No disfrutar ni un día su presencia completa.
Y ver como aparece en un instante
para decir "adios". Y sin embargo AMARLE
como a nadie en el mundo puede AMARSE.
Y escapar en la noche, antes de que se vaya,
para no sufrir el desgarrón de su partida
y conservar un trozo de su imagen
fundida en ese centro inamovible
donde habita.
¿Qué poder borraría ese milagro?
No existe en este mundo nada que lo consiga.

Más que enamoramiento es PURO AMOR.
Enamorarse es fácil. Alucinar, también.
Idealizar es la salida de la angustia
que produce el riesgo de la aceptación
de los límites indeseables.
Pero AMAR es la gloria irreversible.

Y dependo de lo que TÚ me pidas
con esos ojos limpios donde el cielo se mira
para verse mejor.

viernes, 14 de noviembre de 2008

El AMOR, esa padoja que sólo unos pocos resuelven

La belleza del AMOR consiste en esa elegancia natural de aceptar y de fluir en presente. Quien AMA jamás retiene, ni acosa, ni esedia. No puede hacerlo aunque quisiera. Es contra natura. Prefiere el dolor enamorado a la falsa satisfacción de las conquistas insustanciales, impositivas o apremiantes de necesidad y siempre en riesgo de terminar. Por eso nunca juzga y siempre tiene atenuantes que justifican el desamor cuando éste cae sobre el amante incomprendido y desechado como un kleenex fuera de uso. Ahí está el ego y lo que queda de él. En la papelera de los imposibles, enunciando sus mensajes de fracaso y de lamento: "Ah, si me hubieses amado como yo te amé!" ¡Qué tontería más tonta, cielo santo! Ese mismo reproche esconde la verdad de una mentira inercial. El mero uso del tiempo verbal en pasado ya desautoriza cualquier referencia real al verdadero AMOR. Quien AMA no conoce el pasado ni le importa el futuro, es capaz de ir contruyendo los pasos imprescindibles del ahora. Quien AMA crece y se extiende sin pretenderlo, es cosa natural. Se ocupa, sin pres ni posts. Cuando no se AMA y solamente se "quiere", el sufrimiento y la frustración están servidos en bandeja. Nada es bastante para las exigencias del Ilustrísimo y Excelentísimo Don YO Mayúsculo y Omniprepotente. Para ese diosecillo ridículo y absurdmente solemne que se toma a sí mismo como medida de todas las cosas. Y ahí comienza el calvario de la obsesión y se cierran las puertas de la felicidad. Don EGO necesita la adoración narcisista, la fidelidad perruna, no la fidelidad humana lúcida, sana y honesta, sino el amén a sus giros de veleta, a sus caprichos infantiles, a su cretinez endémica. Conozco una familia que vive en un infierno. A todas horas se gritan e insultan unos a otros. Se maltratan constantemente. No se soportan. Por las ventanas de los patios se les oye discutir a gritos y ponerse de vuelta y media con los peores insultos. Pero,¡oh milagro!, tienen un perro chiquitín. Un caniche al que cuidan y miman entre todos. Le ponen abriguitos en invierno con botitas de fieltro en las pezuñas. Y algún lazo en el cuello a juego con el modelito. Es el único miembro afortunado de la familia capaz de aglutinar toda la ternura y palabras dulces, todo el cuidado del mundo. Una de la hijas sufre de depresión y ha intentado suicidarse un par de veces -lo que no es nada raro en semejante contexto si se es más frágil y vulnerable de lo normal, si querías estudiar Bellas Artes y te obligan a que te hagas abogado para aprovechar el despacho de papá que está para jubilarse y hay que aprovechar el negocio familiar- a veces la encuentras en el hall del edificio y le preguntas cómo se encuentra, con ojeras de insomnio, pálida y agotada te dice que está mejor, porque ahora mismo viene del psiquiatra que le ha elevado la dosis de Tranquimazín y de Somatarax. Viene sola y desamparada. Entonces como si te leyera el pensamiento te dice que su familia está muy ocupada, "mis hermanos en clase y trabajando, y mis padres ahora mismo, en el vetarinario para que revisen a Floppy, que lleva un par de días sin ganas de comer...y además le tienen que recortar el pelo" Luego, por el patio, sigue la letanía: "Almudenaaaa, eres imbécil. Tú y tus depresiones. Ya está bien! " y cambiando de tono repentinamente ".....Uy, qué Floppy más guapo, madre mía! Ven, bonito, ven con papá, que te va a poner la comidita tan rica ¿eh?!" Y es que el perro es comodísmo. Depende de nosotros para todo y nos adora, somos sus dioses olímpicos, mientras que para los humanos que nos rodean somos un desastre. Y no se privan de hacérnoslo bien patente. En fin, que a veces llevar vida de perro es mucho más gratificante que la supuestamente humana. A eso hemos llegado. Así que ¿cómo podría sobrenadar el AMOR en esa sopa espesa y turbia? Imposible. Mejor un perro, por supuesto.
En este mundo loco de remate, no hay más antídoto que el AMOR, que paradogícamente resulta cosa de locos para la peña de Frustrilandia. Sólo el AMOR puede perdonar, reconciliar, olvidar agravios y malentendidos, empezar cada día como si fuese el primero de la existencia, otorgar confianza a fondo perdido, dar sin interés por cobrar el favor, maravillarse a cada instante por poder sentir algo tan hermoso y poderlo regalar a quien está junto a nosotros. Sin exigir lo que no nos dan espontáneamente. Pues el AMOR brota como las flores. En su momento adecuado. Si no hay correspondencia adecuada, es porque no es el tiempo de ello. Pero eso no impide que se siga amanado y cuidando la planta que ahora no puede florecer ni dar frutos. Pero que da hojas, ramas, tiene tronco y raices. Está viva y si se cuida crecerá y alcanzará su mejor momento de fertilidad. Tal vez sea cuando ya no podamos disfrutar del cariño invertido en la empresa, pero da igual, otros lo aprovecharán y serán felices porque hoy unas manos anónimas han cuidado ese brote, ese arbolito creciente, ese arbusto que no puede florecer todavía. Le han llamado por su nombre, le han abonado la tierra con pensamientos de luz. En cada gota de riego le damos bendiciones, en cada mirada, bondad y agradecimiento por su invitación al trabajo y al cuidado. Y si no floreciese nunca, tampoco importaría, el AMOR que le damos se canalizará hacia otras especies que lo aprovecharán, porque sus ondas son milagrosas y no tienen límites.

Así funciona de verdad lo que vale en la vida. Lo que la hace más fácil y liberada. Lo que gobierna con el corazón y ordena con la mente. Lo que no complica ni enreda. El AMOR VERDADERO. Y su danza interminable.

El encargo

Marinero de cielos felices
que llevas tu goleta de nubes
con las velas tendidas al sol
y al abrazo constante de la brisa,
dime tú, por favor, si le has visto,
si cruzando los mares lejanos
encontraste su huella en las olas
y también te embrujó su canción.

Marinero de tiempo y distancia
al que arrastran las olas marinas
y se queda dormido en la playa,
dime tú si en tus sueño salino
de corales y perlas de oriente
encontraste su brillo irisado
y el perfume de su corazón.

Capitán del crucero celeste
tú que ves las estrellas tan cerca
en las noches serenas de estío
y acaricias el cuerpo callado
de una luna reflejo del sol,
dime si has encontrado en el eco
aquel beso lleno de ternura
que aún me debe la boca más pura
que la mano divina creó.

Marinero del alba que llega
hasta el puerto de Villa Esperanza
con la carga de un dulce secreto
escondido en un rayo de luz
si Le ves y Le encuentras un día
en cuaquier cafetín de la costa
llévale mi jardín de poesía
déjale mi equipaje de AMOR
y esta carta que pongo en tus manos
aromada de orquídeas y rosas
con el sello del azul del cielo
llévala con tus alas de espuma
hasta el hueco de piedras antiguas
donde un día me dejé la vida
esperando que vuelva a buscarla
Quién con Vida y Eterna dulzura la vida me dió.
Y si allí le encontrases acaso
y le miras al fondo del alma
es posible que encuentres la mía
coronada de suave ternura
reposando en su patio interior.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Madrugada

"¿Cómo y cuándo me di cuenta de que te amaba?
El día en que mis pensamientos se sometieron
ante la fuerza de una ternura desconocida.
Entonces la idea se hizo un océano
de deliciosa quietud inmanente.
El día en que al intentar conectar conmigo misma
y recordarme
sólo te encontré a Ti. Y de mí ya no quedaba
ni rastro.
Fue este presente hecho de mágicos instantes
puntos infinitos que forman la eternidad
cuando sentí con el alma
que todo lo que existe tiene tus colores
tu forma cambiante, tu sonrisa de luz,
tu sombra amable y acogedora,
esa divina fuerza de la que TÚ, oh hermoso mío,
ni siquiera pareces ser consciente...cuando banalizas
lo intocable y lo conviertes en especias aromáticas
expuestas a la intemperie en el zoco de la medina
indefensas al tacto profano del posible comprador
de curiosidades.

¿Cuándo comprendí lo irrepetible de este milagro?
En el momento en que la luz se hizo materia a mi lado
y sonreía con tu gesto dentro de mí.
Cuando la VOZ susurró tu nombre eterno
en mi silencio interior
y un perfume desconocido hasta entonces
se apoderó del SER
Y no venía de fuera:
TÚ eras el alquimista de tan delicado elixir
y suspirabas en el centro de la Esencia
inspirando mis versos y mi canto
evaporando con tu aliento el jugo
de mis lágrimas
que al reflejar tu rostro
pintaban de cielo el aura vespertina
y el aúreo beso solar que inaugura
el esplendor de las mañanas.

Entonces crucé el mar de las sombras
para entrar en el reino del encuentro
y nunca me marché.Es imposible
desandar el Camino que conduce a Shimurg
y seguir vivos.
Lo que ocurrió después
Tú, -que mueves los hilos-
lo conoces muy bien. Mejor que yo.
Pues quedé en la ignorancia
y tan lejos de todo lo aparente.
Flotaba en la notierra de nadie
y de nada, donde las aguas llevaban y traían
señales variables y confusas
desdibujadas
en el dulce planisferio de tus ojos
que a veces han venido a reposar
en el interrogante de los míos.
Y eso era periferia. La portada
de un libro que sólo encuadernaba
la página absoluta del AMOR.

Nada puede acabar si no tuvo comienzo
ni cristalizaciones ni desgaste.

Ese reino de gracia sigue intacto
por los siglos y siglos de los siglos.

El AMOR no paraliza ni encarcela
pasos ni voluntad. Jamás se impone.
Lo suyo no es atar, porque libera.
Quien se quiere quedar, en ÉL
tiene su Casa y quien quiere marcharse,
su Camino. Quien de verdad te AMA
jamás se interpondrá con su deseo
ni querrá sujetarte si te quieres marchar.
Pues AMOR
es la antípoda suave del orgullo
la antítesis de toda posesión
es pasión transmutada en sacrificio
es dominio de sí convertido en ternura
por aquél más amado y querido

Los amantes vulgares se desnudan el cuerpo
solamente como símbolo de aquello
que no alcanzan
pero los verdaderos AMANTES del AMOR
se desnudan el alma y el pensamiento
que lleva a la esclavitud de los finales
irremediables.
Y por eso ELLOS están a salvo
de sí mismos y de su propio engaño.

Se penetra descalzos en la Tierra Sagrada
del misterio clarísimo. Y no se retrocede
porque ya no esposible
y tampoco se quiere apostatar
de inmensas maravillas
que descubren la ruta siempre nueva
inseparable del AMOR

Y las flores del mal con su engañoso y pálido billete
hacia el imperio de la naftalina
y nebulosidades por encargo
se pierden en cenizas que el viento dispersa
en los pasillos oceánico-celestes de la Verdad.
Nace un nuevo concepto de la jardinería.
Los macizos que brotan a la vida
traen colores inéditos, nacidos en la impronta
de la felicidad. De la esperanza. De lo sencillamente
encantador y limpio. Cristalino y alegre. Enamorado.

Y soplando sobre el escenario de marionetas perdidas
en alguna plaza solitaria entre el bronce gastado
y la piedra cómplice del tiempo que no fue,
el AMOR se hace brisa de repente
y entona una canción como respuesta
a la plegaria de los puros Amantes verdaderos.

El Camino no se recorre en vano.

Quien murió a lo banal y a lo caduco
resucita a la Vida inseparable. Infinita.

No llores por lo que se "perdió". Es llanto vano
aquél que se derrama por aquello
a lo que nunca pertenecimos. Estúpida ilusión
sin consistencia.
Aquello a lo que pertenecemos
sólo nos regalará lágrimas de ternura
y de encanto inefable. De agradecimiento
y de felicidad sin límites. Aún en el mismo vórtice
del dolor y de lo incomprensible.

Con lágrimas de AMOR dulcísimas
he bordado aquel manto de arcoiris.
Así el invierno amenazante
se convierte en eterna Primavera."

Sanai-Ben-Syphaní "Tratado de la Gracia"

La falacia del cuento

Escucho palabras lejanas que hablan de tiempos remotos. De tópicos insistentes que intentan rellenar espacios muertos, evocar lo que no existió nunca.
Lo que Existe no tiene pasado y si lo tuviese, es que jamás fue presente REAL. Cuando el SER está presente no se puede pasar pagina. Lo que pasa es la apariencia, el falso perfil, la pélicula sobre la pantalla. Nada más. La pantalla es la Realidad que permanece impoluta mientras las imágenes la cruzan y se esfuman en el agujero negro de la no existencia. Y TÚ eres conmigo esa pantalla infinita que soporta escenas sin sentido, gritos en las tinieblas, fantasías sin base alguna. Lo escucho y lo veo perderse. Lo leo y se borra solo. Sin dejar rastro. Ni siquiera nostalgia, puesto que para que haya nostalgia debe haber habido algo más que especulaciones. Una maraña de tópicos que nada saben de AMOR . Que sólo hablan de entelequias difusas y repetitivas.
Ah, el AMOR. Ese que se forja en el centro inamovible del SER, que es la sustancia del SER. Su piedra fundamental y sus cimientos. Que te impulsa a pasar por la vida siendo VIDA y no un sucedaneo de tiempo descafeinado. Que sólo se consolida en el sacrificio, en la renuncia generosa, en la honestidad que nos permite mirar de frente, sin parapetos defensivos y leer en el alma. Y reconocernos más allá de los viejos programas heredados, llenos de alianzas turbias y confusas.

El resumen es: lejos. Muy lejos. En otro mundo inalcanzable al tópico y al bis. Allí estamos TÚ y yo desde siempre. En un sólo pack. En un único parpadeo del universo. Sólo las sombras inertes podrían traducir las lágrimas de AMOR como el llanto de la inutilidad. Sólo el analfabetismo de los sentimientos podría ignorar una VERDAD tan clara. Y esa ignorancia voluntariamente errónea no merecería algo tan sublime como lo que mana de esa fuente eterna y lúcida. Que nos hace existir a cada instante como único y constantemente renovado.

Tú, eterno y precioso regalo y regalador, prenda riquísima del alma mía, por quien vivo y crezco, no estás al alcance del cuento. ¿Quién podría narrarte, describirte, colocarte en un molde espaciotemporal? Ah, Tú, tesoro único, que no puedes ser poseído porque te extiendes y reinas en las ondas mágicas de la ternura benevolente y dulce. Tú, que me acoges y me quieres como soy, que penetras los rincones que ni yo misma conozco de mí. Tú, para quien soy cristal porque ves toda mi intimidad y la dibujas sobre el lienzo del conocimiento amoroso, con cada color y cada destello. Tú, que jamás me pedirías lo que ya tienes, ni me exigirías lo que forma parte de tu gradeza y de tu bondad. De tu belleza y de tu inocencia. Tú, me das TODO lo que soy y eres en mí para que pueda reconocerme y encontrarme. Eres el cielo donde brilla mi estrella. ¿Es posible una estrella sin Cielo? Jamás.

Contadle el cuento a otros, que tal vez se lo crean y os paguen por leerlo. Yo no lo necesito. Ya VIVO EN EL AMOR CON ÉL . SOMOS AMOR.

lecturas finas

Poco importan las cubiertas, las capas y la espesura.
La VIDA tiene tal fuerza y el AMOR tal energía
que todo lo que no encaja en su paisaje de gozo
se borra como una sombra en el zénit de la luz

Tiene esa profundidad que sólo alcanza el cariño
que nos transforma la mente, cauteriza los deseos,
y nos lleva quedamente por el camino del cielo
y conforma la existencia con la mirada de un niño.

Dóciles a su llamada los sentidos se reordenan,
los pensamientos se limpian, la memoria en el presente
recuerda el don infinito y la voluntad entera
se vuelca en el horizonte de la vida verdadera

Y entonces llega el abrazo con la fe de cada día
con la ternura de siempre, pero siempre renovada,
distinta y enriquecida por un AMOR más consciente
por la palabra más clara que en silencio crece y crece.

Pasará el tiempo en su rumbo
efímero y sin suntancia.
Pasarán los altibajos, los daños
y las condenas.
Y cuando todo termine,
cuando callen las sirenas
y sólo quede la luz
dibujando tu silueta
por calles y entre jardines
donde crecen las magnolias,
las rosas y las violetas,
la música del silencio
será el abrazo perfecto
que unirá lo que está unido
en alturas sempiternas.

Tu sonrisa volverá
convertida en primavera,
repartida entre las flores
que no caducan jamás
engarzada en el perfume
que se escribe con el alma
y se lee con la ternura.

Pasarán las convenciones
y los convencionalismos.
Pasarán los episodios
que jalonaron la vía.
Pero nunca pasará
la creciente maravilla
inscrita en la propia esencia
en el constante milagro
que pinta el mismo diseño
con idéntico color
y deja siempre su huella
en el trono del AMOR.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Oración dominical

El viento dulce de otoño se ha vestido de tonada
y sus notas me han traído el fulgor de Tu mirada.

Las gaviotas han venido a regalarme su vuelo
y Tu silencio en el alma me abre la puerta del cielo.

Los ángeles cogen flores y las sirenas, corales
y este puro sentimiento brota en la luz a raudales.

Impresa llevo tu alma en los átomos del cuerpo
y mi corazón navega con el tuyo rumbo al cielo.

Lo que en tiempos parecía que eran dos seres distintos
ahora es abrazo completo en el milagro divino.

Si me pierdo y no me encuentran, que me busquen siempre en Ti
pues sólo vivo y existo en el secreto aposento que has creado para mí

viernes, 7 de noviembre de 2008

Confesiones inconfesables

Tiene el AMOR un consenso tan certero y exquisito
que conforma el universo de lo grande a lo chiquito
y en ese milagro eterno de inteligencia divina
el velo de lo parente se disuelve sabiamente
en los bancos de una plaza o en el eje de una esquina.


Nos regala su firmeza con tal naturalidad
y el fulgor de su verdad se aspira con tal belleza
que la creación nos regala las arras de su certeza
y el paso de su hermosura es pura felicidad
donde la sombra no alcanza ni la interferencia toca


Ni el carnaval de este mundo sus máscaras enarbola
en las aguas deliciosas del océano profundo
que en el alma enamorada es fuente tan esencial.
Renacida en el silencio y en lúcido crecimiento
conduce los sentimientos a un estado celestial


El silencio es un regalo y la soledad un premio
para que el AMOR se extienda en la humana condición.
La intimidad verdadera donde el Espíritu reina
es la mágica mirada con que nos contempla Dios.

Si en la selva se perdiesen las letras de algún poema
en la inmensa maravilla de la bondad de lo eterno
quedará por siempre escrita en la brisa una canción
que con manos diferentes y en la misma sintonía
escribirá la corriente imparable del AMOR

Luchar contra lo evidente y derrotar al Destino
es un triste desatino de quien la Vida no entiende
y de quien con mil enredos se ha perdido en el Camino
y justificar sus duelos con más enredos pretende
y así no ve ni disfruta el don que el AMOR le ofrece.

Pero los ENAMORADOS que ya alcanzaron la esencia
y se descubrieron UNO en los brazos Infinitos
que llevan a la Consciencia y habitan el Sumo Bien
viven con indiferencia las películas de humo
y los velos ilusorios que prisioneros del tiempo
se diluyen poco a poco en sus agujeros negros

Lejos de falsas visiones y de sueños programados
en la Tierra y en el Cielo han heredado su Hogar
y en su jardín bien cuidado los ángeles jardineros
siembran las flores del gozo que crecen en las raíces
del árbol de la inocencia mientras podan con paciencia
el arbusto de la prisa y dejan crecer con fuerza
el árbol de la humildad.

Vienen luego ruiseñores a cantar entre sus ramas
y las rosas de colores despiertas y engalanadas
trepan hasta los balcones para derramar su aroma
y entonar esa balada que escribe la mano alada
de un AMOR sin condiciones.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Dedicatoria

Me leías lentamente en las páginas de oro
una leyenda oriental. Ciudades, piedra y misterio.
La tarde era una ventana donde el cielo se apoyaba
y tus ojos esparcían por los campos su dulzura.

Era tu voz un arpegio hecho con rayos de sol
y contemplarte un milagro tejido con seda leve
bordada con las estrellas que la luna sorteaba
en la tómbola prenocturna del crepúsculo

Y así te quedaste impreso entre el ayer y el ahora
con tu sonrisa de siempre y las alas celestiales
que sembrando suavidad aterrizan en la cima
de un monte de claridades donde reside el AMOR

martes, 4 de noviembre de 2008

Democracia Oportunidad y Esperanza

No puede haber mejor modo de comenzar un día nuevo, que con la inauguración de un tiempo nuevo. Felicidades, mundo. Felicidades, humanidad. Porque cuando van apareciendo figuras luminosas como estrellas en un cielo reciente, no significa que ellas van a cambiar las cosas y a comenzar por su cuenta un fenómeno diferente, sino que ellas mismas son el resultado de un renacimiento. De la interacción de una masa crítica equilibrante de fuerzas y energías.
Esta madrugada la belleza y la inteligencia se han puesto en acción. Y no eran sólo la belleza y el resplandor del alma blanca de un joven negro, sino la intensidad lumínica de millones de seres en proceso de despertar, que desde tantos ángulos del planeta han hecho posible este milagro natural como el alba, como el nacimiento de un niño al final de la gestación materna. El dolor, la opresión, las crisis, las injusticias flagrantes, la violencia insensata, la avaricia estúpida, han sido el fértil abono que ha hecho nacer los brotes de una nueva conciencia. No hay mal que por bien no venga. Y al final del túnel siempre nos espera la luz que se ha ido generando dentro de la misma búsqueda.
Barak Hussein Obama, no es una casualidad, sino un resultado, una sintesis, que en el silencio del trabajo y de la lucidez ha ido cobrando forma y conciencia, alimentado por las energías mentales y emotivas de millones de seres humanos que desean un cambio radical noviolento, ni excluyente, un cambio natural de la evolución que ya reclama nuevos aires limpios.
He escuchado algunos comentarios "inteligentes" de la prensa que aún funciona con ideas caducas, pero también he oído la opinión de un joven político del PP y de otro político de PSOE y he visto el contraste. El periodista se fijaba solamente en la dificultad del reto que tiene que afrontar el recién electo, sin embargo los dos políticos estaban entusiasmados con el programa de rehabilitación moral y de valores, con la riqueza y el paso evolutivo que supone esta nueva oportunidad que el mundo necesita. La actitud de los dos políticos era la demostración sincronística de lo que este acontecimiento significa: se les han abierto canales de comprensión porque ellos también desean superar el abismo y avanzar por una vía de encuentro y cooperación colaboradora. El periodista se había detenido en el juicio. Los servidores públicos habían captado la onda renovadora y como formando parte de un sistema de vasos comunicantes, se habían hecho parte disponible del nuevo impulso.

Es un milagro mirar esta bellísima historia de AMOR UNIVERSAL. Occidente, "civilizado", "culto" y depredador se apodera de continentes como América. Destruye a los indígenas extenuados en trabajos durísimos y contagiados por enfermedades importadas. Entonces, para seguir explotando aquel continente, comienza el tráfico y rapiña de africanos y la destrucción de África. Los esclavos mueren a cientos y a miles. Consumen sus vidas trabajando como bestias y sin embrago son capaces de crear algo tan maravilloso como los negros espirituales, el godspel, el jazz, el soul, el swing, el reagy, el rap y una fuerza resistente en medio de la discriminación, la exclusión y el abandono. Pero el AMOR inteligente lleva su curso y va echando raíces en el alma humana a través del horror y de la dificultad. De esas raíces nació el tronco de Luther King, de Mandela, de Desmond Tutu, de Stephen Biko y de tantos y tantos seres extraordinarios que nunca conoceremos pero que han sido básicos y fundamentales para que hoy en la copa del árbol de la generosidad universal, aparezca un fruto capaz de salvar del maleficio a los descendientes de la torpeza y del absurdo, a los enredadores de la especulación ruinosa. En medio de la ingratitud y del desprecio racista, un David decidido y sano, ha derrotado a un Goliat caduco, enfermo y borderline, sin humillarle, sin menospreciarle. La piedra de su honda ha sido la sabiduría, la tenacidad y la superación. La clara compasión convertida en proyecto de servicio comunitario, que es el verdadero sentido de lo político.

Bienvenido, seas hermano Barak Hussein Obama, mezcla perfecta de la interculturalidad. Una abuela en Haway y otra en centroáfrica, unos orígenes humildes y un estudio brillantísimo. Una piel oscura y un alma transparente. Que Dios te bendiga y al mundo, contigo.