miércoles, 31 de diciembre de 2008

meditación en estereo y ¡Feliz 2009!

Ha empezado este año tejido entre las fibras de la Luz.
Dejándose gozar Tu compañía en esta soledad
que jamás está sola ni lejana.
En mitad de la noche en cúpula de estrellas repartida
tu ternura y la mía son como un pentagrama
de armónica alegría. Un dulce crucigrama
donde la paz del mundo comienza a dibujar
una sonrisa de esperanza y un abrazo
que sabe celebrar noticias con sabor a membrillo
y almendras confitadas, de cariño y cariña,
de sonrisa que crece entre las manos
de un niño y una niña
con cabellos de plata troquelada
por un amor del cielo amanecido
que corren por la playa soleada
de un verano sin fin
en una primavera anticipada...
Un juego de escondite que atravesaba el tiempo
en los bancos de un parque florecido en abril
y luego en el otoño dorado, tibio y claro,
y los dos mil inviernos de dulce chimenea
de castañas asadas, mazapán y frutas escarchadas,
un mapa intemporal
que nos ha diseñado las jornadas. Con un lápiz de amor
y un folio de serena fantasía
en la tierra que sueña el arcoiris.

Una canción ya convertida en eco
se extiende por el mundo y por el año
que acaba de empezar.
Mientas la voz de un ángel sonriente
con las alas abiertas al viento marinero,
con las notas despiertas
en suave "tequiero",
está tarareando en las aguas del mar.

Y desde aquel confín hasta la playa
van llegando sus notas en cascada
que hacen salir el sol
en medio de esta noche piadosa
cargada de bondad y de seda bordada
mecida en el velero de la calma.

Así la voz del niño y la del ángel
hacen coro al amor
con la creciente luna y los luceros
mientras la niña mira las estrellas
y viaja por el cielo en un barco a vapor.

viernes, 26 de diciembre de 2008

al alba

Está llegando el alba y pregunta por ti.
No sé qué contestarle.
Y me quedo en silencio
para que tu presencia le responda
desde mi corazón, que es tu morada.

Es tu presencia amada quien tiene la palabra
quien tiene las razones que la razón no entiende
y el corazón transforma en pura gracia.
Y dejo que la aurora te busque en los rincones
ocultos en la luz de tu mirada
donde suelo esconderme
para que ningún trazo del mundo
me distraiga
y nunca me disperse ni me aleje del Mi
que es tu morada
y yo, mientras te encuentro
y en tu centro descanso,
disfruto en esta nada
que un día pensó ser"yo"
hasta que descubrió que al ser amada
el "yo" dejó de ser una coartada
para entrar en el TÚ de la bondad sagrada.

"Ya no guardo ganado
ni tengo ya otro oficio
que tan sólo el amar
es mi ejercicio"

Y el alba al escuchar esos versillos
de nuestro amigo Juan, el pequeñito,
ha dejado su luz en la ventana
y andando con sosiego, despacito,
volando en rosa suave
y con el garbo dulce de las aves
sin decirme ni cuando ni por donde
reviste de mañana el horizonte

Mientras la claridad de tu presencia
me regala las rosas de mi esencia

Y la unidad completa tan gozosa
en los dedos de un cielo
empapado de estrellas matutinas
pinta felicidad
en cada pincelada vigorosa
que define la senda de la vida.

Con la luz de este amor hecho presencia
se perfuman las rosas de mi esencia.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Oración a mi ángel custodio

Ay Señor, qué difícil es camuflar a un ángel...
Tiene tanta luz y tal claridad
que es trabajo inútil tratar de ocultarlo
en la oscuridad

Por donde se mueve, se mueve a gracia.
Por donde camina, florecen los campos,
se ordenan las calles, rebosa la magia

Y cuando le obligan a bajar del cielo
para someterle con artes torcidas
su santa inocencia levanta ese vuelo
que esparce en el mundo chispitas de vida

Aunque sus palabras cubran de silencio
hablan en el alma con tanta bondad
que todo malo se convierte en bueno
y hasta las mentiras se vuelven verdad

Pero él no se entera, igual que una flor
perfuma y alegra con esa manera
de hacer que un invierno crudo y despiadado
suene a primavera

Es como un perfume de rosas silvestres
que vuelca en el aire ondas de fragancia
y donde brotaba dolor y tristeza
él pone un aroma de fe y esperanza

Ángel de mi guarda, dulce compañía
gracias por quererme de noche y de día
pues sin el cobijo de tus dulces alas
yo me perdería...

jueves, 4 de diciembre de 2008

versos milagrosos

He escuchado su canto
a pesar del grosor del doble cristal.
Ha venido volando en un rayo de sol
y se ha puesto a jugar con los aloes
de la terraza.

Era un mirlo. Menudito.
Saltarín.
Con plumaje tornasolado
de irisaciones azul-verdosas
y una rayita amarilla muy fina
señalando el corte oblicuo de sus ojos.

Picoteaba la carnalidad de las hojas
se deleitaba con la gelatina
del jugo vegetal.

Ha sido como un soplo. De pronto
me ha mirado y su trino dulcísimo
ha compuesto en al aire
la estrofa más hermosa.

En una coincidencia inesperada,
en vertical, y atravesando el cielo
dos nubes impolutas
de un blanco transparente
han formado unas alas
de impresionante simetría.

Cantaba sin parar y me miraba.

Y he llorado de puro amor
y de pura belleza incontenible.




Sanai-Ben-Syphanì. "El vuelo del mirlo"

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Cuento sufi

Dicen que un día estando el Santo Omar Ibn Qhasim rodeado de sus discípulos uno de ellos le hizo una pregunta acerca de un extraño caso que al parecer estaba escandalizando a toda la ciudad biempensante. "Maestro, se oyen comentarios muy duros sobre la amistad que teneis tú y tu esposa con Hannan, la bailarina del vientre que vive de la prostitución y recibe en su casa a los poderosos y notables de la ciudad, además, ella no se recata en ir diciendo por todas partes que está locamente enamorada de ti y que no parará hasta que te lleve a su casa y delante de toda la ciudad te haga reconcer que la prefieres a tu esposa y que incluso, sería capaz de hacerte abandonarla. Que te consulta cada día lo que tiene que hacer y obedece tus indicaciones y atiende cualquier sugerencia con tal fervor que deja pasmados a quienes la ven y la escuchan. Sin embargo sigue con la prostitución y las intrigas con los poderosos y crueles esbirros del Visir que te odian y te persiguen, es más, se dice que todo ese vergonzoso espectáculo no es porque te ama, sino que los esbirros del Visir le pagan desde hace años para despretigiarte y confundirte delante de la gente y que te quedes sin discípulos. Nadie comprende como la seguís recibiendo en casa, cómo no veis de donde proviene su obsesión que dura ya tanto tiempo y que crece en vez de disminuir. Está clarísimo que Satán la empuja a hacer lo que hace para confundiros, calumniaros, y sembrar la cizaña en vuestro matrimonio. Y ni siquiera nosotros, tus discípulos, comprendemos por qué no la alejáis de vuestra presencia."
"Mi buen Alí -respodió el Santo con una sonrisa- ¿crees que las hortalizas que cultivas en tu huerto del valle, crecerían tan sanas y frescas si no le añadieses de cuando en cuando un buen montón de estiércol? Pues esto es lo que hacemos mi esposa y yo, abonar nuestra tierra para que se haga fértil y para eso contamos con el especial servicio de Hannan, la danzarina obsesa. No es ella el estiércol que necesitamos, el estiércol lo tenemos dentro nosotros sin saber su valor y su poder hasta que alguien como Hannan nos hace el inmenso favor de removerlo. No sólo no la envía Satán, la envía Allah para hacernos el gran favor de conocernos a nosotros mismos. Y si acaso la enviase Satán seguiríamos pensando que lo hace con el permiso de Allah, el más Grande, Sabio y Santo, bendito sea Su nombre! Gracias a esa mujer que despreciais sin saber la finalidad de su "trabajo", mi esposa y yo hemos podido descubrir que el verdadero Amor está por encima de cualquier trampa y que la fuerza que lo alimenta sólo depende del ferviente deseo de amarnos en la presencia divina, de llenarnos con Su luz y vivir en Su paz. Encuanto a los esbirros que dicen odiarme y que ella frecuenta, también obedecen a Allah sin saberlo. Mi esposa y yo sabemos muy bien de Quién dependen nuestras vidas. Seguramente los esbirros y Hannan estarán cumpliendo su función en el mundo como todo ser viviente. En cuanto a vosotros, discípulos, si estais aquí por voluntad divina, no os importarán estas historietas, y si sólo estais aquí para gozar del buen nombre del Maestro, tal vez os habeis equivocado de camino. Y nosotros, dejemos esos detalles sin importancia en manos más altas. Hay mucho trabajo y estamos perdiendo el tiempo en bagatelas. ¡Música, inshallah! "-dijo el Santo elevando los brazos y los ojos al cielo.
Y haciéndo un círculo al son de las flautas y tambores, los danzarines se olvidaron de las cadenas del pensamiento y del juicio para zambullirse como gotas de conciencia rítmica en el Mar del Amor.
Un perfume de rosas delicadísmo se extendió por la sala mientras las lámparas de aceite parpadeaban dibujando etéreas siluetas en el muro blanco.
Parecían ángeles celebrando el don de la bondad.


Sanai-Ben-Syphanì "Cuentos noctívagos"

martes, 2 de diciembre de 2008

Más vueltas a la crisis

La crisis es una catarsis. Una purificación. En la pareja humana la crisis es el indicador del crecimiento. A lo largo de los años los modos de convivencia experimentan cambios, porque los seres humanos maduran más o menos, pero siempre hay variaciones en su visión del mundo, a tenor de las experiencias que van modelando el carácter y la sensibilidad, evolucionan, reflexionan, comparan, eligen y deciden. Y las épocas de crisis son la ocasión para comprobar el estado en que estamos, cuánto se ha aprendido y cuánto hay que corregir y modificar.

Las dificultades pueden aparecer de pronto, por un accidente, una enfermedad, un problema en el trabajo, una separación o una muerte, una traición, un conflicto sin resolver, un problema económico o jurídico, una injusticia sufrida, etc...En esos momentos la luz se eclipsa y la oscuridad crece en el alma y en la mente. El halo mágico que nos protege se debilita y a veces se evapora, perdemos la orientación se entra en el terreno de la incomprensión, de la exigencia, de la agresividad y del victimismo, de esa autocompasión que no nos deja ver qué parte de responsabilidad tenemos en el problema que subjetivamente le achacamos al otro. Y es entonces cuando la solución sólo puede venir del AMOR. Pues sólo él tiene poder y fuerza de convicción para hacernos cambiar de óptica. Para ponernos en el lugar del otro y comprenderle de verdad.
Por ejemplo, en una pareja que es feliz y se quiere aparentemente, la crisis pone en evidencia los estados carenciales, la inmadurez, la desconfianza, la falta de profundidad en los sentimientos y el descontrol de las emociones. Y hasta qué punto se está dispuesto al sacrificio por amor. La crisis barre, como si fuese un viento huracanado, las construcciones precarias, las ilusiones vanas, las ideas programadas y preconcebidas y nos hace crear de la nada nuevos sistemas flexibles de comprensión y entendimiento. Y sobre todo, nos hace descubrir cuánto vale el ser amado para nosotros o tal vez, simplemente, que tal "ser amado" era sólo el producto de un circunstancia, de una necesidad, pero nada que ver con el AMOR. Es decir, fue bonito mientras duró el encantamiento, pero ante la realidad de la vida, de sus problemas y urgencias, ante los fallos del carácter, el interés y el cariño mutuos de desvanecen, en este caso, es un proceso de desgaste compartido y causa pocos daños. Lo peor es cuando una parte abandona y la otra continúa amando. Ahí el dolor puede llegar a ser terrible y devastador. El que ama, superado el shock traumático de la ruptura, deberá hacer una poda emocional, un desaferrarse, en un clima de soledad y de lucidez, un corte necesario, pero siempre conservará ese amor en el corazón, jamás podrá sustituir a ese ser por otro, de tal modo que si algún día el otro le necesitase, no dudaría en correr a su lado para acompañarle, cuidarle y ayudarle. El que no ama en cambio sentirá que tampoco es tan grave, que la vida sigue, que esos amores de poca monta van y vienen como las estaciones y las navidades,los cumpleaños y las ferias. A rey muerto, rey puesto,dice el refrán que lo resume perfectamente. Es decir, no se amó nunca. se deseaban estados sensuales, compañía, alegría, estímulo, dineros, favores, apoyo, pero en realidad quién lo proporcione da igual. Por eso se rompe el vínculo: "amo" lo que saco de ti, si dejas de dármelo porque estás enfermo, cansado, deprimido, agotado, ya no me interesas, aunque la causa de tu agotamiento haya sido yo y mi egoísmo, mi abuso hacia ti, exigiéndote atención constante, estar pendiente demis caprichos y de mis humores volubles. Aunque tú hayas tenido que pagar mis deudas con tu esfuerzo. Cuando esto ocurre la relación se rompe en cuanto el que no ama encuentra un tercer elemento que le proporciona todo lo que el supuesto "amado" en ese momento no puede proporcionarle. Eso es el origen del concubinato, de la poligamia y de las infidelidades. Generalmente ni siquiera se atreven a romper si no tienen algo mejor a lo que agarrarse, porque quien no ama sólo permanece junto a alguien por necesidad y adicción. El Amor le queda lejísimos. Y el Amor da una libertad generosa y noble que sólo disfruta quien es capaz de amar sin contrapartidas. ¿Amarías a esa persona si no te diera lo que te gusta de ella? ¿La querrías igual si la vieses enferma y cansada? ¿herida? ¿torpe? Imagina que sufriese una enfermedad incurable, lenta y dolorosa ¿estarías a su lado con la misma fuerza y entusiasmo que ahora que la ves sana, joven, graciosa y sin dificultades? ¿podrías soportar su desilusión y su tristeza, animándola y queriéndola como siempre? Hay hombres que no soportan ver llorar a su mujer, porque se sienten impotentes y culpables ante la dignidad del dolor. Y no son capaces de consolarla, solo farfullan "No llores, María, que me pongo fatal!". Es decir, yo, mi, me, conmigo. En vez de tú, ti, te,contigo. No mepreocupa que llores, ni la causa de tu llanto, me fastidia verte llorar porque me privas de disfrutar de lo que me hace sentir bien . Esos dos pronombres indican la falta o la presencia del Amor. La sutileza amorosa o su ausencia.

La crisis es un master verdaderamente, que nos enseña a conocernos y a no fantasear con el amor; nos muestra que no es oro todo lo que reluce, tanto en uno mismo como en los demás. Que le llamamos amor a cualquier cosa, pero cualquier cosa no es AMOR. Eso es algo tan grande y hermoso, tan completo y tierno, que sólo poca gente consigue conocer y disfrutar en esta vida, donde todo tiene un precio, un toma y daca y en vez de un intercambio desinteresado se convierte en puro tráfico de divisas emocionales. Una pena.

Sin embargo quienes consiguen ese estado maravilloso, han entrado en el Paraíso aunque no se hayan muerto físicamente, han transmutado su naturaleza egoísta en naturaleza angélica, llena de gozo independiente del estado en que la vida se manifieste. Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos podrán amar....(y eso es justamente, ver a Dios)